La Ruta del Arcoíris: ¡Derecho a pataleo!

Por Ajonjolí desde Chile


¿Cómo están? Hace muchos días no me dedicaba a escribir para La Ruta del Arcoiris. Es que andaba un poco “pelusona” con los temas y quería solamente contarles frivolidades. Pero hoy me motivé, porque mi estado de ánimo anda como mujer entrando al SPM (Síndrome Pre Menstrual): más desatado que El Mago Valdivia en el bautizo.

El domingo me dio algo así como un ataque de llanto. Una pena incontrolable. Un estado de negatividad ciego, de esos en los que jamás podrá salir el sol. Indigna total, mi llanto comenzó sentada en la cocina, continuó acostada en mi cama (porque como el día estaba de una emocionalidad negra, acostarme era la mejor solución) y terminó en la ducha (cuando decidí arreglarme un poco para estar lista para mi Papá). Aunque no lo parezca, estas crisis deben estar presentes en La Ruta, porque entre la lluvia y el sol aparece el Arcoiris. 



Hay algo que a mí, en lo personal, me tiene un poco agotada. Es que a pesar de lo que haga no logro mantener el equilibrio emocional ni siquiera dos segundos. Mi crisis del domingo se debía básicamente a la frustración que me produce el tener que dejar algo para poder hacer lo otro y no ambos, que es como me gustaría. No hablo de abarcar muchas cosas, no. Hablo de cosas más grandes, por ejemplo: Cuando me cambié a vivir con mis abuelos fue básicamente porque estaba trabajando en algo que me hacía infeliz. Vivía sola y no podía con los gastos del departamento, menos si renunciaba. Así que para renunciar a ese trabajo endemoniado debía renunciar también a mi amada vida de soltera.

Lo hice y trajo cosas buenas. Un nuevo trabajo, conocer gente nueva, trabajar en mi independencia laboral pero renunciando a la tranquilidad y satisfacción que me traía el vivir sola. Mi familia es un tanto complicada y pasar muchas horas en convivencia, generalmente, no trae nada bueno. 

Gracias a Dios mi Papá tiene la buena disponibilidad de irse a vivir conmigo, con mis planes y mis gatas, cancelando gran parte de los gastos porque yo no podría ni siquiera arrendar una habitación con lo que gano. Me comprende y apoya en todas mis locuras, lo que me da fuerzas para seguir. Pero no ha sido fácil. No hemos logrado encontrar un departamento que nos acomode a ambos. Ya que como mi turno laboral comienza a las 06:00 horas debe estar ubicado lo más cerca posible al sector donde está ubicado mi trabajo.




Me agobia pensar que debería cambiarme de trabajo. No quiero. Amo trabajar ahí porque me divierto y puedo trabajar de forma paralela en mis proyectos. Si eso ocurriera sería un nuevo desequilibrio, porque a pesar de encontrar un nuevo hogar debería dejar una empresa que solamente me ha hecho crecer. ¿Será posible que algún día me toque estar con un buen trabajo, una casa propia y una situación emocional de pareja, familiar y personal feliz? ¿Siempre tendré que elegir uno o lo otro?


Básicamente esto es un descargo. Es un desahogo. Yo sé que las cosas vendrán solas y en el momento oportuno. Sé que debo tener paciencia y tomarme todo con calma. Pero estas crisis ayudan a encontrar el sentido común de las cosas y por eso lo quise plasmar en La Ruta.

Y ustedes, ¿quieren tener su derecho a pataleo?



CONVERSATION

6 ya son Blogger@s:

  1. el otro dia me pregunte porque a algunas personas se les da todo tan facil en la vida y a otras puchas que nos cuesta....dicen que cuando mas cuesta mas se valoran, pero a veces como gustaria que algo caiga del cielo de vez en cuando........si no es una cosa es otra.....como dice el titulo...el consuelo es que al final siempre se encuentra el arociris....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es....eso mismo me pregunto yo....hay personas que todo se les da, a otros nos cuesta mucho...pero por algo será!

      Eliminar
    2. Creo sinceramente que nadie tiene más carga de la que pueda soportar y que existen infinitas razones que explicarían porqué a algunos el camino les fue más fácil que a otros; educación, lucas, buenas/malas decisiones, contactos, etc... pero no me cabe duda que a gran parte de aquell@s que se les dificultó aún más de lo esperado, son personas más fuertes y perseverantes, tienen más aguante y el universo lo sabe. Es@s luchadores/as son dign@s de admiración!!! ejemplos a seguir, modelos a imitar, vencedores en esta escuela llamada vida. Por lo que con obstáculos o no, concuerdo PLENAMENTE contigo al afirmar que entre la lluvia y el sol, está el arcoiris...aún si uno no lo puede ver bien, ESTÁ.
      Éxito para ambas ;-)

      Eliminar
  2. Sí hay personas que todo se les da, pero una no siempre sabe toda la verdad y puede que aspectos de sus vidas que desconocemos no son tan realizados como los nuestros. Puede ser que tengan problemas familiares heavies, o no han encontrad el amorsh, o tienen una pega bakán pero que no les gusta personalmente, etc.

    Comos eres humanos pecamos de considerar que el pasto del vecino es más verde y frondoso. Hay que también considerar que, muchas de las personas que consideramos como exitosas en algún momento de sus vidas pasaron por períodos como el tuyo querida Ajonjolí, donde pareciera que nunca iban a encontrar equilibrio en sus vidas.

    Te dejo este artículo de Buzzfeed.com como ejemplo:

    http://www.buzzfeed.com/moerder/19-successful-people-who-had-a-rough-time-in-their-20s

    Y mucha suerte en tu ruta, sigue adelante!!!

    ResponderEliminar
  3. UuUuF!!!
    Es mi pan de cada día... "el pasto de al lado siempre es más verde"... uno ve facebook y se deprime, de verdad! son todos felices, y cuando uno parece infeliz, minimizas su dolor a más no poder.

    Claro que todos tenemos derecho a pataleo.
    Yo tb tengo la sensación de que las cosas siempre me han costado más que al resto, pero es que yo soy super porfiada y desobediente, me cuesta ser ordenada, perseverante y si me mueven la colita como perrito, me derrito entera y me equivoco. Nada que hacer, así soy yo!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top