Relatito Nº4: Pieza perfecta

Por Tania Yesivell desde Honduras


"Una compañía es como un gran reloj"

Esta mañana me levanté sin más motivación que saber que no había otro remedio. 

Cuando me di la ducha de rutina, no sentí que me hiciera despertar. Saqué la ropa que correspondía a ese día, según las preparaciones del domingo pasado. Me cepillé los dientes, me hice un peinado rápido y revisé mi bolso.


Me aseguré de que la puerta quedará bien cerrada, aunque no me interesa en realidad si encuentro vacío ese apartamento cuando vuelva. Caminé, sin ver a los lados, hasta la parada de autobuses. Esperé. Tomé el primer autobús y, sin saber como, me sostuve en pie durante los cuarenta y tantos minutos de trayecto. Recorrí a pie las dos cuadras que me faltaban para llegar al trabajo. Cumplí las ocho horas de rigor sin salir del edificio durante el almuerzo.

Para volver a casa tomé dos autobuses. En la parada donde esperaba el segundo, un desconocido me ordenó que le entregara mi teléfono móvil. No pude hacerlo porque todavía no he comprado uno después del asalto de hace dos semanas, así que el hombre se conformó con llevarse mi monedero.

Entré a la casa y me preparé una sopa instantánea.

Me cepillé los dientes y me puse el pijama. Metí toda mi ropa a la maquina y programé el  lavado estándar. Me fui a la cama mientras aún funcionaba.

Ahora aquí estoy. Tratando de encontrar algo importante en mi día, algo que lo vuelva especial, una razón para levantarme mañana. Pero no. Mañana me levantaré porque no hay más remedio.

No hay nada malo en mi vida. 
No hay nada bueno en mi vida.

Soy otra pieza perfecta en la gran maquinaria que llamamos sociedad, país, humanidad.



CONVERSATION

7 ya son Blogger@s:

  1. Quizás hoy no hay nada importante, ni ayer tampoco lo hubo. Me siento igual por estos días, pero me acuesto pensando que mañana será el día en que la magia vuelva. Mucho ánimo, ya que nada dura para siempre.

    ResponderEliminar
  2. Está de tu mano encontrar la razón que te permita levantarte cada mañana con más alegría, con más ganas. Unas veces con más ganas y otras con menos, pero con una razón. Un sueño por ejemplo. Querer alcanzarlo te ayudará. No hay que regozijarse en la mierda. Hay que sacar la cabeza y mirar alrededor hasta encontrar ese sueño.
    Ya me callo. Menudo rollo te he contado. Animo y besos.

    www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Mucho animo, no hay nada pero que la rutina sin un fin en mente ( que bellos recuerdos) Date un tiempo para ti todos los dias, es la clave. Que sean 20 minutos de yoga, zumba, acondicionamiento fisico por youtube. 20 minutos aprendiendo un nuevo idioma o a tocar la guitarra...youtube es tu amigo :D

    ResponderEliminar
  4. Cuando vivi una situacion similar, me di cuenta que la vida me estaba poniendo a prueba, yo misma tenia que sacar fuerzas de muy dentro mio y ponerme con vision de caballo de carrera en cuanto al uso de mi tiempo. Enfocarme solo en mis metas personales, mis circunstancias laborales no las podia cambiar a la brevedad. Si no tenia metas concretas, inventarme unas, planear mi futuro al lujo de detalle, con variaciones del mimso en caso de que plan a no funcionase y con mucha disciplina ( que adquirirla es una meta en si misma) ver como mis suenios se van cumplieanode a a poco. Empezar siempre pequenio es la clave :)

    ResponderEliminar
  5. Creo que a todas nos ha tocado pasar por días así al menos una vez, pero al final, siempre es posible salir de ese estado, no hay que darle al sistema más importancia de la que debe tener. Lamentablemente vivimos en un mundo que nos hace funcionar peor que un reloj algunas veces, por eso es importante robar algo de tiempo para ti misma, para lo que quieras, leer, escribir, aprender algo, bailar, gritar, tomar un café, eso es lo de menos, lo importante es que te des el espacio.

    Recuerda que no eres una máquina sin alma. Animo ;)

    ResponderEliminar
  6. Esto es al puro estilo foreveralone enero!!!
    Me he sentido tan así, tantos días... Somos muchas!

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, no hay ficción que no esté basada en la realidad, pero en cierto modo, esto más bien es mi mayor temor. Y lo peor es que a veces, por evitarlo me voy al otro extremo jaja.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top