¿Viste el último post de Juanita que se casa? Facebook, tu nuevo enemigo psicológico


Por PamelaVictoria desde Chile

Llegas del trabajo y te recuestas en el sillón, prendes el computador para ver tus mails, pero antes le pegas una miradita al Facebook, ¿y con qué te encuentras?... ¿con gente tan cansada y agotada como tu? No señores, te encuentras con tus ex compañeros del colegio y universidad que en ese preciso momento están en Cancún tomándose un Daiquiri en la playa, estados así como “Por fin encontré el trabajo de mis sueños” o una locación de Foursquare En el Aeropuerto de Madrid, ¡¡¡o la clásica foto con el anillo!!! Dejas lo que estabas por hacer y te quedas pegada en el techo diciendo "¡¡¡y yo!!! ¡¡¡Aquí!!!! ¿Muerta de casada y con hambre, comiéndome un sándwich con jamón mirando la TV mientras mis amigas están viviendo una vida de ensueños?". Queridas, las invito a leer esta interesante columna.



Hace algunas semanas vengo escuchando a muchas personas, de diferentes edades, hablar de lo mismo, me di cuenta que estamos frente a algo más profundo que comentar en tono de chiste la última noticia de Juanita Pérez y su noviazgo con el gordito de la clase, bienvenidos a la nueva “VARA” de medir nuestro éxito, crecimiento y “suerte” en la vida, comparándonos con nuestros pares profesionales y amigos de la infancia, un práctica que se ha hecho muy habitual e inconsciente, que está muy lejos de ser saludable para nuestra mente y estado de ánimo.

Facebook, catalogado como la única Red Social por su característica de compartir -entre conocidos y amigos- fotos personales, locaciones y estados, está llegando a convertirse en un dolor de cabeza diario para muchos. El abuso de exponer una vida maqueteada al 100% feliz y de color de rosa está afectando a mucha gente sin darse cuenta, llegando al punto de caer en estados depresivos o simplemente tomar la decisión de cerrar el Facebook. Los pensamientos van desde “Tengo 27 años y no he hecho nada de mi vida, Juanita tiene la misma edad, terminó su carrera hace 3 años, se compró su depto, está casada y espera un hijo... y yo tengo la misma edad y estoy aquí, sacándome la mugre trabajando y sin nada de lo que ella tiene”, ¿te suena conocido?, uufff lo he escuchando millones de veces y se me ha pasado por la cabeza unas cuantas millones de veces también, el tema acá es ¿qué tanto importa eso? Antes no sabíamos de nadie a menos que nos encontramos en la calle y nos contara un poco de su vida, hoy, la tecnología nos ha hecho saber demasiado del resto al exponer diariamente nuestras vidas ante todo un mundo, y que a los más débiles afecta y deprime ¡¡¡GRATIS!!!

La verdad de las cosas es que podría desglosar este tema hasta lo más profundo pero sería recaer en lo mismo, acá una cosa es clara, NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO, amigas, y que nuestro futuro lo hemos ido construyendo pulso a pulso, que donde estamos es donde debemos estar, que no importa si el resto está tomándose un café en Francia, comprándose una cartera en Milán o tomándose una jugo en el Caribe, lo importante es que nosotras, como dice una frase muy sabia, “Designe the life you want to live”, podemos diseñar la vida que queramos vivir, solamente hay que ser constantes, tener metas claras y que nuestros sueños tengan ambiciones honestas y de bien, recuerda que eres única y debes amarte por lo que eres, ¡¡¡no por lo que quieres tener o llegar a ser!!!

Un abrazo a todas, con cariño.



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Lo curioso es que muchas veces el muro... es decir, la biografía, de nuestros amigos, dice más de su actitud frente a la vida que de su situación. A lo mejor cuando tienen un problema se aguantan o hablan en persona con sus amigos cercanos, y se sacan fotos cuando pasan un buen rato.
    Me parece muy útil ese consejo que mencionas, además. Después de todo, esas noticias felices podríamos tomarlas con alegría, ya sea por el simple hecho de que son, o fueron, nuestras amigas, y que bien que estén bien, o porque son un mensaje de esperanza: no hay que verlo como "yo no pude", si no como "hombre, si ella pudo es que todavía hay esperanza, todavía vale la pena hacer planes y esforzarse". Lo que pasa es que uno a veces anda con tendencia a ver todo desde el ángulo triste.

    ResponderEliminar
  2. Hola, es la primera vez que pongo un comentario en un blog.

    Qué interesantísimo lo que comentas. Cómo afecta el Facebook a tu revisión personal de tus propias metas.
    Yo no uso Facebook, no lo sigo, no sé lo que es vivir esa exposición de la vida propia y ajena.
    Pero me imagino, me imagino lo que deben sentir tantas personas.

    En mi caso he experimentado a veces unos extraños remordimientos, por el "daño" que hago sin querer, siendo quien soy, mostrándome como soy, hablando de lo que hago. Porque durante muchos años no he sido de verdad consciente del mal efecto que hacía en una persona que no puede irse de viaje en vacaciones a ningún sitio el decirle: yo he estado en tal sitio, ¿y tú?. Si hablas más idiomas que la otra persona, le haces sentir mal, si has viajado más, si has leído más... Cuando era jovencita yo suponía que todo el mundo había estudiado y sabía diferenciar perfectamente las Malvinas de las Maldivas, Hawaii de Haití. Y puse en situaciones extrañas a alguna gente sólo por hablar de cosas que ellos no conocían, no podían o no imaginaban.
    De manera que te puedes crear un montón de enemigos dolidos y envidiosos a pesar de que estás siendo perfectamente amable y encantadora.

    Hasta que he empezado a darme cuenta, y a intentar averiguar e intuir de qué va cada persona que conozco y no hablarle de mundos que le puedan causar dolor. pero supongo que es inevitable. No es fácil ir por la vida sin que se te noten todas la lenguas que sabes y todos los viajes que haces. Incluso a veces ha habido hombres que me han hablado de forma agresiva inesperadamente, y ahora pienso que es porque se les hacía insoportable que yo supiera inglés y ellos no, por ejemplo.

    Esta reflexión sobre cómo hace sentir la vida feliz y llena de éxito de los demás es muy importante, para controlar las respuestas resentidas o agresivas, para tomar conciencia del efecto que haces en los demás y de la respuesta que puedes suscitar.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top