La Ruta del Arcoíris: Detrás de un día nublado, siempre brilla el sol

Por Ajonjoli desde Chile

Que levante la mano quien, al menos una vez, se ha ahogado en un vaso de agua; quién se ha enredado más que moño de vieja ante una situación determinada o quién ha corrido y gritado en círculos al no encontrar una solución satisfactoria ante un problema… TODOS hemos reaccionado así ante alguna situación con estas características y el que diga que nunca lo ha hecho, no le creo (LO DIJE, ¡¿Y QUÉ?!).


Ha sido parte de la esencia humana ser bien escandalosos, la sociedad tampoco colabora con este tipo de comportamiento (a esta última, la cual  veo como una persona sin carácter ni capaz de razonar, ya que hay muchas cosas que debemos cuidar de hacer porque “la sociedad no está preparada o no es digno de ella”… pero ese es un post para otro día), y como consecuencia nos enfermamos del alma y del cuerpo. El estrés se le atribuye a muchos factores que van, generalmente, relacionados con el trabajo pero también se desencadena por como nosotros enfrentamos las cosas que nos ocurren.

Una vez, una amiga, al ver mi actitud por no encontrar hogar temporal y/o definitivo para un perrito, me dijo las sabias palabras de Ghandi: “Si el problema tiene solución ¿para qué preocuparse?, si el problema no tiene solución ¿para qué preocuparse?”, y créanme que tiene demasiado sentido. Una situación problemática o un error siempre tendrá solución. Si es así no tenemos que angustiarnos más de lo necesario ya que tenemos varias posibilidades de que se remedie. Ahora, si este conflicto no tiene forma de solucionarse, tampoco sirve de mucho que cometamos Hara Kiri ya que nuestro estrés no será de ayuda para que lleguemos a buen puerto con el problema. Ahora, del dicho al hecho…

Yo tiendo a ser buena para torturarme cuando olvido toda esta actitud de intentar vivir sanamente (mentalmente hablando). Uno cae muchas veces en esto de “ahogarse en un vaso de agua”, pero en mi caso siento que es porque cada cierto tiempo necesito tener drama en mi vida. Puede sonar extraño, pero es como parte de un proceso o ritual. Después de una situación emocional intensa, donde nos victimizamos, nos enredamos en nuestras propias telarañas y vemos todo negro, nacemos como nuevas, puras y fuertes. Operación Drama Queen nace, en mi caso, con el fin de empoderarme. Freak, lo sé, cada día intento buscar otra forma de hacerlo porque esto de andar armando drama me está fastidiando un poco (no armo escándalos, no se asusten, solamente reacciones que podríamos llamarlas “pre-menstruales” ante conflictos y problemas que aparecen de vez en cuando).


Mi mensaje de esta semana es: NO SE ANGUSTIEN. Intentemos resolver nuestros problemas con una visión más amplia. No nos cerremos y menos caigamos en las marañas de ver todo negro. ¡No todo es negro! Existen matices y por ende existen soluciones. Lo que nos diferencia de los animales es que nosotros somos capaces de razonar (aunque para mí, muchos animales también lo hacen) y por ende somos responsables de nuestros actos y palabras… y más. Así que preciosas (y guapetones), cuando sientan que la reacción que tienen ante un problema determinado les impide encontrar la solución con claridad, sacúdanse, sonrían y abran los ojos; el positivismo que reine en sus corazones.



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Oh! Yo también soy de aquellas que suele hacer la Operación Drama Queen, no es tan freak como te lo imaginas. Creo que puede ser porque no hay nada más maravilloso que después de estar hundida sentirse como el Ave Fénix... y cuando la vida no nos tortura, nosotras mismas nos inventamos algo para poder sentir que renacemos. Drama Lovers.

    Ahora, lo que siempre digo, hay que darse permiso para llorar, sufrir, maldecir y pasarlo mal... mientras sea un proceso, un rato para liberarse y no nos quedemos estancadas en ese estado toda la vida.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que no hay chica que no se angustie, por lo menos lo va a hacer en su periodo, esta en nuestra naturaleza. Ahora, como buenas pastoras, vamos a decir mil veces esas palabras que te dijeron a ti, pero uno las dice porque suenan con sentido cuando no se trata de uno. En finnnnnnnnnnnnnnn........ es verdad que exagerar es malo por eso hay que alejarse y ver los problemas un poco más de distancia, pero ¿qué mujer no tiene sus días de drama queen?

    ResponderEliminar
  3. Aquí otra dramaqueenliebers! presente!!!

    que atroz!
    pero es tan cierto, quizás es como dice La Churro... uno necesita del drama pa sentir que renace como el ave fenix... casí un estilo de vida.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top