#OverlyLove 7: La búsqueda de la media naranja

Por @p0ps_ desde Chile

 La gente hambrienta
hace malas compras. Desesperadamente hambrienta de amor y 
aprobación, y familiarizada con el rechazo aunque nunca lo identificara
como tal, Jill estaba destinada a encontrar a Paul. 

Así mismo funciona el amor. Uno no puede buscar el amor. ¿Han escuchado eso de que las cosas llegan solas, sin que uno las pida? Es verdad, pero es de esas verdades que suceden sin que uno se lo espere. 



Cuando uno se pone en pos de buscar a ese hombre inolvidable, que te ame, que te quiera, que te respete, que te valide, que te "todo", entonces estás buscando aquello que te falta, aquello que quizás no obtuviste en tu familia, en la relación con tu padre, con tu madre, con tus hermanos. No es cierto eso de buscar la media naranja. Al menos yo, quiero una naranja completa que quiera hacer un zumo exquisito conmigo para cada día. No quiero alguien que me complete, quiero sentirme completa para ese alguien, quiero ser un aporte en su vida, quiero ser testigo de su crecimiento personal y que esté junto a mí. 

Muchas veces hacemos cosas porque caemos en la desesperación del "pasto del vecino". Entonces, como todas están casadas, buscamos un novio. Como todas tienen hijos, buscamos el padre de nuestro hijo. Como todas tienen casa propia, buscamos al que nos ayude a tener esa casa propia. Y así, vamos buscando en los otros, lo que no somos capaces de brindarnos nosotras mismas. Buscamos la media naranja. 



CONVERSATION

6 ya son Blogger@s:

  1. Toda la razón Pops! Creo que el matiz está no en encontrar alguien que te "complete", sino más bien quien en conjunto saque a RELUCIR lo mejor de ti ( y tu de él/ella). Y de paso crear algo NUEVO de aspectos, personalidades, habilidades, etc que ya son FANTÁSTICAS, pero que son MEJORES estando juntos... no sé si se me entiende la diferencia vs a teoría de la media naranja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente!
      hay que dejar de buscar lo que nos falta en el otro y ponerse las pilas en ser completos y felices nosotros mismos.
      Partir por eso, para poder compartir la vida en pareja!

      Gracias por comentar, linda!

      Eliminar
  2. Que reflexión mas profunda, me gusto mucho, muy cierta, creo que no hay que ir con hambre por la vida, pero es tan difícil a veces, la ansiedad es terrible y tenemos que virir todos los días con ella. Es una gran prueba, el ir por la vida no haciendo tonterías solo porque el mundo no esta como tu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, una muy buena reflexión, sobretodo para dejar ir aquello que crees que te podría hacer bien, pero que tiene un no sé qué que te hace dudar.

      Gracias por comentar!

      Eliminar
  3. También creo así, no somos medias naranjas, no andamos a medias por la vida. Nosotras mismas y solitas podemos ser una exquisita y jugosa naranja entera.
    Si andas esperando medias naranjas te puedes perder de disfrutar una fresca manzana, una jugosa pera, una dulce frutilla... como tú dices, las cosas llegan solas, la vida es sabia aunque no lo creamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me gustó!!!
      Disfrutar de peras, manzanas, frutillas...

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top