En forma con Mandy 4: ¿Soy vegana?

Por Mandy desde Luxemburgo  


Parte de la serie "LAIF IN LUX": MoDa - IdIoMa(S) - CliMa - eVeNtOs - CoMiDa 

Parece ser que todo mi entorno humano inmediato no come (mucha) carne. Mi novio es vegetariano (no come carne animal) y su mejor amiga y la pareja de ésta son casi 100% veganos (no consumen una gran mayoría de productos de origen animal). Una de mis amigas no come carnes rojas y mi madre también es vegetariana total.

Ahora que vivo con mi novio, no tiene sentido que yo cocine carne solo para mí, por lo que toda comida en casa es a falta de carne animal. A eso se le suma que desde que comenzamos nuestra campaña de "ponernos en forma" con Oso Polar, dejamos de lado el queso (que comíamos excesivamente, especialmente con pan de molde blanco) y, por qué no entonces, la leche de vaca y sus derivados. La mantequilla y el yogurt, con los cuales chanchábamos de lo lindo cuando nos daba hambre, han abandonado nuestro hogar. Si quereremos darnos un gusto, tenemos productos a base de SOYA con los cuales preparar comidas que normalmente llevan leche o mantequilla.

Así, un día me percato de todos estos graduales cambios a mi dieta y me pregunté ¿es que acaso me he convertido en una vegana?

¿Cargo de conciencia?

No. Pero puede que esté en camino de serlo.

No como carne animal en casa, ni productos derivados de la leche. Le hago el quite al gluten lo más posible sino me hincho como pez globo. Me lleno de vegetales, ensaladas y smoothies en pos de una mejor digestión. No obstante, siguen habiendo productos de origen animal que adoro y sigo consumiendo:

1) Huevos. Un par de veces a la semana consumo huevos duros, no sé si esto sirva de algo, si me hace mal, pero es una certeza que me siento mejor comiendo uno con ensaladas, verduras al vapor y quinoa, que con mis anteriores platos de pasta con salsa o pizza con extra queso. Pero puede que en el futuro los deje y los reserve exclusivamente para "ocasiones especiales", como cumpleaños y comidas en restaurantes donde éstos sean "el mal menor".

2) Miel. Tomo té de hierbas con miel (orgánica)  de vez en cuando. Me encanta la miel, y entre ésta y el azúcar de caña no hay por donde perderse. También le hecho miel a mis preparaciones de avena con leche de SOYA.

3) Pescado crudo y otros productos marinos. Amo el sushi, especialmente los que contengan camarón o salmón. Aunque cada vez más me abro a probar las alternativas "vegetarianas", son igual de sabrosas y por supuesto muchísimo más sanas.

Lo cierto es que en el pasado me he metido a investigar toda la onda de "un mundo sin crueldad animal" y las alternativas nutricionales a las comidas de origen animal. Pero la dieta que llevo hoy no se basa en esos dos pilares de pensamiento, por lo menos no nació de ellos. Me encuentro en camino de ser una vegana por un asunto de salud. Cada vez que como carne mi cuerpo responde de manera distinta a cuando baso mi dieta en productos de origen vegetal. Entre menos lácteos consumo, más despierta me siento y me cuesta menos ir al baño. Cuando me enfoco en comer más frutas y verduras y menos pan con queso, mi peso se mantiene bajo control y puedo pasar más tiempo sin antojos.

En mayo tengo control con el doctor. Me harán una pila de exámenes que determinarán si soy alérgica a ciertos alimentos, si ando carente en nutrientes y con exceso de colesterol, toxinas, etc. Será la hora de la verdad. Si resulta que la dieta que llevo no ha producido efectos negativos, creo que será el momento de considerar más seriamente si dejar o no los productos de origen animal.

Si me siento bien no comiendo carne... ¿Por qué no ser vegana?


SEMANA 4 Mandy

Cifras

Peso: 66.6 kilos (el peso del demonio jua jua jua) 

Rutina de Ejercicios

- Caminar 700 metros + Trote ligero 700 metros (la distancia de ida y vuelta de mi casa a la panadería).

- Nivel 1 "30 Day Shred", del DVD de Jillian Michaels.

Dieta

- Dejé de lado el gluten hace dos semanas. Como lo expliqué en la entrada anterior, ya no como productos que contenga gluten, por lo que las pastas, las pizzas y demases que solían formar gran parte de mi vida, han sido reemplazados por la quínoa, la avena, las galletas de arroz y un largo etc de cosas ricas que no inflaman mi abdomen.


- Bebo al menos 4 vasos de agua al día (250 cc cada uno) y si tomo jugo, este es solo recién exprimido/hecho por mí y como substituto de un postre o snack.

- Dejé de consumir productos lácteos en casa. Pero no me hago problemas si me toca un plato con queso, yogurt o mantequilla cuando salgo a un restaurante. La idea es estar sana, no convertirme en una paria social.

- Y, lo más importante, dejando de a poco toda carne animal salvo los productos marinos, que no estoy convencida del todo si debo/puedo dejarlos. No los busco activamente, pero si tengo que elegir entre un plato de pasta con queso, una pizza vegetariana o una porción de pescado al vapor con verduras, es el último plato el que elijo (por no tener gluten y contener poco o nada de lácteos).

Y ustedes, ¿qué alimentos no podrían dejar de comer?



CONVERSATION

11 ya son Blogger@s:

  1. yo debo pensar seriamente en mejorar mi alimentación. subí de peso y me está costando dejar el glutén! tu nota me da fuerzas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me faltó poner chocolates....pero ultimamente mi cuerpo rechaza tan inmediatamente el gluten que no me dan ganas... es que no vale la pena sentirme tan mal e hincharme tan zezimente :P

      Eliminar
  2. queso!!! lo amo, pero en versión "natural" no me gusta derretido..un sandwuch con queso o una tabla es mi debilidad!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I Love queso....pero es tan,tan adictivo que simplemente no está en casa. Así, cuando salgo, si es que no me queda ninguna otra alternativa, lo como derretido ( a mi si me gusta así, es lo más) sobre alguna chanchada exquisita....

      Eliminar
  3. aaaahh, en mi casa tampoco hay porque o sino me lo como sin control....le tecnica es comprar solo en caso de "antojos" o de "dia de ir al supermercado" el resto del tiempo no hay.

    ResponderEliminar
  4. Ojalá te vaya muy bien el doctor mandy. Lo bueno es que en Europa están más acostumbrados y son mucho mejores los alimentos que acá, la cantidad de cosas sin gluten que hay son innumerables! mi hermano comía como rey en españa e inglaterra, comió hasta helado de agua, que aquí con suerte hay una sola marca y ya no es tan seguro comerla...estás con todas las ventajas y es bueno cambiar a una dieta más saludable.

    Besos y suerte n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. : - D Danni, que linda eres, gracias.

      Sobre las comidas acá en Europa, sabes que honestamente cuando vivía en Santiago había mucha más variedad. Bastaba con ir a la Feria los domingos y compraba de todo, súper barato, además que las frutas y verduras son casi todas de allá mismo. Acá todo está ultra empaquetado, cuesta más. Hay ciertos supermercados que si, venden más cosas, pero la verdad es que al final del día hay que puro leer las etiquetas. y sí, extraño los días de Feria.

      De todas maneras una se acostumbra y se pone más creativa con las comidas jajajajaja.

      Eliminar
  5. Con esto de la alimentación hay tantas teorías que al final no se sabe qué pensar... Yo creo que lo mejor es escuchar a tu propio cuerpo, si escuchamos a los especialistas nos vuelven majaras. Lo que ahora es bueno luego resulta que es malo y, lo que siempre ha sido malo ahora sale un gurú de la dietética y te revela que es milagroso. Lo dicho, prefiero prestar atención a mi cuerpo, paso de obsesionarme pensando que las proteínas animales son veneno, que los lácteos me intoxican o que si tomo azúcar después de las 12 de la noche me convierto en un gremlin chungo. Si un alimento me sienta bien lo como y si me sienta mal o me da alergia, lo suprimo.

    Por más lavados de cabeza que vengan a hacerme, antes de eliminar un grupo de alimentos de mi dieta, prefiero comer de todo pero que sea de calidad: En vez de pan industrial, artesanal; en vez de pescado de piscifactoría, piezas salvajes... En mi cocina hay quesos, yogurts, proteinas animales, panes cargados de gluten y cereales, chocolates, mermeladas con azúcar (caseras eso sí); pero también tengo muchas frutas y verduras, algas, frutos secos, legumbres, quinoa, avena, soja, semillas y muchos otros superalimentos.

    A la hora de comprar, lo que me hace decantar por un producto u otro no es el packaging o cualquier otra tontería, sino la lista de ingredientes, huyo de glutamatos y aditivos industriales. Cuando vivía en NY, consumía una mayoría de alimentos orgánicos pero por prisa, muchas veces recurría a los productos pencos del deli. Estaba enferma, fiebres constantes y dolores de tripa que eran una tortura. Más tarde, me mudé a Marruecos, mi alimentación no cambió en su forma pero sí en su esencia, allí todos los productos que venden en el mercado son orgánicos y de temporada. Te diré que se me quitaron las fiebres y me cambió la vida. Después de esta experiencia, me quedó claro cómo debía ser mi dieta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén Maha! Acá en la ciudad de Luxemburgo son pocas las opciones REALES de alimentarse orgánicamente ( sin hormonas, exceso de aditivos, azúcar, refinados...me entiendes) Como he tenido tantos problemas cada vez que como ciertos alimentos me dije "NO MÁS".

      Y sí, escucho mi cuerpo. Si voy de paseo al campo y me ofrecen leche de vaca, yo feliz. Si puedo ir a una panadería tradicional, ídem. Pero mi realidad cotidiana no es así: mucho pan de molde, mucho pan que se dice "integral" que no tiene nada de... y demasiada carne que viene de chorromil kilómetros de distancia, que quién sabe que tiene dentro.

      Como dices, lo ideal es que la comida que ingieres esté lo menos intervenida posible.

      Eliminar
  6. Hola, Mandy. Yo soy vegana desde hace un par de años y no es imposible, pero tienes que estar muy convencida porque no es un camino fácil. Hay muchas tentaciones donde vayas y algunas personas no tienden a tomárselo bien. Es posible tener una dieta vegana saludable, pero tienes que tener en cuenta de equilibrar tu alimentación, por ejemplo, incorpora semillas (sésamo, chia, lino, girasol, etc), legumbres (lentejas, garbanzos, etc), cereales (quinoa, arroz yamani, mijo, etc) entre un 20-40% de la alimentación y el resto frutas y verduras. Tampoco consumo gluten puesto que no es algo saludable. Prueba hacer leche de almendras y búscate recetas veganas para que no solo "vivas de ensalada" jajaja.
    Suerte y besos.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Insisto en que hay que escuchar al propio cuerpo como algunas comentan. Somos todos tan distintos que no hay una dieta mágica para tener una vida mejor, y por otra parte, si nos ponemos a pensar bien, en este mundo el 99,9% de los alimentos tienen algún elemento potencialmente noscivo.
    Actualmente soy casi-vegetariana. No consumo carnes, sólo pescados y mariscos, pero cuando salgo a comer por darme un gustito, nada de comprarlos o cocinarlos en casa. Lo que más he notado es mi cuerpo más liviano y un cambio radical en mi piel. Ahora es mucho más suave, tersa y la cara no tan grasosa.
    Hay que ir probando, pero vaya que cuesta resistirse a las tentaciones. Que bueno que tu entorno más cercano te pueda ayudar en esta opción, creo que es una motivación adicional. Go Mandy!!!!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top