La felicidad está dentro

Por Tania Yesivell desde Honduras


Una vez dije que: " Conformarnos ante lo difícil de nuestros deseos es un ancla"... No me retracto, pero conformarse también tiene sus ventajas.



No lo deben saber todavía pero sucede que yo, creo en algunas cosas contradictorias. Por ejemplo, que el deseo por lo que no tenemos es lo que nos hace avanzar, siempre en busca de la felicidad; lo creo tanto como que el secreto de la felicidad es amar lo que ya tenemos.

No es que a veces una parezca cierta y la otra no. Tampoco las uso a conveniencia, como puede parecer en ocasiones.

Lo que ocurre es que me parece que lo necesario para estar en paz con nosotros mismos es una combinación de amar lo que tenemos como si no hubiera nada más en el mundo, sin perder de vista lo que podríamos obtener. Ya, suena a infidelidad, pero es parte del inevitable cambio. Tenemos que crecer, tenemos que movernos y, conforme avanzamos, lo que nos hace felices cambia con nosotros.

Así que están los sueños, los deseos y las ambiciones... que vienen a ser lo mismo.

Pero eso no es la felicidad. No. Porque lo que nos falta no nos hace felices. La ceguera ante lo que ya conquistamos, recibimos o inventamos, es la receta para correr sin juicio en busca de imposibles. No digo que eso sea la peor pesadilla, hay gente a la que le funciona. Yo soy más de vivir en el hoy y cerrar los ojos al futuro. No es tan malo tampoco, excepto cuando me disgusta el ahora y no me siento capaz de creer en el mañana.

Aún así, estoy convencida de que lo que hace falta, es una buena suma del amor a lo que tenemos y la búsqueda de lo que nos falta.

¿Qué hay de ustedes?
¿Cuál es su filosofía de la felicidad?



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Amor, simplemente el amor y estar saludable física y mentalmente. Si tienes salud puedes tener tu templo, el cuerpo feliz y optimo para vivir bien y hacer lo que sea. Creo que la única persona que se limita es uno mismo, creo que el único culpable de las cosas que hacemos o vivimos somos nosotros mismos, si bien hay terceros que influyen en nuestra vida y actos, eres tu, es uno mismo el que se lo toma de cierta manera. Tener conciencia de que la vida es una sola y hay que rodearse de amor, disfrutar los instantes de felicidad, y dejar de desear cosas y estatus, comenzar a desear estados y personas, amar y ser feliz día a día, no preocuparse sino ocuparse, teniendo una visión de futuro, que no significa frustración, sino soñar por algo mejor.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top