Piel: prepárate para el verano

Se acerca lentamente la época del año en donde empezamos a mostrar más piel y nos gusta que esta luzca resplandeciente. Tanto la piel de nuestro rostro como la de todo el cuerpo. En esta columna conocerás todo sobre cómo preparar nuestra piel para la temporada del año en donde esta es la mayor protagonista.




Hidratación, hidratación y más hidratación

El invierno nos deja con la piel seca. Ya sea porque nos da pereza aplicarnos cremas o porque el frío nos castiga mayormente la piel, así como también reducimos la ingesta de agua porque "no hace calor". Comenzar una rutina de hidratación, tanto interna como externa, es una tarea que debemos comenzar antes que empiece el verano si queremos que nuestra piel esté sana y pueda protegerse de la exposición solar, entre otros factores.


Uno de mis productos favoritos del invierno, y que seguiré usando por la temporada de primavera, es este aceite de Nivea. Aporta un nivel de hidratación espectacular sin ser excesivamente oleoso, así como tampoco tarda en absorberse. ¡Es fantástico! 




Lavar, lavar y volver a lavar

Una de las cosas que tenemos que tener presente es el cambio celular al que nuestra piel está sujeta. Una correcta rutina de exfoliación ayuda a que nuestra piel se renueve y absorba los productos que posteriormente aplicaremos en ella.



En el cuerpo y el rostro es fundamental que llevemos a cabo esta rutina. Para el rostro, uno de mis productos favoritos es este exfoliante suave de Naturalife, el cual podemos usar con mayor frecuencia que un exfoliante de limpieza profunda, que suele ser más agresivo




Somos lo que comemos

Sin dudas, nuestra piel es un reflejo de lo que ingerimos. Si no tenemos una correcta ingesta de agua, o sí, pero tomamos café en exceso, comemos muchas grasas o no cuidamos los niveles de frutas en nuestra dieta, todo esto se verá reflejado en el estado general de nuestra salud, así como en nuestra piel. Si eres de las que no puede vivir sin tu café, intenta cambiar por el descafeinado, si no puedes dejar el chocolate pero los malditos granitos no te dan tregua, deja el chocolate para un día a la semana, ¡pero sólo una porción con criterio! ¡Nada de hacer trampa!





Momento de testear cremas con FPS

En la época de verano debemos aumentar el factor de protección solar que utilizamos en el correr del año, porque claro, debemos usarlo todo el año. Suele pasarnos que una vez que llega el verano nos damos cuenta que esa crema fantabulosa que salió para evitar el envejecimiento prematuro que tiene 984637520934 de nivel de factor de protección solar, en realidad es tan pesada que el nivel de oleosidad que nos provoca nos impide salir a la calle. Bueno, este es un buen momento para probar alguna de las cremas que hay en el mercado previo boom veraniego. Recuerda siempre que las cremas con FPS alto van a aportar cierto grado de oleosidad a tu piel. Por lo cual, es primordial que busques una crema adecuada a tu tipo de piel, así no te llevarás una desilusión al usarla.





Pon al día tu maquillaje

Suele pasarnos que dejamos ciertos productos para cada temporada, labiales pasteles, iluminadores, bases de baja cobertura. Este es el momento de analizar si todo está en correcto estado, si nada esta vencido, etc.



Los productos cosméticos, más allá de tener o no una fecha de vencimiento, dependen de las inclemencias climáticas a las cuales estén sometidos. Por lo cual, es fundamental que revises aquellos cosméticos que no usas desde el verano o primavera pasada. Si algo cambió de aroma o textura, tiene que ir a la basura, no querrás arriesgarte a tener una reacción negativa en tu piel. 



¿Y tú, cómo preparas tu piel para el verano? 





CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top