10 recomendaciones (no tradicionales) para tu viaje a Nueva York

Cuando planeas un viaje a Nueva York, en general todo el mundo te recomienda los mismos lugares: Times Square, Central Park, Liberty Island, Top of the Rock, Empire State Building, Brooklyn Bridge y, más recientemente, la cima del One World Trade Center. Para las compras está el clásico Century 21, ese H&M colosal en Broadway, Bloomingdale’s, Saks Fifth Avenue y Bergdorf Goodman si viajas con el presupuesto de Sarah Jessica Parker. Además está el Met, el MoMA, el American Museum of Natural History, el Whitney Museum.




En fin, todos éstos —y muchos más— son los lugares clásicos para turistear que debes considerar cuando decides conocer una de las ciudades más fascinantes del mundo. Pero esta metrópolis es mucho más que sus lugares turísticos y por eso, si ya tuviste tu primer viaje a Nueva York y vas por el segundo, o si es tu primera vez y cuentas con suficiente tiempo para explorar, aquí te dejo una lista de recomendaciones y datos menos tradicionales que pueden hacer de tu viaje una experiencia inolvidable:




1.       Usa el metro

Muchos turistas temen al metro y optan por recorrer la ciudad en taxi. Esto no sólo es más caro, sino que además limita tus chances de experimentar todas las maravillas —desde música en vivo hasta encuentros con celebridades— que ocurren bajo tierra. Sí, hay ratas y puede ser peligroso a altas horas de la noche, pero mientras te mantengas lejos de los vagones misteriosamente vacíos y procures poner atención a tu entorno, verás que esta es la mejor forma de transportarse.

DATO: Si vas por una semana o más, compra las tarjetas ilimitadas semanales o mensuales del metro (también las puedes usar en los buses).


2.       Compra tus entradas para Broadway en TKTS

Una de las grandes atracciones de Nueva York es Broadway y sus musicales. Sin embargo, si tu presupuesto es limitado, es muy probable que acabes por omitir estos increíbles espectáculos debido a su alto costo. Para evitar que eso suceda existen las cabinas de TKTS, ubicadas en Times Square, South Street Seaport y Downtown Brooklyn, donde puedes comprar entradas con hasta un 50% de descuento para espectáculos a presentarse ese mismo día.

DATO: El mejor momento para visitar TKTS es alrededor de las 5PM, ya que a esa hora los teatros liberan las últimas entradas que no se vendieron y usualmente es cuando encuentras los mejores asientos.

DATO: Si te atreves a arriesgar suerte, muchos teatros ofrecen loterías dos horas antes del espectáculo. Para participar tienes que ir a la entrada del teatro, escribir tu nombre en un papel y depositarlo en un recipiente. Los ganadores de la lotería pueden comprar hasta dos entradas para el show de esa tarde por un valor de entre USD 20 y USD 40.



3.       Brooklyn Tabernacle

Esta iglesia cristiana, ubicada en el centro de Brooklyn, se ha vuelto popular por su magnífico coro, su energía y filosofía inclusiva. Es un lugar dedicado a la devoción pero también a la alegría. Para asistir a uno de sus servicios no hace falta pertenecer a ninguna religión, aunque es importante mantener una actitud respetuosa —está prohibido sacar fotos y grabar video.

DATO: El mejor día para visitar The Brooklyn Tabernacle es el domingo a las 9AM o 12PM.


4.       Brooklyn Botanic Garden

Ideal si viajas en primavera o verano, este parque botánico es un paraíso natural ubicado en medio de la ciudad. Especies de flora del mundo entero decoran un sinfín de jardines ordenados uno tras otro en perfecta armonía. Aquí no escuchas el ruido de los autos ni sientes la presión de caminar a una velocidad excesiva; definitivamente, el lugar perfecto para relajarse.

DATO: El acceso al Brooklyn Botanic Garden es gratis los martes.



5.       Recorre la ciudad en bicicleta con CitiBike

Rápidamente notarás en la ciudad unas bicicletas azules estacionadas junto a lo que parece ser un cajero automático. Estas son las famosas Citi Bikes y usarlas es muy fácil; sólo debes tener una tarjeta de crédito y, por USD 9.95 al día, estarás listo para recorrer Nueva York en bicicleta.

DATO: El precio diario de USD 9.95 requiere que estaciones tu bicicleta cada 30 minutos en alguna estación, si no lo haces se te cobrará extra. Por eso es importante que tengas un mapa con las estaciones o Google Maps en tu teléfono.


6.       Artichoke Basille's Pizza & Brewery

Ubicada en la calle 14 entre la primera y segunda avenida, Artichoke’s es famosa por su pizza de alcachofa. Seas o no fan de la pizza —y la crema y la grasa— esta es una experiencia que debes tener. Por alrededor de USD 5, una rebanada alcanza para dos personas, aunque dudo que quieras compartirla una vez que la pruebes. Actualmente Artichoke’s cuenta con más de una ubicación, sin embargo, yo recomiendo la del East Village porque es la más popular y, por lo tanto, la pizza siempre está recién sacada del horno. Una vez allí, no te distraigas con las otras opciones; pide la pizza de alcachofa.

DATO: ¡Siempre hay fila! La mejor hora para comer esta pizza es entre la 1AM y las 3:30AM (cierran a las 4AM).



7.       Brunch

Nada es más neoyorkino que el brunch. Si sales a la calle un sábado o domingo entre las 11am y las 4pm, no encontrarás un restorán abierto que no sirva panqueques, waffles y, por supuesto, huevos benedictinos. No importa qué planes tengas para el resto de la tarde, un domingo por la mañana no puede empezar sin brunch. Mis recomendaciones para un brunch inolvidable son Clinton Street Baking Company (Lower East Side), Good Enough to Eat (Upper West Side), y Queens Comfort (Astoria).

DATO: Ármate de paciencia porque para el brunch siempre hay fila. Si no hay fila, no te molestes en comer ahí.



8.       The Frick Collection

Si te gustan las antigüedades y el arte europeo, y ya recorriste el Met y el MoMA, no te puedes perder este museo ubicado en el Upper East Side. Alojado en una lujosa casa construida a principios del 1900, el Frick Collection contiene hermosas obras de arte situadas al interior de elegantes salones decorados con muebles franceses del siglo XVIII. Entrar a este museo es como viajar en el tiempo y, a diferencia de los museos más populares, usualmente tiene pocos visitantes.


9.       Tenement Museum

Si te intriga saber cómo vivían los inmigrantes que llegaron a Nueva York a comienzos del siglo XX, este es el lugar ideal para ti. Ubicado en el Lower East Side, este museo mantiene intactos los departamentos de esos inmigrantes que, durante décadas, vivieron en paupérrimas condiciones con la esperanza de un día conseguir el "sueño americano".

DATO: Al Tenement Museum sólo se puede entrar con visitas guiadas que debes reservar con anterioridad en su sitio web.



10.   Apothéke

Ubicado en Chinatown, este es un bar inspirado en los antros de ajenjo que existían en París en el siglo XIX y su especialidad son los cocteles afrodisiacos, estimulantes, para el estrés. Entrar a este bar es como visitar la tienda de un apotecario cuyas medicinas consisten en exquisitos brebajes alcohólicos —mi favorito es el Sitting Buddha. El ambiente es relajado pero elegante y cada día hay un tema distinto que puedes explorar en su sitio web.

DATO: Los martes en la noche, de 10PM a 1AM, se presenta en Apothéke la banda High & Mighty Brass Band, que puedes conocer aquí.



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Totalmente en desacuerdo con la del metro!
    Todo el mundo me recomendó tomar el metro, y les hice caso, pretendiendo acabar en mi primer viaje en Central Park, y llegando realmente a la Zona 0 (que, si han visitado NY, sabrán que están una en cada punta de la isla). Desde ese momento, me hice con un mapa de autobús que me dieron amablemente en una Tourist Info y recorrí TODA LA CIUDAD mediante el bus. No me perdí ni un día, es comodísimo, rapidísimo, y también tiene tarjetas de transporte para varios días :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo bueno de los buses es que además aprovechas de ver la ciudad, pero si vas a recorrer grandes distancias el metro tiene las líneas express que son mucho más expeditas. Es cierto que el metro puede ser confuso, pero existen mapas gratuitos y varias apps que funcionan sin internet, como Embark NYC, que facilitan mucho su uso.

      Yo recomiendo los buses para Manhattan cuando tienes que moverte en dirección este/oeste sobre todo a la altura de Central Park ya que ahí los metros son todos en dirección norte/sur.

      Saludos y gracias por comentar!

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top