¿Cómo no sucumbir ante las calorías en invierno? en Cómo Hacerlo


Por Marwa, desde Chile

Es el colmo, ¿o no? El invierno viene a puro atentar contra nuestra dignidad: ¡de la nada aparecen kilos y pelos! Porque depilarse en invierno es una lata, ¿verdad? ¡Y hacer dieta también!

Es completamente normal necesitar más calorías en invierno, pero debemos saber CUÁLES calorías ingerir, para que así cuando comience septiembre no nos venga la desesperación. Mucho mejor es crear hábitos sanos que nos duren toda la vida, en vez de matarse con los ejercicios mientras una se muere de hambre en la primavera, ¿no creen?´



¡Comencemos!

PRIMER PASO: consumir hidratos de carbono complejos

Vamos primero que todo a derribar un mito. Desde ya debes comprender que para tener un nivel de azúcar estable en la sangre, debes consumir diariamente un 60% de Carbohidratos Complejos. ¿Porqué? Aquí te digo porqué.


Al contrario de los que te dicen en la tele y en las revistas de mujeres flacas, esqueléticas y desnutridas, los hidratos de carbono son muy beneficiosos para tu salud, pero deben ser COMPLEJOS. Estos amiguitos son la principal fuente de energía para el ser humano, a través de la cual nuestro cuerpo cumple con múltiples funciones corporales: ejercicio, mantención de temperatura, digestión, asimilación de nutrientes ¡y muchas otras! (“Dieta para una nueva Tierra” Dr. Ignacio Parada).

Los alimentos que más aportan a este grupo son los cereales integrales, legumbres, frutas y verduras. Entonces, todos los días, cada día diferente al otro, puedes consumir:


-          Avena integral (no azucarada): puedes endulzar con miel o Stevia.
-          Trigo
-          Maiz
-          Mijo
-          Cebada
-          Arroz Integral
-          Centeno
-          Quínoa
-          Burgol
-          Pastas integrales
-          Legumbres de todo tipo: lentejas, garbanzos, variedad de porotos, habas.

Los panes integrales con semillas y cereales son una excelente opción en el desayuno y a media tarde. La avena para el desayuno y arroz integral, quínoa, burgol, legumbres y pastas integrales para almuerzo y cena.

Estos alimentos mantienen tu índice glucémico estabilizado, por lo que es MUCHO MÁS DIFÍCIL que te den arranques de ansiedad de dulces, pasteles, chocolates y cochinadas.


SEGUNDO PASO: hazte amiga de las sopas de verduras (mmm ¡que rico!)

Y mejor aún: cocínalas tú misma. Asegúrate de que tengan siempre algún ingrediente antioxidante: cebolla, ajo, cebollines, coles de bruselas, brócoli, tomates. En general todas las verduras son antioxidantes, pero esas aún más. Si quieres añadirle un valor nutricional máximo: cocina las verduras al vapor (no hervidas), y luego mételas a la juguera con el líquido de alguna legumbre que hayas cocinado. Cocina con sal de mar. ¡Delicioso! Puedes hacer un montón el fin de semana, y guardarlo para todos los días, como entrada a tu cena o como plato principal. Mezcla las verduras como te plazca hasta que encuentres tus combinaciones favoritas, y sobre todo evita añadir grasas saturadas, como los “calditos maggi” o ese tipo de calugas que tienen un exceso de grasa y sodio.



Tercer paso: ¿consumes suficiente fibra?

Es que realmente es fundamental que conozcas qué hace la fibra por ti. La fibra, querida lectora, añade volumen al contenido del intestino grueso, elevando el nivel de saciedad y haciendo que se diluyan los posibles agentes cancerígenos que atacan nuestras paredes celulares (encontramos agentes cancerígenos en todos lados, incluidos tu shampoo, bálsamo, algunos perfumes, cremas, artículos de aseo, etc. créeme que la fibra es un salvavidas). La fibra soluble se une con los agentes cancerígenos, toxinas, sales biliares y radicales libres y los elimina por el intestino, antes de que el organismo tenga tiempo de absorberlos.

Además la fibra reduce los niveles circulantes de estrógenos en el organismo, lo que reduce muchísimo el riesgo de generar cáncer de mama.

La fibra la encontramos en todas las frutas, verduras y cereales integrales, pero si quieres realmente asegurarte de tener suficiente fibra en tu organismo, mezclada con antioxidantes y minerales muy beneficiosos, que además te quitan la ansiedad, consume diariamente Germen de Trigo, o Levadura de Cerveza, en polvo o pastillas que sean naturales y sin aditivos.


CUARTO PASO: ¡¡el hedonismo!!

Éste es mi favorito, obvio. Resulta que muchas veces estamos alimentando nuestras emociones, Y NO NUESTRO CUERPO! Entonces… entrégate placer amiga mía. ¡Busca placer! Porque si no, terminarás buscando incansablemente las endorfinas que te entrega el chocolate. Sexo, baños de tina, masajes, deportes al aire libre, baile, salida con amigas, ¡shopping!, regaloneo, interacción con animales, tarde de películas, siesta rica…. Mmmm se me ocurren mil cosas y eso que no he nombrado las más cachondas ;-)


Y por último: evita lo blanco – que significa refinado: azúcar, pastas, arroz y pan. Que sea todo morochito, que está más bueno ;-)

Bon apetite J



CONVERSATION

7 ya son Blogger@s:

  1. ESPECTACULAR ENTRADA!! Muy bien explicada.Yo por mis estudios universitarios se harto del tema y por los 20 kilos que he subido por no saber comer de no comer nada pase a comer todooo! Bueno tu  le has acertado a todo! Lo que escribes es muy cierto!
    Una pueda bajar de peso seguro siguiendo tus consejos o no subir y no morirse de hambre y andar con un genio de la puta madre! yo baje comiendo puras cosas integrales , pastas,arroz.. muy rico 5 kilos en menos de mes y medio! Y nada de hambre! Lo importante también es el orden y comer por lo menos cuatro veces al día. Y la actividad física. 
    Hay que aprender a comer bien y sano!
    El CUARTO PASO!!! Es lo más importante de todo lo que dices!! 
    FELICITACIONES Y GRACIAS!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Patricia O.(Patokata)12 de mayo de 2012, 19:43

    Que buena entrada Marwa!!
    Cierto que en invierno como que nos cuesta más todo jaja, pero con estos consejos y la buena información le entran a una las ganas.
    Gracias por compartir!!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. qué buenos consejos!!! 
    hay un truco genial para añadir propiedades beneficiosas a las cremas de verduras, hacer una infusión con hierbas (tipo diuréticas, antioxidantes, adelgazantes...) y utilizar esta infusión como base para la crema.
    personalmente he de confesar que sigo un régimen rico en porquerías, me paso el día picando todo tipo de guarradas y mi peso siempre es el mismo, nada como acostumbrar al cuerpo a que queme calorías a saco! 
    eso sí, aunque coma de 5 a 7 veces al día, siempre procuro cenar varias horas antes de acostarme por lo que, contando con las horas de sueño, hago un ayuno de unas 12 horas casi todos los días.
    siempre que comáis, pensad... mmm! qué rico!!!! y encima adelgaza!!! (aunque os estéis metiendo un bocado de 2000 calorías) la sugestión es una gran aliada ;)

    ResponderEliminar
  4. Me encanto la entrada, buscare germen de trigo, tengo una visa sedentaria y sino hago algo ahora me arrepentire en el futuro!
    Gracias por los datitos :)

    ResponderEliminar
  5. Ay! Me encantó! Compartiré estos datos con mi mamá! Seguro nos servirán!

    Gracias Marwa!

    ResponderEliminar
  6. Voy fijo a practicar el cuarto paso.... me encanto la entrada, muy útil para este invierno :)

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top