Por qué AMARÁS tener una blusa de mezclilla


Las razones de por qué a todas nos gusta esta blusa, es tan obvia, pero igual tengo que contárselos. En primer lugar: el mundo entero ama el jeans; segundo: alguna vez tuvimos una, ya sea en nuestra adolescencia o en nuestra niñez, lo más probable es que aún la tengas guardada por allí en alguna maleta de cuando eras pequeña en la casa de tu viejo o tu madre, ¿o NO? Por eso, empieza a pensar dónde la dejaste guardada o junta platita para comprártela pronto ya que amarás tenerla. Todo sobre las tendencias que se usan allá en el otro lado del mundo y también acá en #bbloggeralovesfashion.



Hace meses que he tratado de buscar mi blusa de mezclilla, sin duda será mi nueva prenda regalona. Quiero de esas antiguas de mezclilla gruesa, no tipo seda sino que esas Wrangler 100% cowboy!, ¿me entienden? Sin tachas, brillos, y tanto focalizado ni nada de eso, esas épicas que nuestros papás usaron alguna vez. Y claro, me he recorrido las tiendas de ropa reciclada y creo que por ahí la encontraré.


Hay muchas razones por la que vas a querer esta prenda y algunas razones son que COMBINA CON TODO y se ve cool con cualquier cosa que vistas, esté o no de moda, es una prenda clásica, americana, con cientos de variados usos según quien la utilice:

1- AMARRADA A LA CINTURA O A LA CADERA
2- ABIERTA COMO CHAQUETA O PARTE DE ELLA
3- BAJO UN SWEATER CON MANGAS Y CUELLO AFUERA
4- ADENTRO DE UN PANTALÓN O SOBRE ÉL
5- CON UNA FALDA DE CUERO, CON CUADROS O FLUOR
6- USANDO OTRA PRENDA DE LO MISMO, YA QUE SE USA LA MEZCLILLA SOBRE MEZCLILLA


Puedes usarla en ocasiones como estas tipo ¡EMERGENCIA!


Cuando te pones vestido largo más veraniego y no hace tanto frío como para una chaqueta ni tanto calor como para no llevar una, está la blusa de mezclilla.

Si te miras en el espejo y sientes que te ves muy gris con el negro y no quieres usar un sweater blanco o de color porque no te convence, entonces te pones una blusa de mezclilla y te ves genial y cool, ¡o sea, más fácil porfa!

Si luces muy formal con ese vestido o pantalón que querías estrenar, pero no sabes cómo o qué usar para darle ese toque más casual” sin arruinar el look, agrégale tu blusa de mezclilla amarrada a la cintura o al cuello, ¡y ya esta!

¿Ves?, te saca de apuros, es útil y versátil, se usa en Nueva York, Milán, Santiago, Concepción y Mulchén.

Podríamos decir que las tendencias de turnos se rinden a las prendas clásicas y con historia.

¿Y tú, con qué la usarías?



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top