¡Un virus!... Todos Menos YO


De repente te das cuenta que ya estas mayor, tus amigos se están cansando y teniendo bebes. Es un VIRUS, detrás de uno cae otro, ¿ya estoy vieja, o se adelantaron?


Estás en familia y todos te preguntan “¿cuándo vas a formalizar?”, “¿los bebes para cuando?” o peor aún, te dicen “ya tienes Veintitantos y ya estás mayorcita”. Llegas a tu casa y te sientes confundida porque aunque no tienes ganas de casarte, ni tener hijos, te hacen pensar que deberías estar pensando en eso. ¿Te ha pasado?


Increíble pero cierto, esta invasión de la intimidad forma parte de la presión social que en algún momento las mujeres debemos soportar cuando decidimos postergar o eludir estos pasos, ya sea porque aún no quieres darlos, quieres esperar hacer equis cosa o de verdad no te sientes lista para ese cambio que dará tu vida (sea matrimonio o hijos).

Si bien no estamos en los años de nuestras abuelas, donde una mujer de 16 ya estaba casada y con un hijo por lo menos, la presión de dar estos pasos sigue siendo fuerte. Esta insistencia puede provocar que se tomen decisiones inapropiadas, no basadas en una elección personal. Decisiones tomadas por simple convenio, para agradar a sus familias o para cumplir con los estándares establecidos por la sociedad y así 'encajar', no porque realmente hayan encontrado 'el momento', sin embargo… ¿debemos preocuparnos si no queremos?

Te compartimos algunos tips para que aclares tu mente y te sientas más tranquila:
  • Cero presión: No vivimos una carrera, si tus amigas se casaron, tienen hijos, etc., no significa que se acaba el tiempo. A cada quien le llega su tiempo, así que no te apresures.
  • Ser sinceros: Saber el motivo por el que no se desea tomar esa decisión, ya sea porque no se está preparado o porque se prefiere esperar, enfócate en tus sentimientos y en lo que te haga feliz realmente.
  • No es tan malo como la sociedad lo pinta¿Qué es lo peor que podría pasar? Tienes libertad de hacer lo que quieras, irte a vivir a cualquier lado, enfocarte en el éxito profesional y en tus amistades, si se da okey y sino la vida no acaba.
Es tu vida y mereces ser feliz sin preocuparte por el qué dirán, a veces el “todos menos yo” es bueno, sólo disfruta.



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top