Súperman, proveedor y bien macho…. ¿¿¿QUÉ???




Tengo unos tíos que dan charlas matrimoniales. No solo charlas, sino que también talleres de orientación, tanto para quienes quieren casarse como para matrimonios jóvenes y también con varios años de casados ya. Y bueno, debo confesar que esto me intimida un poco. Cada vez que voy a su casa con mi recién-marido me siento observada, analizada. “¿Qué estarán pensando?”, me pregunto. “¿Estaremos dando las señales buenas o malas?”. Qué idiotez, ¡lo sé! Pero nuestra mente no nos pregunta qué pensar. Llega y piensa no más…tanto que a veces quedamos heladas, ¿o no?



Así que bueno, el tema del matrimonio no podía no salir un rico domingo de almuerzo familiar. Y mi tía se manda la frase del bronce, aquella que me retumba una y otra vez en la cabeza- Atención (ejem-ejem):
“Las mujeres, modernas y todo, siguen queriendo lo mismo que hace años atrás: al súperman, proveedor y bien macho”. Plop. ¡Quedé plop! (www.instantchan.com)...

Y ahí por supuesto salí yo – la defensora de las causas perdidas y encontradas de la familia - a la defensa de las féminas del siglo 21: “¡Nada que ver! Nosotras no queremos al superman, nos basta con nuestro trabajo, independencia e inteligencia”. “El hombre bien macho ya no calza con la nueva mujer, debe tener su lado femenino bien desarrollado”. “El proveedor en estos tiempos no sólo es el hombre, la mujer también aporta al presupuesto”. “Está lleno de familias mono-parentales en donde la mujer sale adelante sola…” y bla bla bla bla. Hablaba y hablaba yo. Un monólogo defendiendo nada en realidad. Nada, porque entre más generalizaciones hagamos, menos abarcamos. Y mientras más específicas nos pongamos, menos realidades tocamos. Touché. Y me quedé callada no más…

Entonces, me puse a pensar…. Me puse a pensar en lo que dijo mi tía. Reflexioné y traté de ir más allá de las palabras específicas que ella usó y más bien en el concepto y la idea detrás de lo que dijo, inspirada por su vasta experiencia con matrimonios y novios de todos los tipos.

Y resulta… ¡que parece que tiene razón! Es decir… ¡claro que sí! Muchas mujeres se las dan de independientes (sí, aunque lo sean… yo lo soy), de que no les gusta que les abran la puerta o les paguen la cuenta y miles de ejemplos que puedan ustedes pensar. Y sin embargo, estas mujeres duras muchas veces utilizan este personaje como una fachada, para defenderse y evitar, a toda costa, volver a ser heridas. Volver a ser vulnerables. Porque pucha que es terrible estar enamorada y sentir que todo se puede derrumbar. Pucha que es terrible estar enamorada y no saber si tu corazón está a salvo. ¡Ay que es terrible! Así que no nos queda más que hacernos cargo de nuestra vida, nuestro bolsillo, nuestra sexualidad y nuestro corazón. Y con mucha razón digo yo.


Sin embargo… SÍ, aceptemos que el hombre bien hombre, con cara de hombre, que nos haga sentir seguras y que incluso sea medio bruto, nos quita el sueño. Ese hombre que se encarga de las situaciones. Que nos arregla los desperfectos técnicos. Que hace construcciones en las casas, que se encarga del auto, que anda pendiente de las ampolletas. Ese hombre que te pone al lado correcto de la vereda y que pone su brazo protector al frente cuando huele peligro. Ese hombre que te cela y aunque te carguen los celosos, el hombre de verdad sabe cómo hacerlo… ¿o no? Ese hombre que es bien hombre y que igual se muere por ti. Oh god… Al final, ¡¡somos mamíferas miércale!! Igual como a ellos les encanta una mujer femenina, tierna, cariñosa y orgullosa de ser y sentirse mujer.

Y la conclusión que saqué luego de esta reflexión que acabo de compartir es: ¡necesitamos más identificación de roles! No necesitamos guerra de sexos. Noooo que lataaaaa… necesitamos identificación de roles. Que el hombre sea hombre, que la mujer sea mujer.


Esto del feminismo nos ha traído un exceso de trabajo agotador y agobiante. Porque no sólo es más pega como mujer, trabajadora, mamá, amiga y esposa o amante o novia… es más pega porque tenemos que calzar con el famoso rol de la mujer moderna. ¿Qué rol? Ni uno y todos a la vez. Y la que es muy moderna: es criticada (por sus pares by the way) y la que es muy sumisa: ¡¡criticada!! Ah no…qué agotador.


Identificación de roles. Y bueno… sobre ser y sentirse mujer les tengo una próxima entrada muy interesante, que si se lee mal puede sonar en extremo feminista, pero en realidad no lo es. ¡Manténganse atentas!





CONVERSATION

10 ya son Blogger@s:

  1. Me encantó eso de "identificación de roles"... pucha, que me fa-faltó!!! nada...a mejorar se ha dicho y nada de andar peleando como el perro y el gato nunununu!... identificación de roles y trabajo en equipo, esa tiene que ser la bandera de lucha para tener relaciones de pareja sanas y prósperas, que si deciden tener bebés sean capaces de proteger, amar y cuidar a sus hijos en un clima de libertad, respeto y amor.
    He dicho!

    pd: Yo quiero a mi super-mandao', el mago-rdito, macho alfa y me conformo sólo con que sea proveedor de M.A.C. XD (Sport wear, you know!)

    ResponderEliminar
  2. Marwa, creo que me has leído el pensamiento, de hecho tengo una entrada preparada para mañana donde analizo precisamente este tema y trato de explicar desde mi perspectiva el tema de la mujer, el hombre, los roles y las parejas, creo que si opino más te estaré diciendo lo mismo de mi entrada de mañana así que espero que la leas y me des tu opinión tu. Lo único que puedo decir es que tu tía tiene toda la razón y mañana diré con hechos porque.

    Besos y excelente entrada como siempre

    ResponderEliminar
  3. Que bueno chicas!! gracias por comentar. Pops me maté de la risa con el "proveedor de MAC" JAJAJA.... Mujer mutante: estaré pendiente!!! ;)
    besos a ambas
    Marwa.

    ResponderEliminar
  4. jajaajaja ame el http://www.instantchan.com/
    CHAN o CHAN CHANNN

    ResponderEliminar
  5. Buenísima entrada...de acuerdo con todo querida Marwa...ser mujer con todas sus letras, exponernos a lo que quieren y esperan de uno, muy agotador...seguir entregando todo desde nuestra esencia de femina.....en fin...besos


    ah!....y gran aporte el de los CHAN...me mate de la risa XD...y lo guarde para ocuparlos por ahi...jejejeje....

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo. No somos iguales... nunca lo seremos, y que rico que es así, porque de lo contrario sería re fome.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Ciertamente, existe una gran diferencia entre lo que una mujer quiere y lo que dice o cree querer. Muchas veces dicen buscar un hombre sensible y todo eso... pero en realidad esos hombres sensibles son más para amigo que para pareja. Al final se enamoran del tipo que les mueve las hormonas, y ese generalmente es el hombre más "macho". Obviamente influyen muchos factores, pero a las mujeres les gusta que su hombre les de seguridad, protección, les gusta que su pareja sea su Superman.

    Siempre se habla en contra del machismo, pero al final las mujeres suelen ser mas machistas que los hombres, generalmente es la madre la que conciente al hijo hombre y lo va formando con esa mentalidad.

    ResponderEliminar
  8. Primero: Amé el chan! lo amé con locura!!!
    Segundo: buenísima tu reflexión, yo ya tengo un hombre así, pero creo que tienes razón en lo de identificar los roles, no me hace nada de mal cambiar un foco o arreglar la gotera de la ducha, pero para qué romperme una uña si tengo un hombre maravilloso que lo puede hacer por mi? (que descarada, pero es la verdad).

    ResponderEliminar
  9. Bueno, yo tampoco me quiero seguir quebrando las uñas, soy de padres separados y de ser la mayor he me ha tocado cambiar e instalar de hasta focos y a tuberías. Así que por favor nunca más me toque hacer eso, quiero que lo haga mi hombre aunque debo reconocer que lo más probable es que lo este mirando cuando lo haga jajajajjajjaja que maldita

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top