SE BUSCA TRABAJO para universitaria

Por Cebrina desde Chile


Hace ya un tiempo que estoy con trabajo esporádico porque mi mamá cerró el negocio familiar, estoy en paro/toma de mi carrera y universidad, los benditos horarios que no me coinciden entre el blog –que es una pega que amo- y mis clases de diplomado de español como lengua extranjera. Para todo esto, la mejor alternativa era trabajar de empaque en algún supermercado, pero me encontré con un montón de contras más que de pros.


Sucede que traté infinito de entrar a un servicio no lucrativo de empaques, pero por desgracia -quizás fortuna, depende del punto de vista- se deben matar a cien para que uno de los de espera logre incorporarse. Sin embargo, me salvé por un pelo, porque se paga por trabajar o te cobran cuotas de dinero por cosas que no son necesarias o que no se ven dentro de la empresa, hasta te obligan a comprar entradas para fiestas, porque si no lo haces te bloquean en el sistema y no puedes trabajar.

Y con esto, me pregunto: ¿desde cuándo trabajar es signo de opresión? Se supone que trabajar dignifica a la persona. ¿Cuántas leyes laborales pasan por alto con lo que hacen o dejan de hacer? No lo sé y me gustaría saber.

Pero, claro, hoy en día es un trabajo que es bien pagado si tienes turnos y un local bien posicionado, se acomoda a tu horario y ganas según la amabilidad y tu buena cara con la que recibes al cliente.

Ayúdenme, ¿qué trabajos son los mejores y peores para compatibilizar con los estudios?



CONVERSATION

7 ya son Blogger@s:

  1. Yo trabajé algo más de 1 año para la empresa URED (que tenía hasta hace poco todos los Santa Isabel y Tottus de Santiago).
    El trabajo de empaque es súper rentable y con horario flexible, lo ideal para quienes estudian o tienen hijos.
    El problema es que como no existe una regulación, estas "empresas" se aprovechan de la necesidad de los jóvenes de trabajar, haciendo cobros indebidos y abusando del poder que tienen.
    Por ejemplo URED, tal como dice Cebrina, en algunos locales obligó a compañeros a comprar entradas para una fiesta, con la amenaza de bloquear del sistema (así no puedes tomar turnos ni hacer reemplazos, es como si te echaran).
    También había q comprar la polera, luego exigían renovarla cada cierto tiempo y en el último tiempo que estuve estaban exigiendo comprar un polerón, todo aquello con un costo mucho mayor a lo que realmente cuestan, y teniendo en cuenta que esta organización se definía como "sin fines de lucro".
    En fin, hacían lo que querían y los compañeros no se atrevían a hacer ni decir nada por miedo a que los echaran, ya que si defendías tus derechos, eras bloqueado inmediatamente.
    Algunos se aburrieron de eso y formaron una federación, logrando independizarse, autoregularse y establecer un rato directo con el supermercado. Pero esos fueron los supermercados del sector sur. En el que yo estaba, que se encuentra en Estación Central, hicimos un intento de sumarnos a la iniciativa pero los compañeros no querían trabajar por ello, ya fuera por comodidad o miedo.
    Yo me fui porque no estaba dispuesta a ceder mis principios por un poco de plata. Si bien no tenemos contrato somos trabajadores igual y tenemos derechos que estas empresas pasan por alto todos los días, y lo siguen haciendo porque nosotros lo permitimos.
    Así que ojo con el trabajo de empaque, no es tan maravilloso como parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el tema!

      URED se está aprovechando de quienes necesitan trabajar, pasando a llevar y de cierto modo estafando a jovenes que ganas de superación.

      Pero, me preguntó que si hay algo que los legista? O a caso al igual que muchas cosas en esta vida, como ues privadas, se aprovechan y no pagan por el daño, sino nosostros.

      URED debe ser denunciado! Y por supuesto cada supermercado tener su sistema para aceptar gente y ayudarnos.

      Gracias por compartir esta experiencia.

      Eliminar
  2. Yo trabajaó desde los 15.
    Siempre estuve inscrita en cuanta agencia de publicidad había.
    Ya más grande recorría el centro dejando CV, me compraba el diario y peregrinaba por las calles buscando mejores oportunidades.
    En la U, trabajaba como partime en Monarch del Apumanque, Alto Las Condes y la Dehesa. Trabajé ahí por años, en realidad, hasta que me titulé.
    Creo que debes buscar algo que te acomodé y que te paguen lo debido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el tema es que hay lugares que se aprovechan. Yo trabajé en un cine haciendo cabritas y me pagan nada con todo lo que hacía...por cierto, no coman cabritas en el cine!

      Eliminar
  3. Yo trabajé un verano en un restorán llamado Friday´s. El sueldo era menos que el mínimo, horarios locos y todo, pero la pasé bien las primeras semanas ya que el trabajo en sí me motivaba, hacía de todo y mis compañeros y jefes directos eran un amor. No obstante, entrando el segundo mes renuncié , ya que llegó el súper boss a cargo de todas las cadenas de Santiago a puro pasar a llevar a todos los trabajadores. Un hombre bruto, de garabato fácil, que ninguneaba al boss directo en frente de todos nosotros, exigiéndonos que realizáramos labores que no correspondían a nuestro perfil laboral. Como limpiar baños y sacar la basura EN MEDIO de nuestro turno de llevar la comida de la cocina a la mesa, existiendo aseo diario al comenzar y finalizar cada jornada del restorán. O tener que asistir 2 horas antes a la apertura a "talleres de team building" por los que no te pagaban las horas extra. El colmo fue cuando cambiaron los camarines a un subterráneo que quedaba 3 pisos más abajo del local ( que encontraba en un segundo piso del Mall), sin ventilación ya que recién habían construido los subterráneos, por lo que estos se encontraban todavía sin terminar, llenos de polvo, cables y agua por todas partes. Desde que llegabas a trabajar te daban máximo 5 minutos para cambiarte, teniendo en cuenta que no podías llegar de uniforme, sí o si tenías que cambiarte en el subterráneo. Había un solo baño con un solo W.C habilitado para las mujeres, que éramos varias, con un espejo estrecho y un calor que te lo encargo. Así, era imposible arreglarse bien sin que llegaras por lo menos 20-30 minutos antes, que claro no los pagaban por ser iniciativa tuya llegar antes y no porque a ninguna le alcanzaba los 5 minutos para arreglarse.

    Una lástima, ya que me encantaba el ambiente laboral del comienzo, pero llegó el pelmazo mega boss y no duré una semana hasta hartare ( no fui la única)

    Estos trabajos de sueldo mínimo son una joda ya que siempre vas a encontrar algo en que los jefes te van a querer sacar dinero o aprovecharse de tus horarios. Sé que existen empresas que tratan bien a los jóvenes trabajadores, pero son tantas las que se conglomeran que los abusos suelen ser más comunes de lo que a una les gustaría. Si todo falla siempre puedes tratar paralelamente de dar clases particulares de algo, que suele ser complicado al comienzo abrirse y captar clientes pero que a la larga cobras más, trabajas menos y sin estrés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo otro que puedes probar es vender, si está permitido, algún alimento ídem para el invierno entre tus compañeros. Yo tenía unas compañeras en la uni que vendían cocadas, galletas naturales, etc, en los breaks. Les iba genial, se acercaban a la gente que típicamente se encuentra tomando café y presto.

      Eliminar
    2. Y en Luxemburgo es igual el tema laboral para los estudiantes o qué? Mi sobrino en Bélgica está de tutor en campamento de verano y le va super.

      (Respecto a lo segundo: termino el semestre y debo congelar, para tomar un trabajo full time)

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top