Fauna masculina: el hablador, el mudito y el gemidor

Por La Churro desde Chile 


Extraños, así han sido mis tres últimos one nigth stand. No es que ellos hayan tenido tres brazos, ni escamas en vez de piel, pero sus gemidos/hablar/sonidos me han perturbado un poco. He aquí las tres rarezas con las que me encontré.

Imagen de www.gettyimages.com


El hablador: es verdad que a muchos les gusta el dirty talk, algunos prefieren hablar y otros escuchar. Personalmente, no soy aficionada a ninguna de las dos, una que otra palabra entre medio no está nada mal para  ayudar a elevar la temperatura, o que te preguntan cómo está, para sentirse así un poco considerada. Pero este hombrecito, ¡uf! Parecía que estaba haciendo una encuesta de satisfacción al cliente. Era hablar y hablar; “¿te gusta que te haga esto?”, ” ¿más lento?”, “dime lo que quieres hacer tú…” “¿así está rico?”, “¿cambiamos de posición?”, preguntando el resultado de cada uno de sus pasos. Lo peor era que yo me esforzaba en darle respuestas que lo siguieran motivando, porque realmente era bastante bueno lo que estaba haciendo, pero eso me quitaba la concentración de lo que estaba sintiendo. Finalmente me aburrí y con mi car’e rajismo que me caracteriza en la cama, simplemente le dije “cállate porfa”. Santo remedio.

El mudo: uno espera que si está haciendo algo bien, tu compañerito te lo haga saber a través de uno que otro gemido de placer o alguna palabra que te indique el proceder. Este hombre… nada de nada. Ni una palabra, ni un sonido. Y yo perturbada porque no sabía si le gustaba o no. Es que ¡nada de nada! Era impresionante, ni siquiera una respiración agitada o simplemente un “mmm”. Además todo esto acompañado de una cara de póquer impresionante. En ningún minuto ni a través de ninguna seña logré saber si lo disfrutaba. Era tan perturbador el silencio en aquella habitación que, hasta yo me sentía incómoda al gemir. Como no pude descifrarlo para llevarlo al orgasmo y ya estábamos bastante rato en aquello, le pedí que acabara (así no más, corta y fome) y nada de nuevo, ni un solo sonido. De repente él “se sale” porque había tenido su orgasmo -yo ni lo noté- y me dice: “Estuvo súper rico. Y tú, ¿porqué te quedaste muda?” Plop! Nada que agregar.

El gemidor: después de “el mudito”, esperaba uno que al menos expresara algo, para saber si yo estaba haciendo bien la pega. Éste fue el opuesto absoluto. Me acerqué a darle el primer beso para comenzar el pre-calentamiento y ya escuchaba “mmm, si” apenas le había sacado la ropa y ya se retorcía en “Oh sí! mmm rico”. Yo absolutamente desconcertada porque no creí provocar ese efecto tan potente en un par de segundos, sus sonidos eran tantos que no sabía si realmente le gustaba o estaba fingiendo para que yo creyera que estaba haciendo las cosas bien. Decía a cada instante “oh! que rico” “mmm si, así…” y ni siquiera me había penetrado aun. Finalmente logré avanzar un poco más y encontrarle su punto débil, ahí supe que era lo que realmente le gustaba, porque esas retorcidas y espasmos no podían ser fingidos.



CONVERSATION

8 ya son Blogger@s:

  1. ajaajjaajjaajaj de los tres me quedo con el ultimo....creo. El hablador me dejo mareada a mi eso que ni estaba en la escena y el mudito me dieron ganas de cachetearlo!!!

    ResponderEliminar
  2. Gemidor too el raatoo por últimooooo xd PASTELES

    ResponderEliminar
  3. Tener a un mudito es LO PEOR en la cama ( teniendo en cuenta que el aparato en cuestión funciona) Es hacerlo con un robot. Un hablador no sé si sería tan malo, pero habría que ver que cosas chochines dice.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja me dio risa el mudito xD no faltan en todo caso xD

    ResponderEliminar
  5. "callate porfa" aajajajajajajajajaja morí con esto! wajaja.. Me quedo con el gemidor también que jodidos! jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Mudos no, todas las anteriores sí, no hay nada como una charla caliente(mientras sea caliente y no pase a muy grosero a hacer preguntas porque me pierdo y todo mal jajajaj) o escuchar esos gemidos de hombre mientras lo haces con el. UF,

    ResponderEliminar
  7. jajajajajajaja
    nada más qué decir. Toda la razón.

    ResponderEliminar
  8. jajajajaja yo también he hecho el "cállate porfa" jajaja. De todas maneras prefiero a un hablador que a un mudito!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top