Accesorios de moda.

Mis anillos...
                                      
 Desde muy pequeña, lo que hoy llamamos accesorios, en especial, la bijouterie, las joyas en oro rojo, amarillo y blanco o en platino y plata, con o sin piedras, en especial los anillos, han ejercido una gran atracción sobre mí. Mi abuelas, abnegadas y trabajadoras madres y mujeres españolas inmigrantes, y hasta mi propia madre, siempre tendían a combatir mi gusto por usar anillos y pendientes cuando niña y ya más grande. Se me tildaba de "quincallera", de gustar de las "chucherías"... pero así y todo, no lograron minimizar la fascinación por esa expresión tan clara de lo femenino y, hasta diría, de lo tribal en mí. Ahora noto con agrado que el exceso en la bijou es una tendencia entre las mujeres urbanas de toda edad. Y que somos muchas las "quincalleras". Hay negocios de accesorios que fantaseo con regentear junto a mis compañeras profesoras en nuestras charlas de vuelta de las largas jornadas entre tiza, pesados libros, y marcadores verdes y rojos de corrección de tareas. Tal vez lo idealicemos como ocupación laboral: no ha de ser un lecho de rosas tener un negocio que hasta abre los domingos, lleno de mujeres que pueden pasar horas a la hora de decidir qué comprar... Pero el sueño de vivir rodeada de collares, pulseras, brazaletes y anillos, grandes y ampulosos, pequeños y refinados, es una fantasía para quien lleva tanta tiza bajo las uñas y para cualquier mujer, creo, porque la gracia está en poder pasarse el día probándolos...
  La última tendencia que se ha impuesto por aquí son los accesorios que se asemejan a talismanes, con ciertos animales que se han puesto de moda, en diferentes tamaños y materiales, que simbolizan cualidades muy interesantes. Y me han hecho ponerme a investigar un poco.


La Libélula.               
REGALOS LIBELULARES.

  Para mi cumpleaños, recibí de mi esposo un bello anillo en plata con circonitas que tiene una libélula. Luego me compré un colgante haciendo juego, y daba la casualidad que mi hermana me había regalado unos pendientes completando el set, que igualmente no uso todo junto, ya que la censura en la infancia ante lo recargado ha dejado huella en mí.

  Mi marido también investigó sobre el significado de la libélula al obsequiarme el anillo, y aprendimos que este bello insecto es símbolo de la  fragilidad de la vida, de la belleza, de la juventud, de la felicidad, temas recurrentes en la poesía y el arte de todas las épocas y de todos los países. Según él, hoy están asociadas a mi presente, al fluir prolífico de mi energía creativa.
                                       
  Pocos saben que uno de los nombres más antiguos de Japón, hoy conocida como "la isla del sol naciente", fue, precisamente, "la isla de las libélulas". Esto se refleja en los haikus, o composiciones poéticas breves, que son una auténtica tradición nipona exportada el mundo. Aquí va un ejemplo de insólita  sencillez y belleza: 


 "Todo va fluyendo
los sueños de las libélulas  
en las burbujas del agua."                


  En Japón, son el símbolo de la libertad y de la imaginación. Y en el Patio Noble de la Asamblea de Extremadura en Mérida se puede visitar una exposición titulada "Libelular" del pintor sevillano Manuel Luna. En esta muestra las libélulas tienen un papel estelar, por sí mismas y asociadas a los tablones de madera, las niñas, las mujeres o las adolescentes. Libélulas azules de los días dorados de la infancia, libélulas "guerreras" en "La fuerza de la fragilidad" , libélulas dóciles, frágiles, díscolas, ocres, violáceas, eróticas, sedientas, libérrimas...


OBRAS LIBELULARES DE MANUEL LUNA.    
  La libélula comienza su vida bajo el agua al salir del cascarón de un huevo, y se convierte en larva o ninfa. Puede nadar, pero no puede volar... Después de un año o más, sale del agua y muda su caparazón para convertirse en una libélula adulta, aunque no puede volar de inmediato. Sus alas están húmedas y suaves, y debe esperar una o dos horas para que sus alas se sequen y se endurezcan. Este es un momento peligroso, porque si un pájaro, una lagartija u otro depredador la ve, puede terminar siendo su almuerzo. En cuanto sus alas están suficientemente endurecidas, la libélula comienza a volar y zumba por todos lados buscando alimento. Algunas sólo viven unas cuantas semanas, otras sobreviven varios meses... Me identifico con las esperas, la vulnerabilidad ante el cambio constante, la creatividad, la capacidad de re-crearse y las ansias de volar de estos bellos insectos que ahora llevo puestos sobre mí.


La lechuza y el búho.


Mis lechuzas.
                            
   Otro animal que se ha impuesto es la lechuza y el búho. Éstos me resultan muy atractivos, pero más duros de llevar por algunas de sus implicancias, aunque compré. La lechuza viene ya de la mitología griega, y se vincula con dos bellas diosas: Atenea o Minerva, para los romanos, y Dialéctica. De acuerdo a la info que encontré en http://www.lechuza.org/zoo/lechbasi.htm




     "Minerva (...) contempla tranquila y segura su símbolo. Dialéctica está en movimiento y observa con no poco asombro lo que sostiene, que mantiene además cubierto por tenue velo. Minerva va ricamente vestida, tocada de impresionante casco, lanza y escudo. Dialéctica lleva una sobria túnica que oculta su desnudez, ninguna impedimenta puede molestarla, incluso camina descalza. Sobre el brazo derecho de Minerva, la pequeña e inofensiva Lechuza. Sobre el brazo izquierdo de Dialéctica, el menos pequeño y más peligroso Basilisco. La mirada de la Lechuza es ojilúcida, viva y penetrante, capaz de ver hasta en la oscuridad. Sin embargo la mirada del Basilisco todo lo destruye y reduce a cenizas, por eso debe huirse de su vista, o cubrirle con un velo que amortigüe tan devastador poder. Minerva, la diosa de la Guerra, cuando no necesita portar sobre su brazo a Nike, la Victoria, porque se mantiene la Paz, atiende a la observadora y conservadora Lechuza, símbolo del estudio, del conocimiento, de la serenidad intelectual y moral. Pero Dialéctica no se contenta con el simple estudio, con la fría repetición y acumulación de saberes, pues exige el arte de discurrir y disputar, el enfrentamiento a las opiniones contrarias con las armas de la razón, aún a costa de convertir en cenizas muchas falsas creencias; por eso se acompaña del Basilisco. Minerva es el Poder. Dialéctica es la Razón. Minerva y su Lechuza se aproximan más a la complaciente filología. Dialéctica y el Basilisco se aproximan más a la incómoda filosofía." 
  La sabiduría asociada con la lechuza daría paso a la filosofía hace unos 3,000 años no más... Más tarde, los Cristianos asociarían la Dialéctica con el basilisco, y este animal aparecerá en varias figuras de carácter netamente religioso. Hoy, llevamos lechuzas como colgantes, anillos o aros, pero ya no nos basta el saber de los sabios del pasado o la religión: es necesario confrontar esta realidad cambiante con un pensamiento nutrido por lo sabio, lo místico, pero fresco, potenciado ya por la mirada clara de las lechuzas, la mirada sabia propia del ser ...



  Interesante, ¿verdad? El búho, otro variante de mayor porte, es un animal nocturno y posee la capacidad de ver con claridad en las sombras y la valentía de seguir sus instintos depredadores. Es de movimiento silencioso y ágil, y se lo asocia con los secretos y las premoniciones, con la oscuridad y lo invisible, con la luna y la libertad. Ya no denota el misterio que tuvo durante largo tiempo, pero aún perdura entre nosotros el mote de "lechuza" para el que anticipa desgracias, y cierto temor  cuando, de noche, su grito ululante agita la paz nocturna y provoca a muchos la angustia. Sus ojos, de mirada directa y cuasi humana subyugan y, a veces, resplandecen improvisamente en la nocturnidad. Esto explica probablemente porque muchos consideran a la lechuza un pájaro diabólico y de mal augurio. En realidad, es un ave útil que destruye pequeños animales predadores. Por su aspecto, se convirtió en el compañero tradicional de los hechiceros, de las brujas, de las videntes y de los adivinos, que penetran en las tinieblas del inconsciente. ¿Y qué mujer no tiene algo de bruja?

  Si sueñas con el grito de una lechuza, tu psi probablemente interpretará que se te anuncia muerte o malas noticias a causa de tus enemigos, o un gobernante cruel o un ladrón que te ronda... Aunque otros lo interpretarían como la disipación de tus miedos. Los más afirman que es un pájaro de mal agüero, por las supersticiones y las leyendas tradicionalmente asociadas con él. En resumen, la lechuza simboliza la muerte, la noche, el frío y la pasividad. En sueños se considera un mal presagio, y se interpreta en igual forma que el búho: augurio nefasto, malas noticias, desamparo, acontecimientos dolorosos, penas, tristeza, situación difícil, pérdida del empleo, separación conyugal, divorcio. Aquí no me siento tan cómoda, ¿quién podría? No obstante, la vida siempre tiene algo de todo eso en reserva para nosotros. Tal vez llevar la lechuza puesta sea como un "Memento Mori", un recordatorio de que sabemos que la pérdida y la muerte vendrán, y estaremos aquí para hacerles frente.                                   
  De todas formas, me quedo con la idea de la poderosa visión entre las sombras que se adquiere con la madurez y el crecimiento personal, con la clarividencia, con la belleza de las poderosas diosas y su amor por la sabiduría, no importa cuán duro resulte lo que ese amor tenga para revelarnos.


                                   


Y a tí, ¿qué animal te gusta llevar como accesorio? ¿Has averiguado por qué?


Fernanda "A boca de jarro", desde Buenos Aires, Argentina




CONVERSATION

8 ya son Blogger@s:

  1. Me encanto tu entrada XD

    ResponderEliminar
  2. wow, super interesante la entrada, la verdad me encanta todo eso de los talismanes y los significados de las cosas. De manera personal, llevo más las piedras y la plata, eso es lo que me acomoda xD. Excelente entrada xD es como un SAbias que???? y como soy un poco curiosa y lectora me gusto enterarme de todo lo que nos contaste hoy

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Anónimo con tutorial que viene buenísimo para todos los bloggers, y gracias LMM, siempre tan alentadora. Eres "quincallera" entonces, de las mías...Las piedras son interesantes y bellas, y cada una se asocia con alguna cualidad diferente.Hay que investigar. Me pregunto si en Chile están de moda este tipo de accesorios "animalescos". Aquí también se lleva mucho el "animal print", lo que se asemeja a la piel del tigre o la cebra, en estampados para ropa, pañuelos, carteras, zapatos y hasta paraguas!
    Gracias y saludos!
    Fernanda "A boca de jarro".

    ResponderEliminar
  4. Interesante =) No tengo preferencia de animales pero a veces llevo un collar con caballito de mar y me gustaría un día poner algo con dragón, no sé bien porque, es que son lindos!

    Beijo Fer!

    ResponderEliminar
  5. A la verdad si parece que se esta llevando he visto en las tiendas pero no he visto por ahora alguna conocida llevándolas tal vez es cosa de tiempo, se ve más en la gente mas mística ese tipo de cosas como llevar animales o talismanes y es super interesante

    ResponderEliminar
  6. Se me olvido agregar que alguna de las curiosidades que tengo es un llamador de angel antiguo de colgante que es una esfera de plata que al movela suena como una campañita xD y también tengo colgantes de dioses hindues, el de la danza y ganesha y ademas una llave de plata antigua que me abre todas las puertas todos tienen sus significados para mi xD

    ResponderEliminar
  7. Tatuagem, poeta políglota y multi-bloggera ejemplar: sos de fierro, amiga, sos un lujo!!!
    No sabés qué feliz que me hace tu acompañamiento aquí y en casa. Te lo agradezco con el alma.
    El dragón: el fuego de tu alma creativa y pasional...sos brava, diablita, y lo bien que haces :)! Y el caballito de mar es una especie en la que el macho es el que tiene como una bolsa como la del canguro donde guarda los huevitos... interesante si hacemos una analogía con lo que desearíamos las mujeres muchas veces para tener nuestra cría, no?
    Y LMM, me encantan los llamadores de ángeles, y tengo ángeles en casa, pero de verdad ángeles: una niña cristal y un varón índigo, no se si has escuchado algo de esto, pero es una teoría muy interesante que cada día me convence más. En cuanto a las diosas, vengan de Grecia, Roma o la India, te van a la perfección... y aquí en Argentina se usaron mucho las llaves el año pasado, y yo me compré una pulsera con distintos tipos de llave, que ya me abrió varias puertas, por cierto. Supongo que la llave simboliza el afán de aprender, saber, conocer, descubrir y encontrar caminos. Y si algo que estamos haciendo tú y yo, cada una a su modo, es buscar abrir caminos a fuerza de conocimiento propio, de la gente y del mundo.
    Gracias por comentar!!!
    Fernanda "A boca de jarro".

    ResponderEliminar
  8. Me gusto mucho tu post, yo ayer me compre la misma lechuza que tenes vos.. Realmente nunca le preste atención ni a las lechuzas ni al significado de los animales en los colgantes, porque nunca había usado un collar con animales. Pero ayer fue raro, fue como que la imagen me llamo.
    Hasta dude entre 2 lechuzas-buhos. Yo la vi y pensé en ella en modo de protección.
    Pero no pensé que tenían un significado tan pesado, fuerte y oscuro a la vez.
    Bueno, espero que me abra el camino aun en la oscuridad y me proteja.
    Voy a llevarla seguido entonces (ah XD raramente le puse MÍSTICA de nombre)
    Me encanto el post, saludos y gracias

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top