¿Al MAL tiempo BUENA cara?

Por la_papio desde Chile

Últimamente todos hablan de salud mental, los canales de televisión, lo diarios y otros medios no han dejado de hablar de los trastornos del ánimo luego que lamentablemente perdiéramos a Robin Williams. ¿Tenía depresión, bipolaridad o parkinson? Todos tratan de encontrar respuestas para entender su suicidio y nos llenamos de posibles hipótesis para matar la incertidumbre y entender de alguna forma por qué hizo lo que hizo.
Me parece muy bien que se abra el debate y se tome conciencia sobre lo que es tener un trastorno del ánimo, sobre todo considerando que llega la primavera y muchas personas tienden a cambiar su estado de ánimo en esta época. ¿Sabemos distinguir la tristeza de un ánimo depresivo? ¿Sabemos cuándo hay que pedir ayuda? ¿Qué tanto sabemos al respecto?

Debemos partir con lo primero. ¿Sabemos cuando estamos experimentando tristeza? ¿Es bueno estar triste? Dependiendo del entorno en el que estemos y con las personas con las que nos relacionamos, al momento de estar tristes podemos encontrarnos con respuestas de apoyo, indiferencia y otras de "desaprobación". Respecto a estas últimas, no siempre suelen ser identificables, a veces vienen como "no es para tanto" "hay cosas peores" "todo va a estar bien" "él/ella querría que estuvieras bien" "no sufras por eso", por ejemplo. 

Vivimos en un mundo en el que la gente cree que ayuda al tratar de eliminar la tristeza, como si tuviéramos miedo de verla fluir. No obstante, muchas veces es bueno llorar, es bueno bajonearse, frustrarse, contactarse con las emociones, incluso con las negativas. Al dejarnos tocar de esta forma, con la mente despierta, podemos conocernos, identificando qué cosas nos producen la tristeza y qué tan fuerte nos han impactado. ¿Alguna vez han visto eso?

También es fundamental distinguir la tristeza de un estado depresivo, de esta forma sabríamos cuándo es momento de pedir ayuda a un profesional. Principalmente deben saber lo que aparece en el recuadro a continuación:

Entonces se debe concluir que la tristeza generalmente es un estado de ánimo que no dura tanto tiempo como un estado de ánimo depresivo (el cuál puede persistir por meses o incluso más de un año). Tampoco es tan intenso ni se presenta la mayor parte del día. Una de las cosas más importantes es preguntarse lo siguiente:
- ¿Esta tristeza me impide funcionar como antes? ¿Puedo hacer mis rutinas como antes? ¿Interfiere con mi trabajo?
- ¿Me he alejado de las personas? ¿No puedo salir como antes?
- ¿He dejado de hacer cosas que antes hacía? ¿Las cosas que antes me causaban satisfacción ya no lo hacen?
- ¿He tenido pensamientos relacionados con hacerme daño o querer desaparecer?

Lo anterior es muy importante para distinguir cuándo es oportuno consultar. Si a la última pregunta respondiste que sí... también es fundamental que consultes a un profesional. Hay veces en que una tristeza puede persistir y llevar a un ánimo depresivo. Lo bueno es que si estamos atentos a nosotros mismos y consultamos oportunamente a un profesional, además de contar con personas alrededor nuestro que nos den el apoyo que necesitamos (esto es fundamental), podremos salir adelante. La depresión es un trastorno del ánimo, no aparece por debilidad de la persona ni por flojera, hay causantes biológicos como ambientales, lo importante es que el pronóstico es positivo si la persona se adhiere al trabajo psicoterapéutico y ésta puede volver a funcionar como lo hacía antes.

Los invito a estar atento a nuestras propias emociones y apoyar a quienes estén pasando por eso alrededor nuestro.



CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

  1. Me gusto mucho esta entrada y como la tratas. La verdad es que no voy a entrar en detalles pero tengo gente querida y cercana que ha tenido depresión y otras enfermedades mentales y para mi es normal ya estar con gente que tiene tanto estados de tristeza como depresión, se diferenciar y también se apoyar, dar animo. Pero es super clave lo que dices, el tratar de ser empatico y no aconsejar a alguien que está sí o tiene depresión a que ponga buena cara, a veces la gente con estas enfermedades siente la presión social de no tener que mostrarse así y luego nos sorprendemos con una muerte inesperada. Por otro lado también pasa que cuando tu eres esa persona de apoyo tiendes a poner buena cara siempre, ya que tu estado o bajón puede deprimir más al otro que tiene depresión, y eso tampoco es sano, ya que las personas normales sí tienen bajones, si tienen días malos y pueden estar triste por las cosas que viven. Buena entrada!!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top