La Ruta del Arcoíris: Solamente por esta vez, ¡apaga la telenovela!

Por Ajonjolí desde Chile

No es secreto para nadie que a las mujeres nos gustan los dramas y las novelas. Que disfrutamos con ese "histeriquismo" que cae muchas veces en el melodrama y en la demencia, sobretodo si se trata de hombres. Pero, claramente, en algunas ocasiones es mejor no ponerle tanto sazón al asunto ya que es en ese estado en que vemos las cosas totalmente distorsionadas.

Una de mis mejores amigas me dijo un día (al verme cayendo en la desesperación de querer llamar a un ex y no poder hacerlo): "No te enrolles pensando en que no PUEDES verlo, no lo pongas como tu fruto prohibido, porque finalmente es peor". Al principio incliné la cabeza a un costado (como lo hacen los perros cuando están escuchando algo) y dije: "¿Cómo?".

Fuente: elbauldemerovingia.blogspot.com

¡Nada de cómo!, entendía perfecto lo que yo estaba haciendo, o peor aún, lo que YO me estaba haciendo. Generalmente nosotras tendemos a darle una intención especifica a alguien o a algo que no lo tiene por cuenta propia. En mi caso yo le estaba dando la intención de "Fruto prohibido" a mi ex, siendo que no lo era. Y como consecuencia a esa calificación (por llamarlo de alguna forma) me empezaba a agobiar y a desesperar por no poder "comer" de ese fruto. Comenzaba a hablar sola discutiendo con mi mente y terminaba frustrada. ¡Quiero verlo!, gritaba desesperada pero inmediatamente aparecía mi "otro yo" diciendo "¡No puedes verlo! Porque es tu ex y las cosas volverían a ser como antes". 

Con esto no digo que finalmente partí corriendo a encontrarme con él. No. Pero me di cuenta de que si le entregaba atribuciones o categorías de prohibición era más el deseo que sentía de verlo. Mi amiga luego reflexiono: Al final todo esto es novelístico para nosotras. Somos enfermas de románticas y nos encanta vivir guiones. Le encuentro toda la razón. 

Si están pasando por algo similar, o no, intenten ver el problema desde fuera. No quiero decir con esto que dejen de ser las protagonistas de sus teleseries, seríamos hombres sin pene y siento que no hay nada más valioso que la mente de una mujer. Somos exquisitas.

Quiero que si alguna vez están sintiendo ese agobio, angustia o frustración de una manera insana, es necesario que calmen la cabeza e intenten cruzar la vereda y ver que les sucede. Sacando el guión y el drama. De verdad se darán cuenta de que el problema, muchas veces, es más simple de lo que parece y la solución estaba delante de sus narices. Si no logran divisarlo solas busquen a alguien de confianza y capaz de pararse en la vereda del frente para que les diga, de manera objetiva, qué es lo que percibe y como solucionarlo. No hay nada mejor que poder contar con esa amiga (o amigo) que es capaz de apagar tu telenovela para que te des cuenta de que hay arreglo. No vayan donde la amiga que se sumará a la novela como co-protagonista, porque finalmente terminarán las dos gritando y corriendo en círculos. Para ellas hay problemas menos importantes en donde sí es gratificante el ser una "histérica". Yo lo soy y amo serlo, solamente cuando el tema no me tenga golpeando la cabeza contra una pared. 

Conversando con mi Papá ayer, llegamos a lo mismo: Debemos ser capaces de ver nuestros problemas y nuestras situaciones desde fuera. Es la única forma para darnos cuenta de que es lo que realmente sucede. 

¿Ustedes le han dado alguna categoría a alguien o a alguna situación que las tiene al borde del colapso?

Histeriquismo definición gráfica :P (no lo pude encontrar con traducción)

Un abrazo gigante y muchas paz.



CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. Ayyy DioR!!! mi vida en pareja ha sido un melodrama de aquellos, pero yo decidí para de sufrir... así de corta, así de ilógico. Y entre más lo decido, más me cuesta por la chucha!
    En fin, gracias a DioR por las mujeres, que están a mi alrededor, tengo de todo, la melodramática, la que pone su cuota de fe hasta en el más imbéci, la que me dice las cosas care' raja, la que me orienta, la que, la que... tengo para toda ocasión XD.
    Tu también eres una de ellas, y me ayudaste en un momento en que todo para mi fue ilusión. En fin, hay que seguir poniendo los huevitos en distintas canastitas, para tener un colchoncito cuando las cosas no sucedan como nosotros esperamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y que categoría tengo yo? :P

      Eliminar
  2. Ayyy pero si somos tres gotitas de agua. Igual que Pops y tú, soy una melodramática de aquellas. Mi papá dice que debo ser Venezolana (haciendo el chiste de las teleseries mega dramáticas).
    Igual que ustedes, estoy en la etapa de decir "no más", ya musha lágrima derramada y musho tiempo perdido. Mi vida será una historia, pero llena de pasiones, emociones, algrías, de esas historias sesudas y profundas, donde las lágrimas sean por alguien que realmente valga la pena (porque siempre habrá lágrimas, no seamos tan ilusas) y no por dramones baratos.
    Ameeeeee el consejo de tu amiga, aunque no era para mí, me quedó dando vueltas y me sirvió mucho. Dale las gracias de mi parte :)
    Y gracias a ti por tu columna, trato de contagiarme siempre de ese arcoiris luminosos y multicolor. Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellaaaa un millón de besos para tí!!!

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top