¿Y si hubiera...?

Por Ninibeth desde Venezuela


Siempre llega un momento en nuestras vidas en que estas tres palabras duelen: “Y si hubiera. . .”. ¿Y si hubiera dicho?, ¿y si hubiera hecho?, ¿y si no hubiera dicho?, ¿y si no hubiese hecho?


Cuántas veces hemos imaginado cambiar decisiones, decir lo que no dijimos, hacer lo que no pudimos. A veces echamos la vista atrás para mirar el pasado con cierta nostalgia o arrepentimiento, esto puede resultar un arma de doble filo. Cuando tenemos el arrepentimiento marcado y lo triste que no se puede cambiar, pero la respuesta a el "Y si hubiera..." es la misma: no se sabe qué hubiera pasado.


Al pensar de esta manera triste o hasta culpable, estamos condenando nuestro presente y, por tanto, nuestro futuro: aquello sobre lo que tenemos la oportunidad de escribir una nueva historia que estamos por empezar. Por suerte o por desgracia, el pasado resulta ser una tabla escrita sobre la que podemos malgastar todas nuestras fuerzas tratando de borrar lo imborrable.

A veces, incluso olvidamos que hay cosas que ni siquiera dependían de nosotros, quizás de otro, del momento, de Dios, por lo que nuestra acción, tanto en un sentido como en otro, hubiera resultado en vano. Vivir en el pasado, haciéndose daño e imaginando cambiar es algo tonto porque ya no se puede cambiar, nos envuelve en un círculo vicioso que sólo nos conduce al sufrimiento.

Cambia esa nostalgia y el arrepentimiento, toma esto como un aprendizaje para el futuro: lo que ocurrió en el pasado ya no se puede cambiar, pero nos puede servir de referencia para vivir el presente de una manera diferente. Esta forma de entender el pasado como una oportunidad para el futuro nos anima a coger las riendas de nuestra vida con mayor seguridad.

Saquemos partido a las experiencias del pasado para vivir el presente como una constante oportunidad de aprendizaje, acción, cambio, compromiso y responsabilidad de las decisiones que vayamos tomando en nuestra vida. El día de hoy no se volverá a repetir, vive intensamente y nunca te arrepientas porque gracias a eso eres lo que hoy en día eres.



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Es dífícil dejar de pensar en el ...si hubiera ... siempre intento no pensarlo ya que solo se convierte en un martirio
    fer

    ResponderEliminar
  2. UFFFFF, que difícil no mirar atrás y preguntarse eso, creo que mientras sean momentos no hay mucho sufrimiento o autodestrucción, no hay que hacerlo habitual, hay que ir adelante pensando que hiciste lo mejor que pudiste :)

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top