La Secretaria: El sadomasoquismo antes de Christian Grey

A pocos días del estreno mundial de Cincuenta Sombras de Grey (Fifty Shades of Grey), ya se augura que la cinta dirigida por Sam Taylor-Johnson, basada en el libro homónimo de E.L. James, será un rotundo éxito de taquilla. Esto a pesar de que, en un principio, muchos no estuvieron de acuerdo con la selección de Jamie Dornan para el papel del misterioso y seductor Christian Grey. Pero cabe recordar que varios años antes de que este atormentado millonario conquistara a Anastasia Steele con sus placeres prohibidos, ya había en el mundo del cine otro señor Grey haciendo uso de las esposas y los látigos para despertar las pasiones ocultas de una insegura y frágil muchacha. Este hombre es el afamado Mr. Grey de La Secretaria (Secretary), filme estrenado en 2002 y protagonizado por los ya veteranos de Hollywood, James Spader y Maggie Gyllenhaal


¿Estará el Señor Grey de Cincuenta Sombras de Grey a la altura del fascinante Mr. Grey de La Secretaria?


Dirigida por Steven Shainberg, La Secretaria cuenta la historia de Lee Holloway (Maggie Gyllenhaal), una joven tímida y mentalmente inestable que, tras ser dada de alta del hospital psiquiátrico donde permanecía internada por practicar autoflagelación, consigue trabajo de secretaria en la firma de abogados de Mr. Grey (James Spader). La relación, que comienza como cualquier relación empleada-empleador, rápidamente adquiere un tono sexual; primero con las correcciones mecanográficas, luego con los dictados y, eventualmente, con las llamadas telefónicas e incluso con el timbre de voz de Holloway. Mr. Grey, lentamente revela su lado controlador a Lee, quien por primera vez descubre su interés por ser dominada sexualmente, embarcándose sin reparos en el amorío.


Sin embargo, Grey no considera sus prácticas sadomasoquistas para nada respetables, por lo que pronto intenta detener el avance de este affaire de oficina con el fin de recuperar el equilibrio. Es aquí donde La Secretaria da el giro que la separa de un filme erótico cualquiera, cuando Holloway toma las riendas de la situación y logra no solo que Mr. Grey acepte sus preferencias sexuales, sino que en el proceso ella misma aprende a amar a su cuerpo, con todos sus defectos y debilidades.


Si bien aún es muy pronto para juzgar a Cincuenta Sombras de Grey, está claro que el enfoque de esta película estará en otro lado o, eso al menos sugieren los 20 minutos de sexo divididos en 12 escenas que se verán en pantalla. Por eso, es probable que, aparte del nombre de su protagonista y su interés por el sadomasoquismo, ésta no tenga mucho en común con la cinta dirigida por Shainberg. La invitación, entonces, es a ver (o volver a ver) La Secretaria y a rencontrarse con el primer Grey en explorar esta secreta tendencia sexual que, hoy por hoy, se ha vuelto tan popular entre las lectoras del libro de E.L. James. Las actuaciones de Spader y Gyllenhaal definitivamente valen la pena.


Y para los que aún no han visto el trailer de Cincuenta Sombras de Grey:





CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Yo solo sé que voy amar al Grey de ahora como a Mr. Grey.. AMO TANTO ESA PELÍCULA.. DE MIS FAVS <3

    ResponderEliminar
  2. Por fin me anime a ver la popular pelicula 50 sombras de Gey…una mierda. Hice un gran esfuerzo por no parar la pelicula varias veces, de lo aburrida que es. Secretary no tiene rival, la vi en el cine y hasta el dia de hoy me la paso estupendo viendo las excelentes actuaciones de ambos actores principales.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top