Si anda con la lunita... ¡¡Corran!!

Por La Pelu desde Chile 


Vengo a refugiarme donde ustedes. Quiero pensar que estoy sentada en el suelo y todas ustedes están abrazándome con tanto cariño que se siente el calor que genera. Sin juzgar, sin rebatir, sin opinar. Porque todas hemos pasado por esto y todas sabemos que lo que menos hay que hacer en estos casos es rebatir y buscar una explicación lógica… porque no existe explicación lógica para este estado. 

Te da frío, te da calor. Quieres algo pero al mismo tiempo no lo quieres. Ves luz y oscuridad. Lo amas y lo odias. La bipolaridad es tu característica más presente durante estos días, bipolaridad que nadie más puede entender que otra mujer. El macho que esté acompañándote en esos momentos se frustrará porque lo que diga será usado en su contra. Si te lanza una broma lo menos que harás es reírte. Si lanza un piropo lo más probable es que lo tomes como una ironía. Si no dice nada, te está ignorando. Si te encara es un desconsiderado.

Todas estamos poseídas cuando va a llegar la lunita, #todassomoshulk.

Ayer llegué a mi departamento sintiendo los síntomas de la posesión. Mi novio me esperaba con un shopero congelado con juguito por el calor y yo, a pesar de que venía brillante de transpiración, no le di pelota al lindo gesto, es más, en mi interior ya me había enojado con él y no sabía porqué… él menos sabía, ustedes entenderán.

Me senté raja a respirar para tener la paciencia de una madre con la Tititi que estaba feliz con mi llegada y, al momento de entrar, quería que hiciéramos de todo. La convencí de dibujar un mix de animales que su papá y yo le decíamos en secreto, así nacieron animales como el jabaldilla (jabalí + ardilla) y otras mutaciones que me hicieron reír mucho, mientras yo leía mi libro enojada con mi novio por nada especifico, cada cierto tiempo el pobre recibía una mirada asesina de reojo. Debió estar haciendo memoria de que cagá se mandó como para recibir tanta indiferencia. Ni gracias recibió por su gesto de tenerme el jugo helado y abrirme la puerta con eso en la mano listo para mi refresh

Hoy debo decir que amanecí peor y al final nos enojamos y cada uno se fue con el látigo de la indiferencia a sus respectivos quehaceres. Y debo reconocer que la cagué…. y él también ¡JA! Porque cuando una anda así no hay que molestarla ni tirarle bromas que pueden mal interpretarse; eso es lo que hizo, yo me piqué, me quiso dar un beso, yo puse el codo (al más puro estilo futbolista) para que chocará con él y no con mi cara, el dejó de hablarme, yo le rebatí diciendo que al menos me avisara si no iba a hablarme más para no parecer loro contándole cosas, él quiso escucharme nuevamente, yo le dije que ya no quería hablar, luego me dijo una pesadez porque ya le había sacado los choros del canasto y yo (que me iba a ir con él en auto) me puse mis zapatillas, guardé mis tacos y me fui caminando. 
Con esto quiero ser clara y dirigirme a los hombres. Chicos, hay señales infalibles de que una anda más weona que otros días y esas señales no se deben pasar por alto porque, al final, la culpa siempre la tendrán ustedes. Las hormonas operan de manera extraña, tan extraña como la Iglesia o la Política. Todo será usado en beneficio del que está cagándola. Si te das cuenta que a tu mina le salió un granito en la cara (y no es habitual) vean la fecha y prepárense como surviver a lo que se viene. Junten alimento y agua potable porque la cagá que puede quedar en la casa será peor que el Apocalipsis. Y todo puede originarse simplemente por un simple comentario. Recuerden el comercial "Le saco la sal", ¡ahí está todo dicho!

Lo ideal es hacer como que una es el Tiranosaurio Rex. Si no te mueves no te verá. Si te ve, lo más probable que te coma y escupa tus huesos por ahí. Yo creo que por eso el vídeo juego Mortal Combat le tapaba la cara a la Kitana y Milena. Porque debajo de la máscara aparecía un monstruo que te hacia flor de fatality, si usted no quiere vivir el fatality de una mujer en sus días, actué con astucia, movimientos lentos, no hable fuerte y déjele la comida por debajo de la puerta.             




CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

  1. Cuando chica mi mamá siempre me decía que yo amanecía siempre con la luna, es decir, todos los días diferentes (la luna a veces llena, a veces media, a veces ni está...) . Creo qur con los años sigo siendo así, idiotez natural con o sin menstruación jajaja
    Na po mi Pelu, si te quiere, que te aguante. Total, son tres días al mes comparado con el aweonamiento de la mayoría de los hombres que dura 365 días del año (suerte en los biciestos)
    Loviu. Muack!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top