8 Cosas que cambian cuando tú has cambiado

Muchas veces no lo vemos, pero sí, ya no somos l@s de antes. Quizás ya tendremos 20, 30 o más, no importa, hay veces que el “sí, has cambiado” es la frase más común que nos dicen, pero ¿cómo sabemos que hemos cambiado?


1
Muchos amigos han desaparecido
Discusiones, maneras de pensar, cosas del destino han hecho que muchos amigos salgan de tu vida. A veces es duro, pero luego nos damos cuenta que por algo pasan las cosas y que los que siguen a nuestro lado son quienes de verdad son nuestros amigos.


2
Has elevado tus estándares de parejas
Ya no te gusta el mismo tipo de chico que hace 10 años atrás, quizás ha aumentado las expectativas o ahora sean más reales, ya ese chico malo de clases ahora no te parece ni tan guapo, ni tan interesante como antes.


3
Quedarte en casa ya no es tan malo
Ya no te sientes mal al quedarte un fin de semana en casa o no tener planes es el mejor plan. Ahora ponerte tu pijama y quedarte viendo una película arropada en el sillón no suena tan malo como antes.


4
Descansar
10 o 5 años atrás morías por salir y no regresar a tu casa a dormir hasta el día siguiente o por varios días, hoy lo único que quieres después de trabajar es llegar lo más rápido a casa, tirarte tu cama y dormir hasta el día siguiente.


5
Los objetos que llevas en tu bolso han cambiado
Antes podías vivir con una pequeña carterita donde entre tu cédula, tu dinero y tu celular. Hoy en día tu cartera es más grande y es que debes llevar en ella documentos, celular, llaves, maquillaje, recibos de pagos (acéptalo, los guardas para nada), botella de agua, pastillas para el dolor, cargador, audífonos y un largo etcétera.


6
Usas agendas
Tu memoria ya no es la misma, olvidas números, fechas y hasta citas. Ahora eres una de esas señoras que veías que andaban con una agenda y mirabas extraño, si eres una de las nuestras.


7
Tus peleas no son iguales
¿Recuerdas cómo te sentías cuando el chico que te gustaba tenía novia? ¿O si tus padres no te daban permiso para ir a la fiesta? Ahora sabes que tenían razón, eras una dramática y ya entiendes que hay cosas más importantes (y peores) que esa.


8
Tu diversión es diferente
El alcohol y discoteca hasta al día siguiente no suena tan divertido como antes, ahora tomar algo con una amiga es igual de divertido, así como ir al parque o al cine. Encontraste lo divertido la tranquilidad.


No importa si has cambiado o no, lo importante es que tú te sientas mejor ahora.





CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top