Still Alice: Por siempre Julianne Moore

La película Siempre Alice (Still Alice), se sostiene por completo en la actuación de Julianne Moore, la actriz interpreta a Alice Howland con una increíble destreza, casi permite olvidar las potenciales deficiencias del filme dirigido por Richard Glatzer y Wash Westmoreland, basado en la novela homónima de Lisa Genova. A sus 50 años y en la cima de su profesión como docente de lingüística en la Universidad de Columbia, Alice es una mujer que parece haberlo conseguido todo, una carrera admirable, tres hijos hermosos, un marido devoto e impecables cenas anuales en su departamento del Upper West Side en Nueva York. Sin embargo, su vida da un giro cuando le diagnostican la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano, su mente, el fruto de todo su trabajo, comienza a desvanecerse en las sombras de la demencia.


Alice se define a sí misma como una académica consumada, una intelectual dedicada por entero a los conocimientos elevados. Compite en complejos juegos de palabras con su exitosa hija Anna (Kate Bosworth), mientras que a su hija menor Lydia (Kristen Stewart), la reprende por rechazar la posibilidad de una carrera universitaria a cambio de convertirse en actriz en Los Ángeles. Si bien enfrentarse al mal de Alzheimer sería una tragedia para cualquiera, para Alice, cuya identidad va ligada a su inteligencia, este es el peor sino imaginable. Moore expresa la desdicha de esta mujer de manera sublime en cada una de las etapas de la enfermedad; primero aferrándose a sus recuerdos, luego temiendo lo peor y finalmente abandonándose a las divagaciones de su mente. El relato es simple, en ocasiones quizás demasiado, pero el progreso de los síntomas es representado con impecable sutileza, solo observar los cambios en el semblante de Moore a lo largo de la historia, es razón suficiente para ver esta película.

Del filme en sí mismo no hay mucho más que destacar. Kristen Stewart mantiene una única expresión durante todo el relato, debería considerar seriamente cambiar su peinado y maquillaje, no ha variado casi en absoluto desde su participación en Crepúsculo (2008). Por su parte, Alec Baldwin interpreta al marido de Alice de forma apropiada, pero su personaje dista mucho de ser excepcional. Siempre Alice es Julianne Moore y, Julianne Moore, nominada por este rol al Oscar 2015 como Mejor Actriz, es extraordinaria.


Otra destacable interpretación de Moore que, aunque fue ignorada por la Academia le significó una nominación a los Globos de Oro 2015, se encuentra en la cinta dirigida por David Cronenberg, Maps to the Stars, un filme poco convencional que expone cabalmente el talento de la actriz:


Agradecemos a Cineplanet por la invitación a ver Siempre Alice en sus salas del Mall Costanera Center.



CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

  1. Holaa !Buena reseña, pero totalmente en desacuerdo con tu comentario hacia Kristen , yo no soy fan de ella pero su actuación en still alice fue impecable cumplió perfecto su rol , muy natural y la química con julianne fue excelente, me emociono mucho la escena final entre ambas. Saludos :)

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top