#OverlyLove 1: ¿Amas demasiado?

Por @p0ps_ desde Chile 

"Cuando estar enamorada significa sufrir, estamos amando demasiado. Cuando la mayoría de nuestras conversaciones con amigas íntimas son acerca de él, de sus problemas, sus ideas, sus sentimientos, y cuando casi todas nuestras frases comienzan con “él”... estamos amando demasiado. Cuando disculpamos su mal humor, su mal carácter, su indiferencia o sus desaires como problemas debidos a una niñez infeliz y tratamos de convertirnos en su psicoterapeuta, estamos amando demasiado. Cuando leemos un libro de autoayuda y subrayamos todos los pasajes que lo ayudarán a él, estamos amando demasiado. Cuando no nos gustan muchas de sus conductas, valores y características básicas, pero las soportamos con la idea de que si tan solo fuéramos lo suficientemente atractivas y cariñosas, él querría cambiar por nosotras, estamos amando demasiado. Cuando nuestra relación perjudica nuestro bienestar emocional, e incluso, quizá, nuestra salud e integridad física, sin duda estamos amando demasiado" 


Muchas veces las mujeres elegimos pasarlo mal. Así de simple, así de directo. Viene del ser mujer, tener ese instinto de ayuda que nos hace muchas veces elegir al hombre equivocado y nos obsesionamos con ese bendito/maldito ser que es de lo peor pero que, a todas luces, queremos ayudar, queremos cuidar, queremos proteger y es nuestro pensamiento de ilógica lógica el que nos lleva a creer que va a cambiar por nosotras, por la relación. Así es como nos vemos entrampadas en relaciones poco sanas y nos perdemos. Literalmente, nos perdemos a nosotras mismas. 

¿Cuántas de ustedes, al leer la frase, no sintió que en algún momento en la vida ha amado demasiado? 

Podría apostar que no son más que los dedos de una de mis manos. Todas, en alguna u otra medida, hemos amado demasiado. Hemos perdonado, hemos hecho vista gorda, hemos asumido, hemos aceptado, hemos, incluso, desarrollado ciertas habilidades (extrañas) con tal de seguir con esa persona a la que creemos "amar demasiado".

Asimismo, sabiendo la complejidad de relación que llevamos con esa persona, somos incapaces de ponerle término y, entre más dificultades hay, pareciera ser que más nos enganchamos, más queremos estar, más queremos cambiar y es ahí donde comenzamos a prometer el cielo, la luna, el sol y las estrellas (aún cuando nada nos pertenece) con tal de seguir protegiendo(lo), de seguir ayudando(lo), de seguir aceptando(lo) y por supuesto, de seguir "amando demasiado". 

Mi nombre es @P0ps_, soy una mujer que ha amado demasiado y lo que es peor aún, creo que también me han amado demasiado. 

*Columna basada en "Mujeres que aman demasiado" Norvin Norwood.



CONVERSATION

13 ya son Blogger@s:

  1. Que razón!!! siento que soy una de las que ama demasiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muchas, systa, muchas.
      Y en el camino, me he encontrado con varias amigas que en silencio, se leyeron el libro y se han reconocido.
      Debo confesar que no es de lectura diaria, porque remueve, asusta... Pero sirve, increíblemente, sirve para poder darle sentido a un montón de cosas que has vivido.

      Eliminar
    2. parece que le "pegaré" una releida jajjajaja....

      Eliminar
    3. Debería adjuntarse en el baúl junto con el "¿Cómo desenamorarse de un pelotudo?

      http://www.bebloggera.com/2013/02/foreveralone-11-como-desenamorarse-de.html

      XD

      Eliminar
  2. Lei ese libro, es realmente removedor. Y si, he sido y por momentos soy una mujer que ama demasiado, pero lo voy mejorando, sobre todo porque mi pareja me ayuda, y crecemos juntos! Ambos somos iguales! Es fundamental verse, y poder cambiar, y si es juntos mejor! Me encanto encontrarme con esto verdaderamente! Besitos desde http://simplestbeautyblue.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto!
      Es absolutamente removedor.
      Que suerte tienes al vivir este proceso acompañada. Seguro, tu novio debe amarte intensamente.
      Bendita seas!

      Eliminar
  3. Sí, mi nombre es Mandy y he sido una mujer que ama demasiado! La única cura (creo) es simplemente ser soltera por un buen tiempo largo, en el sentido de que ya te acostumbras a que tu vida es soltera y se te pasa completamente la pena del otro antes de conocer al siguiente. Es complicado el tema, porque una vez que aprendemos a querer de una manera poco sana es un atado salir de ese aprendizaje y re-aprender otra manera que nos sea igual de mecánica que la otra.

    Me encantó tu post además, logras dar con el detalle del problema.

    Aguante Pops!

    ResponderEliminar
  4. Sí, mi nombre es Mandy y he sido una mujer que ama demasiado! La única cura (creo) es simplemente ser soltera por un buen tiempo largo, en el sentido de que ya te acostumbras a que tu vida es soltera y se te pasa completamente la pena del otro antes de conocer al siguiente. Es complicado el tema, porque una vez que aprendemos a querer de una manera poco sana es un atado salir de ese aprendizaje y re-aprender otra manera que nos sea igual de mecánica que la otra.

    Me encantó tu post además, logras dar con el detalle del problema.

    Aguante Pops!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii, el re-aprendizaje por DioR, que cuesta.
      Sobretodo, porque uno tiende a hacer lo mismo de siempre... pero ya verán en las próximas columnas que todo tiene sentido!

      Sólo hay que armarse de valor!
      Gracias por postear, linda!

      Eliminar
  5. Te felicito Pops por tu artículo muy bueno, me sentí tan identificada, que no te imaginas, pero el mundo sigue, y uno tiene que re armarse y tratar de hacer las cosas de otra manera por auto-sanación, cuesta, cuesta mucho, pero se puede.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno Pops. Creo que más de una ha elegido ser víctima por lo menos una vez en la vida. La imaginación y el idealismo dan para mucho y cuando por fin despiertas llega a dar rabia la cantidad de "importancia" que se le da a frases y actitudes que miradas desde fuera y sin tanta ansiedad, en realidad no valen nada; y todavía peor es que elegimos no ver las señales de alarma :S

    Pero se puede dar vuelta la página. Si una existía antes del susodicho, es obvio que se puede volver a existir después de él ;)

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  7. Mujer, has dado en el clavo.
    Es cosa de olvidar, hacer una tregua consigo misms y avanzar.
    Pero sobretodo, poner atención, mucha atención.
    Gracias por leer!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top