Tomo, para no enamorarme, me enamoro, para... no terminar presa

Por Mandy, desde Luxemburgo



Por años fui la "niñita bien" a lo que consumo de alcohol se refería, nunca tomándome ni siquiera una cerveza en las fiestas. Cuando entré a la Universidad lo más potente que llegué a tomar fueron pisco sour con la familia o esos vinos "pop" marca Manquehuito que tienen menos alcohol que helado de pasas al ron. Fue recién cuando llegué a Luxemburgo, donde abunda la alta cultura de degustación de vinos y champañas, que me fui aclimatando de a poco a genuinamente disfrutar de una buena copa de Crémant (champaña Luxemburguesa, una delicia) o un exquisito Martini seco. Todo esto siempre en contexto "disfrutando con colegas-familia-citas" y jamás reventándome y terminando a las 4 am botada en el piso. Esta introducción la hago por que pienso que con la NUEVA LEY DE ALCOHOLES QUE ENTRÓ EN VIGENCIA EN CHILE, más que cerciorarse de que los borrachos irresponsables que manejan terminen tras las rejas como bien se merecen, están realmente castigando a un montón de gente inocente y responsable que en este caso "pecaría de..." incurrir en el viejo acto de celebrar la alegría y el amor con una copita de...




Vamos por partes. Esta es una ley que aglomera varias normativas, una de ellas es que a la tercera infracción se le suspende permanentemente la licencia al conductor "en estado de ebriedad". Fantástico. PERO, según esta nueva ley "estado de ebriedad" o de "inhabilidad para conducir" es para quienes tengan CUALQUIER miligramo de alcohol en la sangre. O sea, si brindaste con una copa de champaña en el matrimonio de tu mejor amiga, en el bautizo de tu sobrino, el cumpleaños de tu suegra, la promoción de tu colega y mejor amigo y después un carabinero te pide parar el auto que manejas y te hace una alcoholemia... ¡¡¡ZAS!!! Si saliste a una cita romántica con tu media naranja y se tomaron UNA copa de vino para celebrar, o fuiste a la casa de un amigo y te sirvieron la nueva cepa de la viña top, asististe a una cena de negocios, estabas celebrando el 18 en familia y después manejando te paran y te revisan el nivel de alcohol en la sangre... ¡¡¡ZAS!!!

NO
NUNCA MÁS
MONTÓN DE DELINCUENTES


Este video es muy interesante y explica mejor lo que implica esta ley:


¿Es realmente efectiva esta ley? 
¿Mano dura no más o se les pasó la mano? 



CONVERSATION

6 ya son Blogger@s:

  1. Muy atinado tu post, estoy de acuerdo contigo! Me parece q exageran.
    Abrazos! De México
    Cocinadevane.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Las palabras de ese juez son demagogia barata!!!! Me paso sus estudios por el forro del mismísimo. 
    Nadie tolera igual el alcohol. Algunos con 0.5 no se pueden ni tener en pie, a otros les cabe el Titanic de canto (vajilla de Windsor incluída) y están en perfecto estado. Tampoco todos los cuerpos absorben el alcohol por igual, yo casi nunca bebo, aún y así, puedo asegurarte que me das una botella de tequila (entera) después de una cena con muuuuuuuuuuuucho vino y no doy más de 0.25, y puedo conducir???? NI DE COÑA!!!!
    El alcohol mata cuando se acompaña de ruedas. Muy bien por la tolerancia cero. A mi se me echó encima un señor con 0.6 gramos de alcohol en sangre (nivel aceptable para ese juez y sus estudios), el tío conducía en contra dirección a 140km/h y te puedo contar el sabor que tenían las bujías de su carro.... Meses en cama, viva de milagro y jodida para los restos!!!!!!!!!!!!! 
    Si alguien quiere tomar copitas que tome un taxicitos. Si se sale con amigos, que se turnen para conducir y que cada semana alguno no tome..... Hay muchas maneras de hacerlo y por respeto a la vida de las personas este tipo de leyes deberían ser aplaudidas, ojalá siguieran el ejemplo de Chile en el resto del mundo...

    ResponderEliminar
  3. Querida Maha Lub

    Que bueno que aclares lo que dice el juez, lo de que cada persona asimila el alcohol de manera distinta es muy, muy cierto. Y que rabia que tu como muchos inocentemente sufrió un accidente debido a la irresponsabilidad de terceros que no saben medir consecuencias. Dicho todo eso, de todas maneras me pongo a pensar sólo en la experiencia que yo he tenido viviendo fuera de Chile en un país como Luxemburgo, donde dicha ley no existen, la gente toma igual y JAMÁS ves accidentes de este tipo.
    Por ejemplo, existe un servicio especial de buses que pasa solo desde la media noche hasta las 6 am, es gratis y recorre los sectores donde hay carrete para llevarse a la gente. Otra cosa, las leyes de tránsito son súper estrictas, no le dan la licencia de conducir a cualquiera y hay controles policiales en todas partes que tu no ves porque literalmente se esconden detrás de árboles o monitorean con cámaras que dan aviso a patrullas "en caso de". Entre muchas otras cosas más.

    Ahora, cada país tiene su forma de regular y claramente en Chile se debe controlar de manera más radical porque lamentablemente demasiada gente no sabe evaluar si efectivamente están o no en condiciones de manejar responsablemente.

    A mi todavía me choca pensar que con una copa de vino te pueden detener, pero al final es mucho más relevante lo que tu planteas. Una vida vale más que una cerveza y un vaso de whisky.

    Muchas gracias por tu comentario, así se abre verdaderamente el debate de este tema que ha suscitado diversas reacciones. 

    ResponderEliminar
  4. Si existiera algún tipo de exámen médico que estipulara qué cantidad de alcohol puede tomar uno manteniendo sus capacidades al 100%, me parecería genial que te obligasen a pasarlo y que cada persona tuviera esa cantidad indicada en su permiso de conducir.... Pero como eso no es posible, este tipo de medidas son la única solución factible.
    Me parece genial la tolerancia cero en cuanto a alcohol y manejo, sobre todo para los profesionales del volante... O acaso os parecería bien que el señor que trae a vuestros niños del colegio en el autobús se hubiera estado tomando unos vinitos en la comida???????

    ResponderEliminar
  5. Me parecen muy acertadas tus observaciones y argumentos, creo que me llegaste a convencer de lo acertada que es la ley.

    Es un asunto de acostumbrarse culturalmente, puede que a muchos como a mi le cueste al comienzo hacerse la idea de lo radical que es, mal que mal no vivo en Chile en este momento y acá no suceden los hechos terribles que se relacionan con la ingesta de alcohol porque hay toda una cultura de la responsabilidad, no tan solo del buen conducir, sino del trabajo, la educación, la salud, etc.

    Cuando visite Chile a fines de año me percataré en vivo si la ley realmente ha servido para regularizar o no, ya que hay todo un tema aparte que es la fiscalización, si va a ser pareja o nuevamente solo aplicable a todas las clases menos las acomodadas y políticos. 

    ResponderEliminar
  6. Yo solo puedo decir que desde que salio la ley, fumo más, de la pura angustia y que carretear sale muchiiiisiiimo mas caro ahora... es una lata por un lado y por otro no.
    A veces siento que nos tratan como cabros chicos!!!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top