Amor de Padre

Por Amal desde Chile


En esta nueva entrada quiero compartir con ustedes una experiencia laboral que, en lo personal, me conmovió mucho y me inspiró para escribir este artículo... amor de padre. El padre de un niño menor de dos años se contactó con mi jefe puesto que, posteriormente a la separación con su pareja, la madre del niño dificultaba enormemente las visitas con él y su familia. 


Él había renunciado a su trabajo, en agosto de 2012 previa conversación con la madre del niño, para poder tener un horario que le permitiera poder contribuir a la crianza de su hijo, trabajando en una empresa familiar mientras la madre cumplía su jornada laboral completa. Así, el niño asistiría media jornada a la sala cuna y el resto del día estaría en la casa del padre junto a su familia. Este hecho tan noble me llamó profundamente la atención, puesto que en la mayoría de los casos es la mujer quien pospone su realización profesional para dedicarse a la crianza de los hijos.

Lamentablemente, llegó un punto en que la madre derechamente negaba al padre su derecho de poder ejercer una relación directa y regular con su hijo; lo que se conoce como "visitas", por lo que habiendo pasado por un proceso de mediación frustrada, él se vio en la necesidad de demandar a la madre para poder ver a su hijo.

La situación era compleja puesto que el niño había empezado jornada completa en la sala cuna, por decisión unilateral de la madre, y nuestro objetivo era lograr que el tribunal aceptara la incorporación del niño por medio día a la sala cuna y el resto del día con el padre. ¿Por qué digo que era complejo? Porque lamentablemente el criterio preponderante en los Tribunales de Familia (existiendo las excepciones al caso, claramente) privilegia que sea la madre quien críe a sus hijos; pareciera ser que al momento de dictar todas las normas relativas al cuidado de los niños y niñas, fue pensando que un hombre, es decir un padre, es prácticamente incapaz de criar a sus hijos por el solo hecho de ser del sexo masculino.



Una vez que presentamos la demanda por relación directa y regular en favor del padre, lamentablemente el Tribunal de Familia disminuyó aún más el régimen de visitas que los padres habían acordado verbalmente antes de la demanda... solamente dos horas los días sábado. Presentamos un recurso ante esta situación, pero la opinión del Consejero Técnico (un psicólogo) señaló que atendida la edad del menor no era recomendable ampliar el régimen comunicacional con el padre.

Lo primero que pensé fue:
¿Qué es más conveniente para un niño de un año y siete meses? 
¿Que asista a jornada completa en la sala cuna o que tenga la posibilidad de estar medio día con su padre, sus abuelos paternos y además de eso asistir media jornada a la sala cuna? 

Sin duda alguna esta última era la mejor opción... había que esperar la audiencia en el mes de febrero.

Los días previos a la audiencia preparatoria nos reunimos con nuestro cliente para analizar la estrategia que seguiríamos ante el Tribunal. En una de esas reuniones, él me mostró un video grabado por la abuela paterna desde su celular, en el cual se veía al niño en las piernas del papa en el auto detenido, mientras jugaban a "manejar". Me conmovió profundamente ver como el pequeño identificaba claramente su núcleo familiar paterno, haciendo alusión al "papa", "tatas" y balbuceos que hacían alusión a sus "primos". A su corta edad, el niño tenía claramente identificada a todas las personas que eran parte de su familia.

La sentencia felizmente nos dio la razón a nosotros, la jueza estimó que era mejor para el niño estar medio día con su padre que asistir jornada completa a la sala cuna de lunes a viernes, y fin de semana por medio estará con la familia paterna durante el día sábado y domingo sin alojar aún porque el niño toma pecho de la madre en la noche, sin embargo en la medida que el crezca, este régimen incluirá el alojamiento (pernoctación). 



Quisiera terminar con una pequeña reflexión en relación a este caso y al hecho que varias personas me han preguntado por qué me gusta el Derecho de Familia y trabajar específicamente con niños. Me han dicho que emocionalmente es muy desgastante, que se pasan malos ratos y un sin fin de razones del por qué "no hay que trabajar en esto". Mi respuesta a eso es simple, ya que si yo tengo la posibilidad de poder aliviar el sufrimiento de una persona con la carrera que elegí estudiar cuando tenía 11 años, lo haré, ya que con casos como estos me inspiro a ser cada día mejor profesional y me empodera con lo que hago día a día.

Les dejo un vídeo hermoso que encontré a propósito del amor que un padre siente hacia su hijo:


(Los nombres de las partes involucradas han sido expresamente obviadas para resguardar la intimidad de estas).



CONVERSATION

10 ya son Blogger@s:

  1. Creo que todos tenemos la capacidad de amar, sea hombre o mujer.

    Creo que hay muchas mujeres que no deberían haber nacido con útero.

    Y qué muchos hombres tienen efectivamente un utero emocional que contiene mucho mejor a sus hijos que la propias madres.

    Me alegro mucho que todo haya salido muy bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Linda, gracias por tu comentario...como dije en la nota; no sé porque la gente piensa que un hombre no es capaz de criar...

      Eliminar
  2. Muy lindo post y me alegra que todo haya salido bien.
    Es extraño que una mujer no ceda un poco cuando está el trabajo vs el hijo, incluso si éste es tan pequeño.
    Comprendo el por qué en un principio le disminuyeron las horas, el niño está en un momento de desarrollo crucial en el que necesita una figura materna, sea mujer u hombre, que le dé contención y protección. Es `por eso que naturalmente se privilegia más a la madre. Ojalá este padre cumpla el rol que parece la madre no puede darle dadas sus horas de trabajo.
    Sigue trabajando así Dani, es muy gratificante cuando todo sale como uno espera y se hace justicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, la verdad es que de repente los adultos se dejan ofuscar por emociones de rabia, de pena, frustración...siempre he pensado que si una relación de pareja no prosperó no significa que se acabe el lazo con los hijos.
      Si es gratificante cuando hay frutos como estos. Besos

      Eliminar
  3. Qué tema has tocado, Amal!

    Desprecio profundamente los actos de discriminación y creo que eso es lo que pasa en estos momentos con respecto a los padres. En algún momento las mujeres sufríamos abusos enormes en muchos ámbitos, pero ahora estamos en la situación contraria, por lo menos en este tema. Soy creyente fiel de la igualdad entre hombre y mujer, no soy machista, no soy feminista, no me parece que un género nos defina como seres ni defina de lo que somos capaces como personas, es por eso que actos legales como el primero me parecen una completa burla a la concepción de integridad de la crianza. También me parece irrisorio que un padre que desea compartir tiempo con su retoño sea marginado porque la madre le da pecho... a ver, sé que la leche materna es la mejor, pero no he sabido de niño muerto por relleno, pero si de MUCHOS muy alterados emocionalmente por la falta del cariño del padre en su vida. Mi pregunta es: qué es lo mejor para el niño, al final del día?... Me alegro de corazón que ese padre haya logrado lo mínimamente justo, pero me apena el país donde vivo, me gustaría saber que esto no pasará más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el argumento central del tema del pecho era que el niño se despertaba en la noche para tomar leche y que por eso la madre no quería que estuviera con el padre...ahora bien sin duda alguna que la carencia de afecto paternal genera mayores consecuencias a futuro.
      Seguirá pasando querida, en la medida de que las personas no sean capaces de sentarse a dialogar....afortunadamente este no fue el caso y pudimos lograr un acuerdo incluso sin irnos a juicio.

      Eliminar
  4. Siento esto en carne, porque al mayor de mis hnos le negaron la tuición y mi cuñada luego del divorcio se casó nuevamente y su actual marido es holandes y su empresa está en Europa, además de nos soportar los temblores debía regresar y mi cuñada tomó la decisión de irse con los niños, de esto hace tres años y lo peor es que ni siquiera en vacaciones pueden viajar porque en Bélgica sólo a partir de los 16 años pueden viajar solos al extranjero.

    Y mi hno es un excelente padre...así como hay malos hombres también malas mujeres, me parece maravilloso que la jueza abogara por uds.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cebrina, ¿Tu hermano no ha pensado en demandar las visitas vía exhorto internacional? ¿O viajar a Bélgica? Creo que se podría indagar un poco más en el asunto, si te interesa no dudes en contactarme. Si bien la distancia geográfica es un factor determinante, esto no implica que se destruya el vínculo comunicacional entre padre e hijos.

      Eliminar
  5. Me da pena quelos padres siempre sean los más perjudicados. Si bien hay muchos que les "conviene" no criar a sus hijos, también existen los hombres buenos y nobles que sienten tanto o más lazos que la madre hacia el menor.
    generalmente he sabido que se acuerdan fines de semana alternados para las visitas, pero no creo que ni para el niño ni para el padre sea beneficioso verse sólo dos veces al mes, en tan poco tiempo cómo logras generar lazos? cómo inculcas valores?
    Dicen que los problemas de los padres no deben afectar a los hijos, pero raramente ocurre esto. Es una pena. Encuentro hermoso lo que han logrado en este caso, así debería ser siempre, custodias compartidas o encontrar un punto medio, donde no prime el egoísmo de los padres quienes quieren a los niños sólo para sí. Eso es pensar en el bien personal y no en el beneficio que puede recibir el menor. Dejemos el orgullo y ogoísmo a un lado, hay que dar amor al mundo y permitir que todos lo recibamos. Muy lindo el caso, un ejemplo. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus palabras Churro, espero que en la medida que las personas a las que hemos ayudado nos permitan escribir sobre sus casos para dejar en claro que todos los padres y madres tienen derechos a ejercer sobre sus hijos; y que estos no pueden ser ignorados.
    Créeme que es bien complicado lidiar con el egoísmo de las personas, pero alguien tiene que hacerlo jeje...aunque no te voy a negar que es un poco desgastante de repente.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top