Las nuevas medidas de seguridad en cunas: ¡9 consejos y un dato para lograrlo!

Como madre primeriza y viviendo en otro país, he tomado todos los cursos necesarios para estar lista para la llegada de mi primera hija. Aunque sé que la práctica hace al maestro y no hay receta segura para la maternidad, hay algunos temas técnicos que son importantes de tener en cuenta. Aprovechando que estoy en Estados Unidos, un país donde las investigaciones y estudios son pan de cada día, les iré contando de lo que me entero en las clases de maternidad.

Hoy traigo toda la actualización sobre la seguridad en cunas. Es probable que mucha de esta ya está en conocimiento de algunas, pero otra no, además nunca está más este tipo de información. Igualmente, desde que estas medidas de seguridad se han puesto en práctica, han disminuido de manera significante aquellos terribles accidentes que pueden sufrir los bebés en las cunas, ya sea mientras duermen o están despiertos.


¿Cómo lograr una cuna 100% segura para tu bebé?

Sin sábanas ni almohadas, solo el colchón
Con las actuales normas de full seguridad en cunas, hay que olvidarse del lindo juego de sábanas, ya que algunas investigaciones comprobaron que muchos bebés se han asfixiado con estas. Hoy la cuna debe estar sin sábanas, sin mantas y sin almohadas. Para el frío, el bebé debe dormir solo en un saquito (swaddle) durante la noche o el día.





Sin protectores acolchados
Estos clásicos protectores alrededor de la cuna... algunas organizaciones, entre ellas la Academia de Pediatría de los Estados Unidos, ya no los recomiendan porque reducen la ventilación de las cunas y contribuyen al riesgo de asfixia.



Superficies más rugosas
Si bien y por lo general se piensa que mientras más suave la superficie donde duerma nuestro bebé es mejor, esto no corresponde a las medidas de seguridad actuales. De hecho, lo ideal es que esta no sea tan suave ni resbalosa, ya que muchos bebés se voltean al dormir, lo que es peligroso para su oxigenación, por lo que contar con una superficie más áspera los ayuda a volver a la posición de espalda en el caso de voltearse.


Nada de juguetes
Otra de las medidas de seguridad actuales exige una cama limpia, sin ningún juguete o “tuto”. En la cuna solo debe estar el bebé y nada más, ningún artículo extra se considera seguro.


Monitor alejado de la cuna
El cordel del monitor también ha sido causas de fatales accidentes, así que maten el cable alejado completamente de la cuna o idealmente opta por un monitor inalámbrico.


Colchón plano y recto
Los bebés deben dormir de espalda en una superficie totalmente plana y recta, sin levantar ni un centímetro el colchón, como muchas veces se piensa. Al estar completamente rectos logran una mejor respiración ya que su cuello se encuentra estirado, al inclinarse el cuello pierde un poco la libertad del paso del aire e incrementa el riesgo de atorarse. Para que te convenzas, has la prueba tu misma y fíjate como respiras mejor.


Espacio entre las barras
Un punto muy importante. Para máxima seguridad es importante que las barras de la cuna no estén muy separadas. De esta manera evitas que la cabeza del bebé se atore. La separación entre las barras no debe ser mayor de 6 centímetros. Hoy en día es muy raro encontrar una cuna que no cumpla con esta medida de seguridad.


Ventilación
Es importante que las cunas cuenten con rejillas o mayas de tela para facilitar la respiración y ventilación del bebé.



No dormir con los papás
Aunque sea una tentación, por seguridad los bebés no deben dormir en la misma cama de los padres, deben dormir solos en su moisés al lado de la cama de los padres, principalmente los primeros meses de vida.



Dato: “Tummy time”
Se trata de un ejercicio que ayudará a enseñar a tu bebé a voltearse en el caso de ser necesario y que se puede practicar desde los primeros días de nacido. Aunque yo creo que esperaré un tiempo para empezar a probarlo, esto finalmente depende de cada mamá y cada bebé.

Los peques pasan por varias etapas, lloran, comen y duermen, pero también hay un momento en que están muy despiertos mirándote con los ojos muy abiertos y brillantes, este es el momento para jugar, cantar y hacer “Tummy time” que es el ejercicio de poner al bebé sobre una superficie plana, de guata, para que intente moverse y estirar su cabeza hacia arriba, favoreciendo su musculatura y aprendiendo a buscar oxígeno en caso de quedar boca abajo.






CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top