¡Dejen de mirarse el ombligo!

 Por Ajonjolí, desde Chile

Hay algo que constantemente me molesta, me provoca rabiar y balbucear palabrotas al puro estilo de: “Tengo la pura cara de cuica”. ¿Qué feo no? Pero no hay nada que tolere menos que la gente que camina por la vida indiferente a lo que suceda alrededor de ella.

Bueno, debo asumir que generalmente esta rabia me nace al ver injusticias contra nuestros hermanos menores, y la última surgió al ver la fotografía de un gatito en Aysén que salió herido en su ojo luego de recibir un balín en las manifestaciones (según dicen proveniente de Fuerzas Especiales, digo “según dicen”, porque no tengo pruebas de esto). Por supuesto, salvo por algunos pocos, el minino debe haber pasado inadvertido ante los ojos egoístas de quienes estaban en ese minuto en combate. 


 
La historia de Daniel Zamudio (joven homosexual atacado por Neo nazis), lo que ocurre en Aysén, la lucha de los estudiantes, los paros del Transantiago, la señora que pasa sin mirar a un indigente, el caballero que se hace el dormido en el metro cuando sube una embarazada, y así podría seguir sin detenerme quizás un buen tiempo. Todos están mirándose el ombligo y olvidan a quienes tienen alrededor.

Puedo sonar quejona pero me da pena la verdad. Es triste ver como uno encuentra personas que parecieran que no conocen la palabra empatía. ¿Qué pensarán esos hombres al golpear de tal forma a Daniel y dejarlo como lo tienen ahora solamente por ser gay? El amor, es amor para mí y mientras no dañes a otro es válido y respetable.

Ahora, debo reconocer que yo no soy una santa paloma y que voy por la vida con un canasto con pétalos de rosas, saltando y cantando canciones de amor y paz. ¡No! Pero sí tengo esa capacidad de sentir empatía y llorar al ver un abuelo pidiendo platita en una esquina, o poder imaginar la angustia que tiene una madre que debe sacar a sus hijos adelante sea como sea, aunque eso signifique vender su cuerpo.


¿Será que estos cambios que estamos sufriendo, todas estas lecciones naturales que nuestra Tierra nos entrega, es para que seamos más solidarios entre nosotros? Cuando sufrimos una catástrofe nace de nuestros corazones acciones maravillosas, bueno salvo algunos, como en todo siempre hay excepciones.

Espero ver más almas solidarias, como las que sé que existen. Como las que la vida me ha enseñado.

Esta nota es un llamado a detenernos y mirar al lado. Observar la persona que camina a nuestro lado en la calle y quizás pensar un segundo como sería si yo fuera ella. Así, cuando entremos al metro podremos decir: Permiso ¿me deja pasar?; en vez de tirar el cuerpo como un camión y empujar a quien sea. Actos tan simples que ¡se agradecen siempre!

¡Bendiciones!



CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. Felicidades por exponer esas reflexiones!!!! 
    En la vida hay personas que te agradan y seres con los que jamás llegas a conectar... yo soy incapaz de relacionarme con la gente que carece de empatía, para mi no es una cuestión de tolerancia, simplemente nuestros campos magnéticos se repelen.
    Te dedico esta fantástica canción que viene muy al hilo con tu post... El featuring del final me llega al alma ;)
    Is Love Enough? Michael Franti feat. Gentleman 

    http://www.youtube.com/watch?v=n66lAvYCKpo

    ResponderEliminar
  2. Que excelente! Toda la razon!
    Para mi así cómo dice maha Lub no me conecto con la gente que no tiene empatía.
    Somos energía nada cuesta ser buenos dar una mano al del lado! No basta con pedir por favor o dar las gracias por los menos para mi!
    Si alguien se le cae la bolsa del supermercado ayudalo a recogerla si hay un anciano en la calle tomate tu tiempo y ayudalo y así ¿Por que cuesta tanto?
    O bueno ya! empecemos con un simple ¿Hola cómo estás en el ascensor? Me llega en alma tu entrada! Que bueno saber que vamos bien!
    Y Lub que linda y cierta canción!

    ResponderEliminar
  3. La mayoría de las personas pasa indiferente por el lado de las cosas buenas y malas. 
    A muchos no les importa lo que pasa a su alrededor mientras no les toque a ellos, ahí es cuando el mundo se les detiene y, tristemente, esas personas tampoco se inmutan ante las bellas pequeñas cosas que podemos disfrutar a diario.
    Creo que mientras uno sienta que está haciendo algo al respecto debe vivir tranquila y empatizar al máximo con lo bueno y lo malo que nos ofrece la vida.Take Care! ;)

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top