Virtualizando nuestras colecciones

Por Tania Yesivell desde Honduras

Estaba organizando mis fotografías, me di cuenta de que voy a tener que empezar a borrar algunas tarde o temprano... o buscar otro medio de almacenamiento. 

Siempre me han gustado las fotografías, las memorias y las historias. Eso colecciono, además. Pero no muy a menudo pienso en el cambio que han sufrido los medios en los que obtengo y almaceno todo esto.


Desde mi primera cámara hasta el presente no he mejorado mucho la calidad de mis fotos. No me he vuelto más selectiva ni he desarrollado ninguna habilidad notable como fotógrafa. Sin embargo, es muy diferente la experiencia. Sacar la foto y borrarla de inmediato, no es lo mismo que ir a revelar un rollo y darme cuenta de que todas las fotos eran lamentables hasta que ya he pagado por ellas.
Buscar un álbum bonito, organizar las imágenes según la fecha en que las tomé, ver envejecer cada fotografía... Todo ha desaparecido. Ahora doy click en el botón importar fotos. Busco marcos bonitos en Internet. Me siento abrumada por el sistema de respaldo que yo misma elegí para mis fotos. Uso el Gimp para cambiar la gama de colores y que se vean más claras.

¿Es mi impresión o ahora las mamás suben fotos a Facebook, como quien reemplaza ese cliché del padre orgulloso sacando fotos de la billetera?

El mundo se ha movido, como diría cierto personaje ficticio, y como resultado usamos mil herramientas diferentes en nuestros aparatitos tecnológicos que hacen todo más rápido pero igual nos mantienen sin tiempo. 


Cuanto más pienso en como ha cambiado todo, más me doy cuenta de que seguimos iguales, porque teniendo tantas posibilidades nuevas, lo único que buscamos es emular lo que siempre hemos tenido. 



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Qué linda entrada :) me gusto mucho y te encuentro razón. A veces si, debo reconocer que me da un poco de susto eso de la exposición, ahora con los Social Media, los padre e incluso uno mismo con consigo mismo anda publicando fotos de su vida, su cuerpo y hasta lo que come. Miedo, creo que las más felices son las empresas que ahora sacan información valiosa de eso y otros, para investigación y desarrollo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso tiene su lógica. Por mucho que me guste la tecnología, ese aspecto suyo también lo encuentro un poco temible.

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top