Año Nuevo, Vida Nueva

Por Ninibeth desde Venezuela 

Limpia lo viejo, aumenta tu autoestima y ábrete a recibir todo lo bueno que está por llegar a tu vida con estos pasos.

Ya terminamos el 2013, es un excelente momento para hacer una valoración de lo que ha sido este año y prepararnos, de la mejor manera posible, para abrirnos y recibir con los brazos bien abiertos al 2014.


Hoy me gustaría recomendarte dos nuevas acciones que, si las llevas a cabo, te van a ser de gran utilidad para sacar de tu vida todo lo viejo y así dejar el espacio necesario para que entre todo lo nuevo:


1) Limpia lo viejo para dejar que entre lo nuevo: Te animo a que aproveches la entrada del año para hacer un repaso por todas las zonas de tu casa, guarda sólo aquellas cosas que realmente son útiles para ti y que aportan algo a tu vida; desde el salón a la cocina, el baño, las habitaciones, examina y ordena los armarios, libros, objetos varios, ropa… quédate sólo con aquellas cosas que realmente utilices. El resto, regálaselo a otras personas o asociaciones que lo puedan utilizar. Para despejar tu vida y abrirte a recibir a lo nuevo, es fundamental que despejes tu entorno ya que, cuando lo hagas, podrás dejar espacio para que entre lo nuevo.

2) El segundo recurso que quiero compartir es un ejercicio, escribe en dos hojas de papel: 
  • En la primera hoja pones el año 2013, en ella escribes todas aquellas cosas que ya no deseas tener en tu vida, tanto si son materiales, como de salud, de relaciones, etc., todo tipo de problemas, de dinero, de malas relaciones, de trabajo. Escribe todo, aunque no te guste recordar lo malo piensa que lo estás haciendo por una buena causa, estás limpiando. Recuerda que para poder limpiar, es importante ser consciente de lo que estamos limpiando.
  • En la segunda hoja, el año que entra, el 2014. En esta hoja escribirás todo aquello que deseas tener en el nuevo año. Prosperidad, esa maravillosa relación de pareja, salud, amistades, todo lo que deseas tener, incluso aquello que no te has atrevido a contar a nadie. Pide deseos que sabes que son posibles para ti, es importante que tengas la certeza de que realmente puedes conseguirlos.
Una vez hechas las listas, viene lo más importante: Quema la hoja con todo lo que has escrito y que quieres dejar atrás. Mientras lo haces, deja que todo aquello que ya no quieres se vaya de tu vida, y siente, en lo más profundo de tu corazón, como se está yendo de verdad.

Haz este ejercicio, ábrete a recibir todo lo bueno que está a punto de llegar a tu vida, aumenta tu autoestima y ya verás como el 2014 va a ser un maravilloso año para ti.

Recuerda que para ver cambios en nuestra vida, tenemos que atrevernos a hacer cosas diferentes, así que te recomiendo que empieces a hacer este ejercicio hoy mismo y este año será el mejor de tu vida. Hazlo y compruébalo por ti misma.

Feliz año nuevo y feliz vida.



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Aunque creo que el primero de enero sólo es el día que sigue del 31 de diciembre, estoy de acuerdo en que hay que detenernos a ver nuestras vidas y dejar el lastre en algún momento. Así que ¿por qué no en el inicio del año?

    ResponderEliminar
  2. Uf, estoy más que atrasada con los pendientes de limpieza de principio de año, pero creo que tienes toda la razón, es demasiado necesario :) besos

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top