Yo soy rebelde: Princesas 1, Stéphanie de Mónaco

Por Mandy, desde Luxemburgo

Inauguramos nueva sección del miércoles: "Yo soy rebelde". Cada semana haremos un mini homenaje a mujeres que se fueron en contra de lo establecido durante su época, llegando incluso en algunos casos a redefinir el rol que originalmente les fue asignado. Algunas pobres, otras millonarias, cantantes, rockeras, políticas, conservadoras, liberales, aventureras, del ayer y de hoy. Todas ellas quebrando el “status quo”.

Esta semana se inicia con un toque majestuoso. Dos princesas, ambas europeas, ambas poseedoras de una belleza tan única y controversial como su temperamento y corazón. Solas en sus jaulas de oro, permanentemente en busca del amor verdadero y la libertad de hacer y ser “genuinamente ellas”.

Con ustedes, Stéphanie de Mónaco y Lady Diana Spencer.





Stéphanie de Monaco

El antes, con pinta de mujercita bien...

Stéphanie Marie Isabelle Grimaldi Kelly (Mónaco, Palacio Grimaldi, 1 de febrero de 1965) es la hija menor de los príncipes Raniero III de Mónaco y la famosa actriz de la época dorada de Hollywood, Grace Kelly. Fue justamente Stephanie quien iba en el mismo auto que Grace cuando se produjo el accidente de automóvil que le costó la vida a su madre el 14 de septiembre de 1982. Aún hoy existe el rumor de que era Stéphanie la que conducía; o bien, había un altercado entre ellas al momento del accidente. La entonces joven princesa tuvo que ser hospitalizada debido a las heridas sufridas en la colisión y no pudo asistir al funeral de su madre.

¿Por qué es rebelde?


A diferencia de sus hermanos, la princesa Caroline y el príncipe Alberto, ambos buenos para las fiestas pero siempre manteniendo una postura sobria y reservada en público, Stéphanie fue desde muy temprana edad abiertamente desafiante del estilo de vida de la corte real Monegasca. Su marcado look andrógeno, carácter díscolo y difícil, su agitada vida sentimental la alejaron del prototipo de princesa europea llevando el apodo de «la princesa rebelde».


... Y el después, como un alien andrógeno vistiendo un atuendo de su propia colección de moda 80tera

Nunca asumió su papel dentro de la familia principesca, sometido al protocolo y a obligaciones sociales, y prefirió dedicarse al mundo del espectáculo y del diseño. Ha trabajado temporalmente como cantante, diseñadora de trajes de baño, modelo y artista de circo e incluso se rebeló "a la gran manera" cuando se fue a vivir por un tiempo a L.A. en USA por su cuenta a probar suerte con su música.


Su single "Ouragan/Irresistible" de 1986 fue éxito de ventas, vendiendo más del millón de copias solamente en Francia.


A pesar del enorme suceso que fue su primer single y consecuente disco, el éxito no estuvo presente durante los más de 5 años que demoró en lanzar su segundo álbum de estudio. Sus irregulares presentaciones en vivo y las fuertes tenciones que vivió con su familia durante aquellos años en gran parte fueron entorpeciendo su definitivo despegue hacia el estrellato, y ya a comienzos del los 90s Stéphanie se encontraba nuevamente de vuelta en Mónaco. Sin embargo, su traspié musical no significó un apartamiento del mundo del espectáculo. Stephanie siguió involucrándose en proyectos artísticos y humanitarios de diversa índole, desde el mundo de la moda hasta su extensa labor en un sinfín de organizaciones de beneficiencia, la más importante la fundación por la lucha contra el SIDA que ella creó y dirige, "Women Face the AIDS Association". Dicha organización se especializa en dar acogida material y psicológica a mujeres que han sido discriminadas por ser portadoras del virus VIH. Como parte de su vida personal, tuvo dos hijos fuera del matrimonio con dos de sus guardaespaldas y se le relacionó con varias estrellas de Hollywood.

Un revelador atuendo en la reciente boda de su hermano deja entrever uno de sus muchos tatuajes

Los Bikinis y el look deportivo, su segunda piel


Invitada varias veces como portada de VOGUE Paris


Debido a su “exótico” currículum real y su devoción por la lucha contra el SIDA, Stephanie hoy goza de gran popularidad dentro de su país. Con el correr de los aňos el pueblo de Mónaco ha sabido apreciar la autenticidad y transparencia con que esta princesa a vivido su vida, muy al contrario del resto de los integrantes de la familia real quien en apariencia han querido camuflar sus escandalosos defectos, como el ya bien reconocido estilo de vida “playboy” del príncipe Alberto (con 2 hijos ilegítimos RECONOCIDOS y varios rumores sobre su naturalez infantil y cruel hacia sus empleados y las mujeres en general).
Y aunque hoy su rostro muestra el rastro de los excesos y la buena vida bajo el sol, Stéphanie de Mónaco se mantiene siendo un vivo ejemplo de cómo la realeza mundial debiese fijarse menos en el protocolo y más en usar su poder e influencia para trabajar a favor de causas de interés humanitario (y soltarse las trenzas un buen rato).

Las arrugas de la experiencia, el buen vivir y el corazón sincero

Próxima semana,

"Yo soy rebelde: Princesas 2, Lady Diana Spencer"




CONVERSATION

7 ya son Blogger@s:

  1. haha! la muchacha lleva premio... hay que reconocerle que ha afrontado sus indiscreciones con la cabeza bien alta, no como el hermano que vende fama de mujeriego y en verdad lo que tienen en mónaco son 3 princesas. 
    como cantante, diseñadora y modelo........ qué bien va tener un apellido!

    ResponderEliminar
  2. Me encantó la entrada!!!! 
    Eso de hablar mujeres que quiebran las reglas la lleva!!!!
    Y claro que era trenzas sueltas ella, de hecho creo que en algun momento fue como la vergüenza de Mónaco, pero lo mejor de todo es que ella no le dio mucha importancia a eso. 
    Tengo material para você con respecto a esto, pero para las rebeldes de la música ;)
    Besos y nuevamente, felicidades por el post!

    ResponderEliminar
  3. me encantoo tu entrada siempre me ha llamado la atención la stefania! la encuentro hermosa y una rock star innata!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaja si ese es el otro gran rumor, a mi ese hombre me cae mal de solo mirarlo, es una cosa química, como que transparenta arrogancia y falsesdad. A mi siempre me ha caído bien esta princesa, creo que la mayoría de la gente normal aprovecharía de hacer cosas igual de estrambóticas si estuviese en una posición tan privilegiada, pero por costumbre siempre priman las apariencias y ceremonias que no tienen cabida con la realidad .... por eso me encanta ver cuando la realeza, específicamente la realeza femenina se rebela de esa maquinaria ultra empaquetada y muestra seniales de vida, de imperfección pero por sobre todo de cabeza para usar su fama en pos de iniciativas humanitarias. Claro, con "apellido" siempre es mas fácil ;)

    ResponderEliminar
  5. Gracias linda! Qué rico que tengas ideas para colaborar, esta sección va a ir dedicada a distinto tipo de rebeldes, me queda super que se te ocurran algunas :D

    ResponderEliminar
  6. Qué buena idea esta sección! Así me introdujo mi mamá al mundo de la lectura a los doce años: con una colección de biografías femeninas no-tan-correctas en la historia. Hasta el día de hoy Isadora Duncan es mi favorita. Viva por las rebeldes!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el mundo de las monarquías, pero en el sentido de cabra chica, onda disney jajajja, no conocía su historia y menos que tenía una canción!, es estupenda!!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top