Foreveralone #3: Me dediqué a perderte

Por @p0ps_ desde Chile

"El amor desesperado consiste en inventarse un personaje, exigir a la persona amada que lo represente y hundirnos en la miseria cuando se niega a convertirse en ese ser de ficción".


Estoy llegando a la etapa tóxica, que viene luego de la rabia. Sí, esa misma, la pena. A veces me siento a pensar en qué parte de mí provocó todo esto, siento que más del 70% de todo lo que vivo es responsabilidad mía. Bueno, no es novedad, soy esencialmente culposa, me cuesta poner los errores en los demás. Es por ese motivo que busco y busco respuestas, pienso y pienso en cómo llegamos a todo esto (¡otra vez!) - ¿Cómo fue posible? - Mi terapeuta me dice: Debes dejar de preguntártelo todo, en este minuto de la vida no necesitas pensar más, porque entre más piensas, más te angustias y más te culpas. Además, agrega, ¿en serio, crees que alguna respuesta te dejará contenta? Y la respuesta es no, nada de lo que sé, he urgueteado, he sabido (por otros, ¡¡¡mala idea!!!) me ha dejado tranquila.

Cuando uno comienza una relación se embala y se va con todo. Creo que en esta relación quise muchas cosas, muchas de las cuales se concretaron (muchas otras estaban ahí, estancadas). Creo, por lo menos, tener la certeza de que en mis sueños lo logré todo. Quise vivir con él y sin él, quise amarlo a tiempo completo, quise odiarlo a tiempo completo, quise construir un castillo juntos, quise casarme, quise tener hijos, quise tener un perro, una casa y un departamento en la playa. Quise estudiar con él, quise acompañarlo en su vida, en sus éxitos, en sus fracasos, quise ser parte de su familia, quise hacer familia con él, quise tantas cosas. A ratos pienso que puse en él lo que yo quería de mi vida y no sé si en algún minuto consideré lo que él quería para nosotros. A ratos pienso también que fue al revés, que yo hice lo que él quería y no lo que yo quería. Creo que nos amamos desesperadamente, tanto, tanto, tanto, que el amor se acabó de un día para otro. Yo no me di ni cuenta. Quizás ninguno de los dos quiso jugar el rol que él otro necesitaba.




Lo cierto es que lo extraño tanto, sus olores, sus rutinas, la comida, la ropa, el orden, el desorden, los ruidos, las peleas por la televisión, por los tiempos, el dormir cucharita, el que extendiera su brazo en la cama solamente para abrazarme, el que me hiciera cariño antes de dormir, la entonación de su saludo, los cantos a todo pulmón de nuestras canciones, las galletas de navidad, las hamburguesas a deshora, todo. Me siento sola, abandonada, como sacada de mi mundo, en algo que a veces no sé si quiera vivir. Me siento extraña en un mundo al cual pertenecía antes de comenzar nuestro camino juntos. Me siento incomoda. Me siento pérdida.

"Ni me iba a defender de él ni me iba a enfrentar a él".


Sigo sin muchas energías. Me ha costado mucho el aceptar esta nueva situación. Hace unos días ya no tengo la necesidad de saber su minuto a minuto, prefiero obviar lo obvio y quedarme con el recuerdo de lo que fue nuestra vida juntos. Lo cierto es que me cansé de pelear por estar con él, o por estar sin él. Soy parte y solución de este problema. Y como parte, soy culpable y culpadora. No quiero estar con él así.


"Y por si eso fuera poco, al fin he llegado a esa edad en que una mujer se empieza a plantear si recuperarse de perder a un hombre joven y guapo de ojos castaños consiste en llevarse a otro a la cama cuanto antes. Por eso ahora llevo sola tantos meses y, de hecho, he decidido pasar este año nuevo en celibato".

La forma de operar a cambiado. Cierto es que cada vez que vivía una situación como esta, a las semanas después tenía pololo oficial de nuevo. Otro, uno nuevo. Sin embargo, ahora todo es distinto, quizás me sorprende más vieja o más cansada, o más calmada, no lo sé. Lo único que sí es que junto con sacarme de su vida él se llevó por completo mi amor y mi capacidad de amar. No creo poder reponerme tan fácilmente a tanto. Tengo la convicción, eso sí, de haber luchado minuto a minuto por nuestro proyecto juntos (aunque él no lo crea), eso no quiere decir que no me haya equivocado en el camino, es más, precisamente porque erré mucho es que creo que estamos en esta situación.

"Su distanciamiento me hacía sentir más necesitada y mi desamparo crecía conforme él se iba alejando, hasta verse en franca retirada, acribillado por mis lacrimógenos ruegos tipo ¿a dónde vas?, ¿qué ha sido de nosotros?".


Prometí no volver a buscarte, no volver a buscar en ti las respuestas que no me dejarán contenta. Me prometí a mi misma vivir mi dolor, sola y enfrentarlo, sola. Como siempre debió ser. Sé que no será fácil, a ratos tengo la sensación de que se me acaban las galletas que deja Dios luego de los portazos, pero sabe Dios también que he aceptado hacer su voluntad, solamente si envía las galletas de fortaleza con chips de chocolate.

Lo que aprendí:
  • Que algebra hace olvidar las penas un rato
  • Que el lenguaje genera realidad, así que me estoy dedicando a hablar, escribir y pensar en bonito
  • Que cuando te humillan tanto, es fácil comenzar a creérselo (eso lo saqué de "Mujer Bonita")
  • Que en las galletas de la vida, los chips de chocolates son los hermanos. Gracias a mi hermana y mi cuñado por estar conmigo desde el silencio, respetando mis tiempos. Y gracias a todos los que han aceptado el que no quiera hablar
  • Que parece que ya no me gusta tanto el verano
  • Que amo el té verde. Estoy hecha una adicta
  • Que meditar es un regalo de Dios
  • Que debes aceptar solamente consejos y orientaciones de tu Gurú o de Dios. Los amigos/familia se entrampan con los sentimientos
  • Que por ahora, lo único que quiero de los hombres es besos y abrazos de Domenico (mi sobrinito) y los bailes sensuales de Gangnam Style de Alonso (uno de sus mejores amiguitos)

PD1: Los enunciados, como siempre son de "Come, reza y ama" de Elizabeth Gilbert. Tienen que leerlo. 
PD2: Gracias a todos lo que se preocuparon por mí, luego de Foreveralone #2 y gracias por leerme.
PD3: Si quieren leer las columnas anteriores, aquí van: Foreveraloner #1 - Foreveralone #2



CONVERSATION

8 ya son Blogger@s:

  1. Siempre estaremos para tí.....como tú estas para nosotras <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo sé, linda!!
      Muchas gracias por acompañarme en este proceso...
      espero acompañarte yo tb!

      Eliminar
  2. Esta sección te ha hecho florecer, porque con cada una de estas entradas siento que leo a alguien tan experimentada en literatura como la mismísima Isabel Allende.

    El dolor va y viene, no nos recuperamos pronto, pero entremedio hay mucho que nos cuesta ver.

    Una abrazo gigante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por DioR, esa comparación, Cebrina!!!
      No le llego ni a la uña del pie a Isabel Allende... quién más quisiera yo!!!
      XD

      Muchas gracias por leerme!!!
      No sé si he florecido, pero si sé que a lo menos, lo intento cada segundo.

      Un beso

      Eliminar
    2. Hace poco terminé de leer la suma de los días y tu forma de expresarte es igual a la de ella en aquel libro.
      cariños

      Eliminar
    3. Ooooow!!!
      Ya me entusiasmé con leerlo!!!

      Eliminar
  3. Javi, te leo y me pregunto, en que momento esa cabra chica flacuchenta y odiosa que conocí hace itantos años, se transformó en esta mujer tan inteligente, tan valiente y tan dolorosamente honesta? y claro, la transformación viene de la vida... del aprender, de la alegría, del amor, de las penas y del desamor también.
    Me emocioné mucho con tus letras, te mando abrazos miles y espero que si algunas vez las circunstancias de la vida te traen de vuelta al pueblito de tus abuelos, nos podamos encontrar
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, te aseguro que hace un par de años atrás dejé de ser esa flacuchenta xd!
      De odiosa, mucho y con los años y ahora la soltería, uuuf! supongo que más terrible aún.

      Gracias por tus palabras, eso de ser dolorosamente honesta, es lo que más cuesta! porque, claramente, es mucho más fácil no enfrentarse a esos monstruos que habitan en nosotros, pero bueno, esta vez, elegí hacer todo lo contrario.

      A Quillota, no voy mucho, más que nada por tiempo!
      Ojala algún día nos volvamos a encontrar.
      Cariños,

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top