Por favor, PERDÓNAME…

Por rociosalazarp, desde Chile


... Pensaba en todo el perdón que estamos acostumbrados a pedir. Debe ser una deformación provocada por el medio que nos rodea, o quizás una forma de poco reconocimiento del ser, o una manera de sacarse las culpas de encima... o todas las anteriores, o ninguna.

Según mi percepción, el perdón uno lo ofrece cuando asume su error ante otro. Pero, ¿es válido pedir perdón una y mil veces por el mismo error? Esa pregunta rebota en mi cabeza en estos balances de fin de año. Es una incongruencia, simplemente un acto poco entendido.

Siento que el perdón debiera venir acompañado de un cambio de actitud con el fin de no seguir provocando ese malestar/dolor... ¿será así? o ¿simplemente uno debe pedir perdón por lo que es y hace, sin meditar el cómo dejar de hacerlo? Los seres humanos actuamos por instintos y formas aprendidas, ¿debemos pedir perdón por nuestras formas y fondos?, o simplemente ser sinceros a la hora de vendernos y ¿olvidar el perdón?

Las veces que he pedido perdón es por razones recurrentes, al igual que muchos... ya no sé si pedir perdón o solamente callar y encogerme de hombros para no provocar más dolor.



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Alguna vez escribí esto en mi face, bajo el título de "lección del día": 
    si tratas bien a las personas, no tienes necesidad de andar pidiendo disculpas por la vida. Y si vas a pedir disculpas, hazlo porque reconociste tu error; no por quedar bien frente a otro o zafar de alguna situación.
    Creo que algo de relación tiene con lo que escribes...Muchos saludos
    :)

    ResponderEliminar
  2. sí, tiene mucho que ver, casi todo.

    ResponderEliminar
  3. Mandy desde la oficina30 de diciembre de 2011, 5:50

    Concuerdo con Kike,

    Las disculpas se dan por que se reconoce el error, no para "quedar bien" o por que da lata que alguien ande enojado contigo. Ahora, tambien hay que ser cap'as de perdonar a quien pide disculpas, en especial si son sinceras y mucho mas si son por cosas pequenias.

    Pero, por experiencia, no se pierde nada pidiendo perdon sinceramente. Aunque speamos que vamos a tropezarnos con la misma piedra, reconocer que hay que cambiar algo de nosotros que le hace mal al resto creo que es uno de los factores importantes para que seamos capaces de entregar amor de verdad.

    Mamon, lo se :P

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top