PENÚLTIMO CAPÍTULO Citas a ciegas ONLINE (Parte 7): EL GEEK - PARTE 1

Por Mandy desde Luxemburgo


La inmediata respuesta de El Geek me tomó completamente por sorpresa. Le mandé un mail de vuelta y a los minutos estábamos chateando de lo lindo. 

No  recuerdo muy bien cómo es que se dieron exactamente las cosas pero, durante el resto de esa semana me conecté cada noche y ahí estaba él, esperándome. Del sitio nos fuimos rápidamente a Skype (más íntimo, orviosssss), compartiendo links friki de youtube, páginas nerdis, hablando hasta las 3 de la mañana. Estaba más que claro que nuestra junta frente a frente era inevitable.

It was meant to be
La duda pendiente era si la exquisita química que habíamos catapultado en tan pocos días se traduciría en un "copy-paste" en vivo y en directo. El Geek me confesó su temor porque nuestra perfections relación online quedaría en "Friend Zone" (apliquen google si no saben lo que es eso). No sé por qué, pero por mi lado algo en mi interior me decía que esta vez debía tirarme al vacío. Habíamos sido tan honestos, tan puramente encajados en nuestros intercambios virtuales (y además nos habíamos intercambiado fotos de ambos, ninguna sorpresa desagradable por ese lado) que tendría que existir un Dios/Alá/Hare Krishna muy fukingmente cruel para que las feromonas LIVE no encajaran y todo se fuera al carajo en nuestra primera cita.


Así que ya entrando a la segunda semana, como a las 1.30 de la mañana quedamos de juntarnos al otro día en el cine para ver la última de Burton, "Sombras Tenebrosas". Perfect.

Apliqué plancha de pelo, falda, tacos, camisa y sonrisa Colgate. The whole production. Estaba tan ansiosa que mi madre se ofreció a llevarme en auto al cine. Y, casi al llegar me fijo en una figura cruzando la calle. Era él. Era mino. Era distinto. Llevaba jeans y zapatillas. Me bajé del auto y al llegar a la boletería no lo vi (qué raro, El Geek debió haber llegado antes que yo), así que me fui directo al baño a mirar por decimo cuarta vez que todo estuviese impeque. Sequé mis manos sudadas y salí al exterior.

Ahí estaba El Geek, caminando justo enfrente de mi. Su polera blanca tenía unos extraños círculos color naranja que bajaban por su espalda. Caminaba rico y una de sus muñecas llevaba un apoteósico reloj verde fosforecente. Le toqué la espalda.

Se dio vuelta, me miró de pies a cabeza y dijo "Tú no pareces una geek".

... Fuck


¿Y cómo le fue a Mandy en su cita con el Geek? LO SABRÁN EN EL PRÓXIMO Y ÚLTIMO CAPÍTULO DE ESTA ALUCINANTE SERIE: 
!!!El Geek, PARTE 2!!!




CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. chan chan chaaaaaan!

    ya quiero saber que pasó después :)

    ResponderEliminar
  2. eso de "caminaba rico" me mató! no hay mejor cosa que un hombre camine rico! jajajja

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top