Esperando NADA


¿Han escuchado esa canción? Mientras más pasan los años, más me gusta la música de mi adolescencia y más me gusta Nicole… bueno, ese no es el tema (pero puede ver el video aquí). El tema es que cada día me convence más la posibilidad de esperar nada de las personas, nada de nada.


Erróneamente siempre esperé todo del que me rodea, era como un contrato implícito con la sociedad. El que se me acercaba tenía que comportarse a la altura de la situación y responder con lo que yo consideraba mínimo (y parece que era harto, o eso me hacían notar varios). A fin de cuentas esperaba que las personas dieran lo que yo doy sin meter en la ecuación las diferencias vivenciales que nos distancian. Con esto no declaro ser la persona que más da, qué va… pero soy entregada per se y mis relaciones interpersonales pueden hacer gala de ello.


Claro está, que como todo en la vida, esto tiene un gran punto en contra porque al no tener expectativas de las personas dejas de pedir lo mejor de ellas, y, obviamente, dejas de recibir lo mejor. Por lo menos eso me ha pasado. Cada día considero menos importante que se cumplan fechas o compromisos, entonces el individualismo aparece como superpoder y termino creyendo fielmente que si no hago yo las cosas no se harán, o no se harán bien. Una herejía de pensamiento para el ser humano, considerando que estamos hechos para vivir en comunidad y por ende, determinados para aprender el trabajo en equipo (obligatoriamente en estos tiempos).

Finalmente, creo que esperar nada es sabio a la hora de aminorar las frustraciones propias y sumar sorpresas agradables (eso es cuando a la gente se le ocurre hacer lo que uno no esperaba, ¡qué felicidad!), pero creo que le hace un flaco favor a la sociedad. ¿Se imaginan un mundo sin sacarnos el jugo entre nosotros? ¡Qué lata que nadie te desafíe!



CONVERSATION

6 ya son Blogger@s:

  1. Lo bueno es que cuando uno deja de esperar y encuentra la felicidad en eso... la vida te sorprende y todo parece maravilla.

    A mi igual me gusta invertir en algo, en relaciones de amistad o amorosas, por ejemplo, y recibir lo mismo que doy, por lo menos... pero muchas veces, al mismo tiempo, esa presión de que debes retribuir o mantener algo da dolor de cabeza cuando el tiempo no te alcanza o las circunstancias no lo permiten... es todo un cuento!

    ResponderEliminar
  2. Si "esperas nada" tendrás grandes sorpresas sin desilusiones, pero a la larga no se si sea lo más sano.
    Yo pasé de "esperar" al otro extremo (igual que tú) "esperar nada". Sin embargo, cuando me di cuenta que de ambos modos me cagaba la psiquis, ahora elijo de quienes espero y quienes no (uno igual cacha más menos el perfil del individuo que tiene al frente) así que hasta el momento es lo que mejor me ha funcionado. Ni ahí con los casos perdidos.

    ResponderEliminar
  3. Buenisima!! Amo esa cancion de nicole y el video!
    Ahora estoy muy en acuerdo contigo en todo lo que dices, creo que es mejor no tner tantas espectativas, pero ya no lo aplico a todo el mundo, yo ahora exijo a la gente que me responda sobre todo a la gente que amo! En la vida me han desilusionado las personas más cercanas a mi como mi padre y asi mas.. pero hay gente de la cual si se pueden esperar buenas cosas y esperar algo bueno, no nada. En cuanto a las situaciones de la vida igual, la vida me a sorprendido tanto que ya he divido el sentimiento por algunas cosas o personas espero mucho y otra nada. Jjajajaja igual es patuda mi forma pero es rica te llena de positivismo.

    ResponderEliminar
  4. no se le pueden pedir peras al olmo... hay que conocer a quienes nos rodean, si alguien es agarrado no podemos esperar que nos invite a cenar pero, tampoco hay que tirar la toalla.
    hay personas de las que no puedes esperar gran cosa, pero incluso así, debemos darles la opción y ser objetivos, no creo que sea bueno medir con el rasero de lo que nosotros creemos que es lo correcto.
    alguien puede tener algún detalle que tal vez nos parezca insignificante, pero si nos ponemos su pellejo, es muy posible que terminemos dándonos cuenta del gran gesto que ese detalle supone para esa persona.
    claro está, al final siempre somos libres de decir paso de tu rollo... pero para eso antes hay que conocer el rollo ;)

    ResponderEliminar
  5. Soy una engañosa, me hago la que no espera nada pero en el fondo si espero algo, aunque no me sorprenden las cosas, sobre todo las malas jajajajajaa, sí las buenas, las disfruto mucho, pero si alguien o algo me sorprende de mala manera no me sorprende en absoluto, podría decir que no espero pero sí :)Soy una loca linda :)

    ResponderEliminar
  6. Me pasa lo mismo que a LMM......digo: No esperare nada más de la gente!
    y en secreto ando mirando de reojo para ver si hacen lo que no debería esperar....es este Karma de ser mujer al 100000% y debo aprender que el mundo no anda al ritmo mío...

    Buenisima entrada Mi Rose!!!! y esa canción en buenisima!!!!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top