Lo que debes saber de “Making a Murderer”, la serie más popular de Netflix

Steven Avery pasó 18 años en prisión por el intento de homicidio de Penny Beerntsen hasta que en 2003 fue exonerado por ADN, solo para ser acusado nuevamente en 2005, esta vez por la violación y asesinato de Teresa Halbach. De las creadoras Moira Demos y Laura Ricciardi, “Making a Murderer” es una mini-serie documental de Netflix que en 10 episodios explora la segunda investigación criminal y proceso judicial contra Avery, un hombre que insiste en su inocencia y asegura estar siendo incriminado por la policía de su condado.


La historia de Avery es cautivante. Este es un hombre que no encaja en su comunidad y cuyas actitudes violentas – un arresto previo por quemar vivo a un gato – ya habían sentado un precedente respecto a él y su familia entre sus vecinos, quienes lo tildaban de “raro”. Por medio de entrevistas, registros caseros, y noticieros sobre su primera convicción criminal, Demos y Ricciardi construyeron un relato fascinante sobre un equipo policial dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de sacar a este “antisocial” de las calles, y una familia humilde, sin educación, quizás victimizada, pero no necesariamente inocente.

Tras ser exonerado en 2003, Avery inició una millonaria demanda civil contra el condado Manitowoc County en Wisconsin, hecho que levanta sospechas sobre una posible incriminación, especialmente cuando nos enteramos que el mismo equipo policial es el encargado de investigar el asesinato de Teresa Halbach. La serie consigue que te cuestiones cada pieza de evidencia presentada por la fiscalía, mientras que al mismo tiempo retrata a Avery como un hombre simple, quizás un poco violento bajo las circunstancias correctas, pero jamás un asesino.

Si bien es catalogada como documental, “Making a Murderer” no es imparcial; de hecho, se sitúa en la posición de la defensa, argumentando que la policía sí incriminó a Avery y omitiendo toda evidencia capaz de perjudicar esa teoría. Desde su estreno en Netflix, cientos de personas han comentado respecto a la falta de objetividad de la serie, pero recordemos que un documental no es lo mismo que un reportaje periodístico. “Making a Murderer” tiene un punto de vista y una narrativa que lo soporta. La genialidad de esta serie se basa en que, una vez que la ves, es imposible dejar de hablar de ella. ¿Asesinó Steven Avery a Teresa Halbach? ¿Fue incriminado por la policía? o, quizás, ¿ambos?

Trailer




CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top