Knight of Cups, lo último de Terrence Malick

Para el fanático de Terrence Malick (“Badlands”, “The Thin Red Line”, “The Tree of Life”) la narrativa inconexa y los desvaríos filosóficos no presentan novedad alguna. Pero lo que en sus obras anteriores se justificó por medio de una elaborada – y genial – entrega poética, en “Knight of Cups” se redujo a un popurrí de escenas pretenciosas y mujeres semidesnudas, ninguna lo suficientemente interesante o especial para cautivar al apático guionista de Hollywood, Rick, interpretado por Christian Bale. Rick relata sus propios recuerdos de diversas relaciones frustradas mientras deambula por lujosos escenarios en Los Ángeles sin jamás otorgar mayor detalle de ninguna de estas mujeres, cuya presencia en el filme es más decorativa que sustancial.



Cate Blanchett interpreta a la exesposa modelo y su función, como la de todas las mujeres en “Knight of Cups”, es entregar información respecto al estado emocional de Rick por medio de melodramáticas piezas de diálogo. “La vida en Los Ángeles es vacía y sin sentido” es el mensaje central de este bodrio cinematográfico, uno de los pocos filmes donde es más interesante contar el número de espectadores que se retiran de la sala durante la película que mirar la pantalla. La aparición de Natalie Portman casi al final de esta obra anuncia que el martirio está por acabar, y si llegaste tan lejos puedes felicitarte y decir que fuiste del 50% que se quedó hasta el final de esta película.

Así como en sus filmes anteriores, Malick creó en “Knight of Cups” un universo etéreo que más se asemeja al ensueño que al mundo real; lamentablemente, en este caso la esencia se perdió en la forma y la narrativa se atascó en la superficie. Lo que sí vas a encontrar en este filme es un sinfín de bellas puestas de sol, encuadres estéticos y una que otra frase inspiradora. Los actores son de primer nivel pero su actuación no va más allá del diálogo melancólico. Como un crítico dijo por ahí, “Knight of Cups” es como un comercial de perfume que no se termina nunca, y lo más probable es que si quieres verla tengas que esperar a que salga en DVD, porque dudo que muchas distribuidoras se arriesguen con este inevitable fracaso de taquilla.



CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top