Cómo consentir y cuidar tus pies

Por LaCotono desde Chile 
 
Verano es sinónimo indiscutido de lucir tus pies usando sandalias o chalitas, junto a bellas uñas pintadas dando un toque femenino y de cuidado, pero el uso de esos cómodos zapatos hace que muchas veces nuestros pies se resequen, se agrieten o incluso formen pequeñas heridas por el roce. 




En mi caso cuido mucho de ellos, trato de consentirlos vez que tengo tiempo y, durante los días de mucho calor, no hay nada más relajante que lavarlos, exfoliarlos y luego aplicar cremas.

Si buscas en Internet encontraras un sinfín de exfoliantes caseros, con ingredientes fáciles y que por lo general tienes en casa. Yo soy bien simple agua caliente y sal de mar, dejo mis pies remojados por unos 10 a 15 minutos, mientras juego con mi celular y listo, adiós a todo lo áspero que puedas tener en tus pies. Luego uso una práctica escobilla con mango para remover todas las células muertas y cueritos que inevitablemente caerán debido al agua y la sal. 

En ocasiones solo uso agua caliente, lavo mis pies con jabón líquido y uso diversos exfoliantes que he ido comprando con el tiempo. Soy adicta a uno de frambuesa de la marca Avon, es de una campaña de hace algunos meses pero se mueren el aroma, es maravilloso y con resultados realmente óptimos.

Luego seco muy bien mis pies y aplico cremas especificas para estos, dando masajes, sobre todo en los talones. En este proceso tardo más ya que soy bien rigurosa al aplicar la crema, mis pies quedan suaves y humectados. 

Estos tratamientos los realizo siempre de noche para que mis pies queden muy relajados y su suavidad se prolongue.

Me encantaría saber que rutinas tienen ustedes o que hacen para consentir a sus pies, así ir probando diferentes técnicas para tener pies siempre lindos. 





CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Necesito urgente tener vida para poder hacer mis pies, aplicare tus consejos a penas tenga vida :) gracias

    ResponderEliminar
  2. Yo me suelo hacer la pedicura una vez por semana, que es suficiente para tenerlos bien. Lo de la crema sí lo hago todos los días, preferiblemente por la noche, cuando me voy a la cama. Y agua bendita, tengo los pies de maravilla. Suelo usar sandalias, porque es más cómodo y transpiran mejor. A no ser que tenga que trabajar y me tenga que arreglar más, pero evito llevar calzado muy cerrado con el calor. Eso ayuda mucho, para cuando llegue el verano, el pie esté relajado. Las medias las uso en primavera, por los cambios de tiempo; ya que aquí donde vivo, lo mismo tienes un día de sol, que luego tienes un día de frío tremendo. Y lo que nunca falta para la pedicura, es un masaje; eso es manos de santo.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top