Cuando tres no son multitud

Por La Churro desde Chile



He escuchado a muchas mujeres hablar que su fantasía sexual es estar con dos hombres a la vez, algunas no lo cumplen por pudor, otras porque no saben cómo llegar a estar en esa situación, o simplemente porque disfrutan manteniéndolo como un maravilloso film que pasa en sus mentes antes de dormir. Pues bien, quien más que vuestra querida Churro cumplió esa anhelada fantasía. ¿Se acercará a lo que se ve en las películas? Aquí les cuento cómo fue.



Estaba trabajando fuera de mi cuidad y teniendo una pésima relación con mis empleadores, quienes justamente me alojaban, además en el punto de venta en que yo estaba me encontraba sola todo el día. Se avecinaba un pésimo verano. Al lado de mi local funcionada un pub, donde casualmente trabajaban solamente hombres. Los chicos vieron mi soledad y me iban a conversar todos los días (jamás me compraron algo). De a poco iba conociéndolos, así que luego de mi jornada laboral (¡¡de 13 horas diarias!!) iba donde mis adorados vecinos a esperar el transporte que me llevaría a la casa del terror. 


Justamente de quienes me hice más cercana en este local eran Don Administrador y Don Barman, quienes alojaban en dos dormitorios que quedaban en el tercer piso de aquel pub. Yo pasaba mis noches tras la barra ayudando y bebiendo cuanto quisiera con autorización de mis nuevos amiguitos. Aquel día tuve una enorme discusión con la pareja de mi jefe, así que no quería llegar por nada del mundo a esa casa. Me fui donde mis amiguitos a pasar las penas bebiendo Cucarachas y Piscolas. Cuando llegó mi transporte dije “no, esta noche me voy a quedar aquí”. Seguí bebiendo, bailando y conversando con cuanto personaje se me cruzaba, ya a las 4 de la mañana el público emprendía su retirada, así que seguimos la fiesta particular con mis amigos Don Administrador y Don Barman en la habitación de uno de ellos. Ambos se peleaban por conseguir mi atención y mis miradas, yo simplemente me prestaba para el juego que ya se venía dando desde que los conocí. ¡Eran ambos  demasiado guapos! ¡No podía elegir solamente a uno!


Me aburrí del jueguito, y como es habitual en mí, me puse a bailar sola en medio de la habitación sin darle bola a ninguno de los dos guapetones. Estaba extasiada del baile y ebria hasta decir basta, cuando frente a mí se para Don Barman, y tras de mí, Don Administrador, ambos con cara de “deja de jugar y elige ahora”. Me tenían rodeada. Era el momento de tomar una decisión, ellos me estaban acorralando para elegir… ¡pero eran los dos tan guapos! Tan bronceados, tan tonificados (y tan vacíos). Así  que decidí no perder ni pan ni pedazo. 

Besé a Don Barman mientras agarré fuerte las manos de Don Administrador para que rodeara mi cintura. Me di media vuelta e hice lo mismo. Captaron mi juego. Uno me sacaba la polera, mientras el otro me sacaba la falda. Uno el sostén y el otro mi calzón, ahí caí en la cama y… (pausa para el suspenso) la verdad no soy tan experta como para estar con ambos a la vez, no me sé las técnicas del anticucho ni nada parecido, y la verdad es que soy tan gozadora que en aquellas circunstancias no me podría concentrar teniendo un hombre penetrándome y al mismo tiempo hacerle sexo oral al otro como se muestra en las porno. Además, igual tengo mis aprensiones y me pongo nerviosa, así que hicimos algo más simple y democrático: uno me penetraba, mientras el otro me besaba y acariciaba. Luego ellos cambiaban el turno y así se fueron rotando un buen rato, compartiendo como buenos amigos.


Honestamente, estaba demasiado ebria como para describirles sensaciones (¡Mala chica Churro! ¡Nunca más!). Pero creo que más entretenido que el sexo en sí es el hecho de cumplir una fantasía que pocas pueden. Es un gozo emocional más que físico. La experiencia no la repetí, pero como buenos amigos Don Barman y Don Administrador siguieron compartiendo. Una noche con uno y otra noche con otro. A veces el día con uno y la noche con otro… y a veces gateaba en medio de la oscuridad (ya tenía mi favorito para cada cosa). Ni les explico cuán cansada terminé ese verano.



CONVERSATION

8 ya son Blogger@s:

  1. jajajajajajajaaaaaaaaaa.... cuando te ves en esa situación de a cuál más guapo es imposible decidirse por uno! no creo que sea muy apropiado contarte mi batallita, te diré nomás que me he sentido bastante identificada ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya decia yo que no podía ser la única... eeeeeeso Maha!!!!

      Eliminar
  2. ajajaajja notable!!! eso si es dejarse querer mi querida churro!!!!
    yo no se si podría la verdad....pero no descarto una aventura así en la vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ocasión hace al ladrón mi querida Ajonjolí ;)

      Eliminar
  3. Y ¡qué te quiten lo "bailao"! como decimos en España.

    www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja así es Lola... y estuvo bien bailao

      Eliminar
  4. seca! jajajajajajajajaja en esa situación hubiera optado por lo mismo quizás, si tú quieres y ellos se dejan que importa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mejor ecuación, al final los tres felices jajaj Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top