Saliendo de la ZONA DE CONFORT

Por Marwa desde Chile 

La zona de confort es algo que me he estado planteando durante varias semanas ya. A propósito de muchas cosas pero por sobre todo, a propósito de la ESTABILIDAD.

¡Uy! ESTABILIDAD…
Qué palabra más… atractiva/desagradable.
Qué palabra más… apacible/terrorífica.
Qué palabra más… pasiva/activa.

Si, ¿verdad? Porque es un concepto que abarca deseos que nos pueden traer problemas. Por ejemplo en una relación. Cuando una busca una pareja “estable” y “duradera”, significa que una desea estar con otra persona, en una zona de confort, lo que implica: estabilidad, confianza, paz.

Si estamos en esta búsqueda, los hombres que no soportan la estabilidad/confianza/paz de inmediato nos resultan “poco atractivos” porque sabemos que no podemos lograr nada concreto con ellos. Y cuando encontramos uno que sí quiere lo mismo que nosotras, puede que esa relación termine siendo tremendamente aburrida… sólo zona de confort… Porque es un hecho que el ser humano, hombre o mujer, necesita desafío. Si no lo tiene, siente que las cosas se atrofian de una manera u otra.




La zona de confort es un estado físico, mental y espiritual que nos proporciona una vida cómoda. Tenemos las necesidades y aspiraciones relativamente cubiertas y podríamos hacer y repetir cada día, todo lo que hacemos.


La zona de confort es algo que uno trabaja y busca, es bueno poder descansar el cuerpo, la mente, el espíritu. Sin embargo queridas mías, la zona de confort puede ser nuestra ¡GRAN ENEMIGA!

En una relación, puede ser lo que mate el amor y la pasión. En una amistad, puede ser lo que haga que tomemos a nuestras amigas por sentado. En el trabajo, puede ser aquello que nos haga dejar de tomar iniciativas, sin ser competitivas con nosotros mismas. Espiritualmente, puede ser el repetir un par de oraciones cada noche o cada mañana sin siquiera hacer el esfuerzo de conectarse con lo divino y reflexionar sobre su importancia en nuestro diario vivir… ¡Puedo seguir dando ejemplos! ¿Ya se imaginaron varios?

Hay mucha literatura sobre el tema y básicamente el resumen es este: Salir de tu zona de confort hará que crezcas. En todos los puntos de vista.



No salir de tu zona de confort, indica que tienes miedos, que estás o te quedarás estancado, que no eres flexible, que no estás en movimiento, etc. Muchas veces puede ser mediocridad y otras, simplemente, AUTOSABOTAJE, ya que salir de esta zona puede dar un poco de miedo, estrés, nerviosismo o incluso PÁNICO en algunos casos.

¿Cómo puedes saber si estás en tu zona de confort todo el santo día con respecto a todo lo que haces? Realmente te invito a que hagas el ejercicio de planteártelo. ¡Te animo a que SALGAS DE TU ZONA DE CONFORT!

Mientras más salgas de esta zona, acabarás abarcando nuevas experiencias que más adelante no te significarán un desafío. De esta manera aumentará tu seguridad, autoconfianza, tu atractivo, tu personalidad, tu deseo de explorar… Wow, ¡serás una MANSA WOMAN!


Nada en esta vida es estático. Si no estás mejorando, entonces te estás estancando. Y lo estancado, querida mía, se pudre.

Tips para salir RÁPIDO de tu zona de confort:

  • Habla con extraños.
  • Usa ropa y accesorios que jamás usarías.
  • Aprende a hacer el ridículo y reírte de ti misma.
  • Aprende cosas nuevas: baile, arte, manualidades, ¡pero que sean un desafío!
  • Acércate a ese chico guapo que está mirándote y ¡toma la iniciativa, mujer!
  • Haz eso que jamás harías en la cama.
  • Viaja, conoce gente nueva, habla como tarzán.


¿Qué más se te ocurre a ti para salir diariamente de tu Zona de Confort?





CONVERSATION

21 ya son Blogger@s:

  1. Te juro que esta entrada la encontre buenisima. Nunca me pongo a pensar en lo comada que a veces me siento sobre algun tema en especifico de mi vida, uno se va quedando ahi y no va por el desafio o lo nuevo, simplemente nos conformamos.
    que sabias palabras escribiste, me gusto mil, tomare algunos tips, aunque creo que hay varios que siempre hago: soy tan hiperactiva.

    saludos I Like !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cotono!!!
      Lo que más me gusta de este tema es que la zona de confort la buscamos, la queremos, pero debemos saber cuándo salir! eso es lo difícil ;)

      Eliminar
  2. Siempre digo que mi vida es un desastre. Nunca he durado en un trabajo más de 8 meses. Por lo menos una vez al año me voy de la cuidad por un par de meses porque comienzo a odiarla y luego la extraño. Ando de cama en cama (aunque me juzguen) porque me aburro de ver las mismas caras. He hecho cursos de diseño de vestuario, chino manadrín, danza, deportes, teatro... No tengo amigos porque nunca duro demasiado en algo como para generarlazos. Sigo?
    Una vez una "bruja" me dijo que mi vida sería siempre así: empezar y terminar, empezar y terminar, una espiral constante. Me gustaría conocer esa zona de confort, agota reconstruirse tantas veces, pero saben? al final tiene sus ventajas: tengo historias que nadie más puede contar. Experimenten. No sobrevivan, VIVAN!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Churro!!!! jajaja qué genial... ni positivo ni negativo, sólo genial!! creo que a veces, no es la Zona de Comfort lo que necesitamos, sino el DHARMA.... (te dejo esa tarea de investigación si es que aún no sabes lo que es jaja)

      BESO!!

      Eliminar
  3. Me encanto la nota...siento que he salido de mi zona de confort por las cosas que hemos conversado, y ha sido maravilloso jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente bella y estoy segura que te traerá grandes beneficios y sorpresas para tu vida :))))

      Eliminar
  4. Me encantó el tema, estos días me he planteado mucho esto, hay que salir de la zona de confort!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Makita, creo que eso de darse cuenta, es esencial!!!

      Eliminar
  5. OOOOH qué buena entrada!!!!!!!!!!! La compartiré en mi muro, creo que puedo dejar de lado mi zona de comfort :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. marwa que bueno que tomes estos temas y los puedas compartir, muchas veces uno no se da cuenta de que esta en esta zona de confort ya que uno esta tan comodo y familiarizado con todo el entorno y sus actividades.

    Hace tiempo me encontraba un poco estancada haciendo clases, así que busque un trabajo de medio tiempo para salir de eso y tomar nuevos desafios para explotar mis habilidades.

    Gracias por tu entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Makita!!
      Qué bueno que te pudiste dar cuenta! eso es esencial creo yo. En mi caso... me pasa que a veces hay gente que me produce rechazo y las alejo o me alejo. Ahora me estoy dando cuenta que es sólo porque me sacan de la "zona".. entonces inmediatamente me libero de prejuicios y aprendo a conocerlas. Me he llevado sorpresas!!

      Eliminar
  7. lo que más me reconforta es estar bien lejos de la zona de confort...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja esto puede sonar irónico en realidad. Pero hablando en serio... tampoco es muy bueno estar todo el tiempo fuera de la zona o sí? creo que no he estado nunca fuera de la zona por mucho tiempo. He estado en ambas zonas, por tiempos similares creo yo...

      Eliminar
    2. tienes toda la razón pero yo soy un caso raro... la excepción que confirma la regla.

      Eliminar
  8. aaaaaaaaaaaaaaaaa que entrete, que verdad lo que hablas, me encanto :)

    ResponderEliminar
  9. Siiii es díficil dar el paso.
    Yo este año lo dí en miles de aspectos.
    Armé una mini empresas de pasteles (y eso que ni cocinaba!), otra de eventos...me cambié de pega... volví, me cambié... uuuf!
    definitivamente he dejado mi zona de confort. No es fácil, eeh! se pierde, ... siii... pero se gana mucho más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ganaaaa, podríamos hacerle un seguimiento! =O jaja

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. En qué sentido Nikole? estás muy dentro de la Zona o fuera?

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top