Foreveralone #1: "Om Namah Sivaya" (Honro la divinidad que vive en mí)

Por @p0ps_ desde Chile

"Aunque mi vida aún pareciera un accidente múltiple en la autovía de Nueva Jersey atascada - estaba dando los primeros pasos vacilantes como individua autónoma"
Y este es uno de esos primeros pasos que he dado. Hace una semana no prendía el computador para absolutamente nada. Temía hacerlo, no sé muy bien por qué. El asunto es que solamente hoy pude armarme de valor para dar este paso. La verdad, es que quería escribir. No sé muy bien qué, pero sí sabía, al menos, que quería agradecer a mis amigas bloggeras por su infinita y desinteresada compañía durante este año, y por supuesto, también a los lectores, fieles seguidores de nuestros textos, que hacen que esta comunidad, sea cada día más hermosa y placentera. A todos ustedes, mi gratitud.


"Era el momento de buscar esa paz terapéutica que solamente se encuentra en la soledad"
Al terminar este año 2012, me llegó esa "soledad" de porrazo que no he buscado (pongo la palabra soledad entre comillas, porque he estado rodeada de gente, igual que siempre, pero ya saben a lo que me refiero). Y aún cuando no sé muy bien cuándo, cómo, por qué y para qué sucedió todo esto, he decidido agarrar ese pedacito de mí que quedaba vivo y buscar esa paz interior que me hace tanta falta. Hoy reconozco, al abrir el notebook y teclear para escribir, que hasta ese ruido me molesta, y que solamente necesito silencio. No quiero escuchar nada ni a nadie. Creo que toque fondo (y mi fondo está bien en lo profundo), lo único bueno de eso, es que estoy ahí, en el fondo, sin poder ir más allá. 




"Llorando tanto, de hecho, que en las baldosas del suelo del cuarto de baño se estaba formando un enorme lago de lágrimas y mocos, un auténtico lago interior (por así decirlo) formado por las aguas de mi vergüenza, mi miedo, mi confusión y mis tristeza"
Quisiera poder partir el año con otra voluntad, pero me siento tan ciega como sorda, no logro visualizar bien qué es lo que hay en mí que me hace sentir así y que me ha llevado a todo esto. Las respuestas a veces tardan en llegar, y yo no tengo mucha energía para nada. Programo el día a día, ni siquiera sé que será de mí en una semana más. Me aburrí de planificarlo todo, en eso, solamente he encontrado frustraciones. Prefiero vivir hoy y aplaudirme por haber logrado un pequeño gesto de amor para conmigo misma, como levantarme en la mañana. He cometido muchos errores, he dañado sin intención con mis actos a personas que amo profundamente: Mi ex-novio, mis papás, mi hermana, mi sobrino, amigas, etc.: "Sepan todos ustedes que nunca sabré como reparar todo el dolor que les he causado con mis decisiones, pero también quiero que sepan que luché incansablemente por hacerlos felices, por ser feliz yo misma, por hacer de mi vida eso justo que quería. Los amo con la vida y si Dios me da la fuerza para armarme y continuar, sabe Él que trataré de enmendar todo aquello que hice mal".


"Vuelve a meterte en la cama para que, cuando llegue la tempestad, tengas fuerzas para enfrentarte a ella. Y la tempestad llegará, querida. Muy pronto, pero esta noche no"
Pese a que este es el último día del año, quedan un millón de cosas pendientes por resolver. Como decía, no hay energías de mucho. Así es que cada vez que me siento así, trato de hacer una tregua conmigo misma y no sobre-exigirme. Creo que eso ha sido el comienzo de la búsqueda de la paz interior. Vivir lo que quiero vivir, si no, simplemente apagarme (y no emparafinarme; ni con alcohol, ni con excesos, ni con pastillas, ni con nada; porque he decidido vivir este dolor en HD). En algún momento deberé enfrentar toda esta situación, pero es que ahora quiero estar solemente conmigo misma. 


"Dios nunca te da un portazo en la cara sin regalarte una caja de galletas de consolación"
Sin embargo, en esa decisión, he encontrado pequeñas ventanitas, y es que he decidido vivir en ese fondo un rato, pero salir flotando desde la meditación (junto con la terapia psicológica que ya inicié). Esa ha sido la caja de galletas de consolación que Dios me dejó, cuando me pegó el portazo. He decidido dejar el pasado, no "urguetear" en él, asumirlo como tal, tomar las semillas que sirvan y plantar un nuevo jardín de año nuevo. Regar esas nuevas siembras, cuidarlas y protegerlas dentro de mí. He decidido hacer la voluntad de Dios, Él guía mis pasos y solamente Él sabrá que será lo mejor para mí. Hoy no tengo las fuerza, ni la tranquilidad para decidir por mí misma, más que el entregarle a Él mi vida. Yo solamente me dedicaré a entregarle todo lo bueno y lo malo de esta vida mía, para que Él sea el que seleccione y me bendiga con un nuevo jardín. 
Es así como despedí mi año 2012, con mi primer oficio de lectura y fui a meditar al Centro de Meditación de Santiago de Self-Realization Fellowship, insipirado en el gurú Paramahansa Yogananda. Me iniciaré como estudiante de meditación y buscaré la paz interior en el silencio. 
Y ese proceso es el que compartiré con ustedes. Desde ya les pido disculpas si escapó de mis objetivos iniciales, ya que mi vida ha sido inherentemente ruidosa por muchos años, por tanto, la meta no es menor. 

"Mientras tener un hijo no me haga tan feliz como irme a Nueva Zelanda a investigar el calamar gigante, no puedo tener un hijo"
Hoy, al despedir este año, he comprendido que hay un montón de cosas que no puedo realizar si no me hacen feliz. Creo que lo aprendí de la manera más ruda que una mujer puede haberlo aprendido, pero ya está. Nunca ha sido fácil enfrentarse a sí mismo. El camino se parece mucho a cuando Blancanieves estaba perdida en el bosque antes de que los 7 enanitos la encontrarán. 


Prometo, en este 2013 (y ya que el mundo no se acabó ¬¬) ser fiel a mi voz interior. 
Y creo que eso ya es súper heavy. Así que no prometeré nada más. 



PD1: Las frases fueron extraídas del libro "Come, reza y ama" de Elizabeth Gilbert (y las inspiraciones de vida también).



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Cuando te leí sentí que estaba viéndome a mi misma hace un par de años atrás. Me conmoviste mucho. Me volví loca, sufrí e hice daño, hice muchas tonteras que hasta hoy no logro entender, pero lo que simpre digo, lo importante es aprender la lecciones.

    Me ayudó a salir de ese profundo hueco las flores de Bach, el libro "El oráculo del guerrero" (que por ahora está muy de moda y odio eso, pero si lo tomas en serio, te puede guiar de buena forma), aprender sobre las lecciones del Bhagavad Gita, pero por sobre todo el espíritu de supervivencia que todos llevamos dentro, que sólo se descubre en momentos así.

    De esa pena tan grande que tuve saqué las cosas que hoy me hacen inmensamente feliz: descubrir a Mi Dios Krisha, mis tejidos (así como Penélope) y el "nacimiento" de La Churro.

    Quisiera no haber tenido esa pena tan grande que partió mi vida en dos, seguramente piensas lo mismo, pero el absurdo consuelo es que si estás así de mal ya nada puede ser peor y así te haces invensible.

    Te dejo dos frases que fueron como mi mantra, ojalá hoy te ayuden a ti también.

    "Nada está perdido si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido y hay que empezar de nuevo" Julio Cortázar

    "Lo mejor que podemos hacer en favor de quienes nos aman es seguir siendo felices" Alain

    Mis mejores energías para ti, que sólo los que la hemos pasado realmente mal sabemos lo inmenso que hay tras tus palabras. Pero como me decía mi mamá: pasará, todo pasa, lo bueno y lo malo pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Churrito con manjar!!
      Lo cierto es que creo que estoy encaminada, al comienzo del camino, pero encaminada al fin y al cabo.
      Todos vivimos procesos diferentes, algunos, de maneras básicas y otros de manera más avanzadas. Lo importante es salir fortalecidos. Que el dolor, valga la pena, al menos.
      Un abrazo grande, y gracias por tus buenos deseos.
      Recibe los míos tu tb.
      Cariños,

      Eliminar
  2. Javi! Te mando todas las mejores energías para ti, ahora que has entrado en un período de crisis y búsqueda. Me alegro de que hayas decidido empezar a meditar y hayas iniciado una terapia. Son dos medios que ayudan enormemente en momentos así
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top