Apego de dos horas post parto: ¡Todo lo que necesitas saber!

Imagínense como comúnmente nace un  bebé en los hospitales o clínicas de nuestro país. El clásico procedimiento es sacarla, dársela a la mamá por máximo 10 o 20 minutos, luego sacarla de los brazos de la madre, limpiarla, pesarla y todo lo necesario para que quede lista para vestirla.

Estoy en mi primer embarazo, viviendo en Estados Unidos en la ciudad de Austin, Texas, y si bien toda la tendencia hippie, natural y orgánica que inunda a esta ciudad de vez en cuando me cansa, hay una parte que me ha llamado mucho la atención y como mamá primeriza me agrada bastante. Me refiero al apego madre e hijo post parto, y no me refiero a los diez o veinte minutos de apego post parto, sino a las dos horas y quizás más que son obligatorias acá.
Esta es una tendencia que ya se implementa hace algunos años, con enormes beneficios tanto para la madre como para el recién nacido.



Se trata de lo siguiente: una vez nacido el bebé se le corta el cordón umbilical e inmediatamente después de ese procedimiento se pone piel con piel sobre la madre, idealmente en el pecho o abdomen de esta. Así, el recién nacido debe permanecer durante dos horas como mínimo con la madre, piel con piel. El olor de la madre es reconocido por el recién nacido, lo que produce un efecto tranquilizante en él. La temperatura del cuerpo de la madre se gradúa de acuerdo a la necesidad de su bebé. Si está baja, el cuerpo de la madre naturalmente sube su temperatura y si está muy elevada el cuerpo de la madre baja su temperatura. El bebé no será retirado para ser lavado o pesado hasta que solo por instinto empiece a buscar como amamantar y la madre lo haya alimentado con calostro, líquido lleno de proteínas, ya que es muy pronto para tener leche. El recién nacido, una vez alimentado y calentado por su madre, luego de dos horas recién está listo para ser examinado. Ya sea en un parto natural con o sin anestesia, el apego materno post parto de dos horas tiene los mismos buenos resultados.

Los beneficios de un buen apego materno de dos horas o más son impresionantes y muy positivos. En Chile aún no es común, pero ya hay hospitales implementando este largo apego.


Algunos de los beneficios son:
- El recién nacido regula mejor la temperatura, disminuyendo notablemente el riesgo de tener hipotermia.
- Desde que el apego post parto es de dos horas, el aumento de madres que amamantan y tienen leche a horas de recién nacer el bebé ha incrementado en 95%. El tener a bebé piel con piel y dejar que busque por instinto el pecho de la madre favorece mucho en la producción de la leche y facilita notablemente la lactancia materna, siendo esta todo un éxito para madre e hijo.
- Como el recién nacido ha sido alimentado por la madre antes de ser revisado y limpiado, el riesgo de que le baje el azúcar en la sangre baja considerablemente. Los recién nacidos, al ser examinados, lloran y se desgastan y esto produce muchas veces bajas en su azúcar. Pero si el bebé ha sido alimentada antes, esto se evita.
- Al estar la madre piel con piel con el recién nacido y sentir su olor, el cuerpo entiende más que nunca que el embarazo ha terminado, por lo que a la madre se le elevan los niveles de oxitocina rápidamente, provocando las contracciones uterinas y la producción de leche, al mismo tiempo que se produce una sedación natural y tranquilizadora para ella.


¿En qué casos no es posible el apego de dos horas?
- En el caso de tener una cesárea es más difícil lograr este largo apego, por ser esta una operación. De igual manera, se intenta hacer el máximo de apego posible, considerando el estado de salud de la madre y el recién nacido. Pero, en el caso que la madre este inhabilitada para hacer apego, el padre puede sustituirla, y hacer piel con piel con el recién nacido, esta vez con una manta para ayudarle a regular su temperatura.
- En partos de urgencias o bebés prematuros, nacidos antes de las 35 semanas.  
- Mujeres que no estén en condiciones físicas de hacer apego. En este caso también la puede reemplazar el padre del recién nacido, o en el caso de no contar con este, algún familiar del bebé.

Sin duda, el apego de dos horas o más post parto es un excelente descubrimiento que alude a la naturaleza femenina y respeta nuestro instinto materno. Cada vez son más los beneficios que se van descubriendo al respeto.


¿Qué opinas de esta tendencia?





CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top