Sin rollos con mis rollos



Por La Churro desde Chile

Recuerdo que en la época del colegio me acomplejaba mucho mi cuerpo. Siempre fui de las más altas del curso, blanca como papel, muy flaca pero siempre con mi pancita. En mi casa solían decirme Liquid Paper (el lápiz corrector). Nunca lo hice saber, pero me acomplejaba enormemente ya que mis compañeras comenzaban a desarrollarse y yo seguía siendo un lápiz con guata.

De un día para otro explotaron mis hormonas, me salieron un par de pechugas enormes y unas caderas mega prominentes… Pero seguía con mi pancita. Nuevamente complejos.


Sentía que cualquier escote se me veía vulgar, si usaba pantalones a la cadera (muy de moda en esa época) era inevitable que se me escapara el rollito o la llantita, mis labios enormes los veía como ventosas, seguía odiando ser tan blanca y mis piernas, según yo, eran iguales a las de Patricio Estrella de Bob Esponja. La peor tortura era verme desnuda y me escondía tras pantalones sueltos y blusones grandes (aunque siempre con full estilo).

Todos estos complejos duraron hasta que comencé a conocer hombres y a tener aventuras por aquí y por allá. Resulta que mis senos vulgarmente grandes eran inmensamente atractivos para ellos, mis piernas de cono resultaron ser encantadoramente kilométricas, ellos adoraban lo tersa y extravagante de mi piel perfectamente blanca, mis labios carnosos más apetecibles que los de Esther Cañanadas y, lo mejor de todo, mi rollito que tanto me acomplejaba resultaba delirante para ellos tomarlo con fuerza cuando yo estaba encima durante el sexo.

Después de pasar por varios hombres me di cuenta que cada uno amaba un distinto “defecto” en mí. Entonces aprendí que jamás debía sentir vergüenza de mi cuerpo, si lo miras con el prisma correcto aprenderás a amarlo. La gente debería avergonzarse de ser mentirosa, cínica, ladrona, deshonesta, pero JAMÁS avergonzarse de lo que la naturaleza nos ha dado

¿Te perturba tener pechos pequeños? Piensa en lo elegante que es tu escote. ¿Te avergüenza tu trasero enorme? Todos los hombres aman los traseros enormes. ¿Te sientes demasiado flaca? Piensa que eres estilizada. ¿Muy pecosa? No existe nada más coqueto que las pecas. Piensa en ti de manera distinta, desnúdate frente al espejo y sorpréndete con lo maravilloso que es el cuerpo humano. Que nadie te diga que no eres perfecta, si miras con el lente adecuado tus “defectos” pueden ser maravillosos. Sólo cuando dejes de acomplejarte ante tu desnudez aprenderás a amarte y, cuando te ames, ¡el mundo será tuyo! (con todos los hombres incluidos en él).



CONVERSATION

20 ya son Blogger@s:

  1. Así se habla. Nos tenemos que querer nosotras, siempre. un beso.

    http://myfashionbreak.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que siempre digo: si yo misma no me quiero... entonces quién lo hará? Besos!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Makita, pero la verdad no ha sido siempre así. La seguridad se trabaja, y lo que ganas con eso no hay quién te lo quite!

      Eliminar
  3. churro, estás muy sembrada, es un gusto leerte...
    no hay nada más sexy que gustarse a una misma!!!
    xoxo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buena expresión! "estás muy sembrada"
      Gracias por tu comentario. Besos!

      Eliminar
  4. qué buena entrada linda, mira que ando en una onda parecida con descubrir que los "defectos" que odiaba de mi ahora me los aplauden estando en pareja. Besos y sigue con la confianza tan necesitada en estos tiempos femeninos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre digo que mis defectos hacen mi perfección ;)
      Vamos todas con el Girl Power!

      Eliminar
  5. Bueno, a mi me pasó un poco lo mismo. Yo soy full desproprocionada... plana y super caderua' xd ... ya sabemos pro qué me quieren los hombres jajajaja, en fin, siempre fui falaca, pero hace un par de año subí los 10 kilos que toda mi vida mi mamá logró conseguir con dietas estrictas, con juntas médicas y alimentos para guaguas a los 15 años (así estaba yo, al borde de la desnutrición, qué tiieeeeempoooos, aquellos!!!! xd)... bueno y ahora, me encanta como soy, lo único que detesto de mi, es la pancita, tipo corrector, porque además, tengo hiperlordosis, por lo que mi POPS, más grande se ve xd (ahora entienden lo de POPS?), tons la pancita, se sale, y todos piensan que estoy embarazada, cuando ni tengo ni ganas de estarlo ploc!...
    No sé si a alguien le guste mi panza, pero yo sólo quiero bajar unos cuantos kilitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sigo con mi pancita eterna, por más flaca que he estado no se va jamás. pero sabes? Aprendí a estar agradecida y lucir otras cosas bellas en vez de vivir mortificada con eso. Si yo no le doy importancia, los demás ni la verán. Además, qué importa tu pancita si tienes un bellísimo pops? jajaja Besitos linda!

      Eliminar
  6. Que linda entrada!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    y el tema del autoestima ha sido tema para mi..no me encontré nunca linda, no tengo porte, no tengo pechugas, lo que desarrolle ha sido un buen trasero proporcionado....pero saben, uno debe estar agradecida dde quien es!
    me encanto tu entrada linda"!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el lindo comentario. Creo que nosotras mismas debemos trabajar en cambiar los absurdos cánones que existen. ya lo dije, hay que avergonzarse de ser mala persona, mentirosa, irresponsable, no de tener mucho o poco de algo.
      La autoestima es un trabajo diario y no se puede flaquear en eso. Besitos!

      Eliminar
  7. Simplemente cierta!
    Nos cuesta tanto aceptarnos y al final es más simple de lo que podríamos pensar. Todo en nosotras es único y maravilloso.
    Felicitaciones por la entrada! Estoy ansiosa por leer más!

    ResponderEliminar
  8. Simplemente cierta!
    Nos cuesta tanto aceptarnos y al final es más simple de lo que podríamos pensar. Todo en nosotras es único y maravilloso.
    Felicitaciones por la entrada! Estoy ansiosa por leer más!

    ResponderEliminar
  9. gud! cuando salgo..pienso en lo bella q soy y me va la rajaaa...es pura actitud!

    ResponderEliminar
  10. Muy cierto lo que dices :D hay que aprender a aceptarse y amarse porque siempre habrá alguien que le guste lo que a ti no .

    Muy buen blog :D sigue así !!!

    ResponderEliminar
  11. Casi lloro de felicidad! Cuánta razón! Yo no sé qué onda mi vida, bajé de peso y me sentí tan segura y cuando subí de nuevo, me acomplejé mucho mucho mucho. Me está costando el volver a quererme, siento ene vergüenza de mi flacidez y de mi cuerpo blaando. Rayos y centellares. De a poquito hay que quererse, estoy volviendo :)
    Los rollos están en la cabeza! Toda la vida es actitud. Siempre pienso "ya weona, actitud es lo único que teni pa triunfar en esta vida"

    ResponderEliminar
  12. tienes toda la razon yo ahora me complejo con mis rollitos post parto por no tener trasero y muslos gordos aunque hay dias que me levanto me miro al espejo me maquillo y soy feliz con todo lo que tengo :)
    al que no le gusta mala suerte soy feliz así :)
    y mori cuando leí esto :D
    ¿Muy pecosa? No existe nada más coqueto que las pecas.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top