Gilberto, mi mascota puertas afuera

Por Ninisse desde Chile 

Recuerdo que, en nuestro antiguo hogar, había un gran ventanal con vistas a la bahía de la ciudad de Valparaíso, Chile. Mi madre siempre tiraba migajas de pan hacia el patio para alimentar a los pajaritos que pasaban por allí, era costumbre que llegaran muchos de esos pequeños y tiernos animalitos a darse un festín. Un día que estábamos con toda mi familia en la casa, sentados a la mesa que daba hacia el ventanal, apareció un pajarito picoteando el vidrio con gran energía. Nos dio gran asombro, esos indefensos animalitos suelen arrancar de los peligrosos humanos, pero este nos miraba a la espera de algo. Mi madre abrió la puerta para tirarle migajas de pan y el pajarito no se asustó, solo mantuvo distancia con nosotros y se alimentó.

El amor.

Al otro día volvió, empezamos diariamente a darle miguitas de pan e incluso le pusimos nombre: Gilberto, ocurrencia de mi papá. Pasó mucho tiempo, ya era nuestra mascota, estábamos acostumbrados a sus visitas diarias en busca de alimento, incluso en tardes lluviosas hacía su aparición. Hasta que un día tardó más de lo habitual en visitarnos, lo esperamos bastante tiempo y no llegaba. De pronto, apareció... pero esta vez se quedó mirándonos de lejos. Observamos bien y vimos que cerca suyo había otro como él, u otra, como reflexionamos posteriormente. Se acercó como siempre, comió algunos trocitos de pan, nos miró y se marchó. Nunca más lo volvimos a ver. Había encontrado el amor.

Como dijo una estimada y querida amiga mía, “estas son las cosas sorprendentes de la vida”. Y sí, estas cosas son las que hacen reflexionar más allá de lo que siempre tenemos en mente. Un animal muchas veces nos demuestra más ternura que un ser humano. Gilberto, mi mascota puertas afuera, nos agradeció todas esas migajas de pan presentándonos a su amada en la despedida.

Quise compartir esta historia para que pensemos, hay muchas cosas lindas que podemos apreciar más allá de lo que está delante nuestro, hay detalles hermosos de la vida que es necesario compartir.




CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. Que bonito! Ojalá que Gilberto y su amada hayan sido muy felices :)

    ResponderEliminar
  2. Ayyyyyy se me puso la piel de gallina!!!!! Amé a Gilberto!! amé tu historia!! y amé que haya encontrado el amor...espero como dice Catherine, que hayan sido muy felices...que hermosa experiencia <3

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top