El Secreto de Adaline: La nostalgia hecha película

Adaline (Blake Lively) nació en 1908 en San Francisco; creció, se casó, tuvo una hija, y mantuvo una vida normal hasta que, en 1935, un accidente de tránsito sumado al improbable golpe de un rayo dio como resultado que la joven de 27 años perdiera la capacidad de envejecer. A los 45 años su perpetua juventud comienza a levantar sospechas en su comunidad y Adaline se ve forzada a tomar la decisión de escapar, cambiar de identidad y nunca más permanecer en el mismo sitio por más de 10 años. Sólo su hija (Ellen Burstyn) conocería su secreto, y sería ella la única presencia permanente en su vida. Ese era el plan, al menos hasta que a sus 106 años, Adaline, conoce a Ellis Jones (Michiel Huisman).




El Secreto de Adaline, dirigida por Lee Toland Krieger, se desenvuelve cual cuento de hadas, con un narrador omnisciente (Hugh Ross) que establece el tono, una fotografía atemporal que nos transporta a un mundo mágico, y unos personajes poéticos, demasiado nobles para existir en el mundo real. Lively (Gossip Girl, The Sisterhood of the Traveling Pants) interpreta a Adaline con una elegancia que trasciende los límites de la pantalla, capturando a la perfección la infinita nostalgia mezclada con el frío desapego de quien debe abandonar y rehacer su vida cada década. La trama está a cargo de Lively y es ella quien nos emociona una y otra vez a lo largo del filme. Huisman hace un buen trabajo como el interés amoroso, pero su rol se mueve en función de Adaline y carece de real profundidad; el hecho de que sea millonario y filántropo sólo lo caricaturiza aún más como el estereotipo del “príncipe azul”.


La narración se mueve de manera pausada entre la nostalgia, el duelo y la esperanza, y no es hasta la aparición de William Jones (Harrison Ford), padre de Ellis y ex amante de Adaline, que la historia comienza a adquirir urgencia dramática. Este es uno de esos filmes que puede emocionarte hasta las lágrimas o provocarte absoluto rechazo, ya que lo poético y lo cursi muchas veces se entrelazan y, en este caso, es difícil dibujar la línea. Lo cierto es que el Secreto de Adaline es una cinta romántica y llena de glamour que, si bien no profundiza ni desafía el intelecto, te transporta a un mundo de fantasía donde el destino y el amor son una fuerza poderosa, capaz de alterar incluso las leyes de la ciencia.

El Secreto de Adaline se estrena el 7 de mayo en Cinemark.




CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

  1. Me encanta esa actriz, quiero puro ver esta película, tiene buena pinta :) muy buena reseña

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top