SOCIAL MEDIA: La maquina creadora de ansiedad de compras

Por Pamela Victoria desde Chile

Esta es una columna no relacionada directamente con las tendencias o la moda, pero sí está relacionada con el nuevo comportamiento de compra que estamos viviendo en este tiempo para los que somos asiduos usuarios de las nuevas plataformas de tecnología móvil, es bastante interesante así que, ¡no se lo pierdan!


A modo bastante personal la herramienta móvil del Instagram ¡me tiene loca! Abro mi celular en las mañanas y reviso todo el "timeline" hasta donde lo dejé ayer, siento que es bastante real y cercana, de verdad vemos retratado de alguna forma lo que está haciendo el mundo en ese mismo segundo, aparte de que vamos conociendo lugares que nunca pensamos ver, vamos siguiendo a nuestras personas favoritas y vemos lo que tienen, que comen, como es su casa y lo que se van comprando. Y ahí estamos nosotros con taquicardia de que QUIERO ESA POLERA QUE DICE XXXX, EL BOLSO, EL BRILLO LABIAL, LOS ZAPATOS y apenas tenemos la oportunidad vamos comprando por Internet o vamos a las tiendas internacionales por esa falda que nos dejó loca y se veía perfecta pero que en nosotros NO se ve tan bien.

La cosa es la siguiente, estamos tomando nosotros la decisión de comprarnos y de vestirnos como queremos o nos están dictando la moda pero ya de una manera demasiado “sutil”, cómo debemos andar y qué es lo que debemos tener para ser cool. En la blogosfera de Internet encontramos street styles de chicas que todos los días suben outfits diferentes y una aquí, subiendo un look por semana intentando en lo posible de no repetir nada, se preguntarán cómo lo hacen, o cómo lo deberíamos hacer nosotras. La verdad es que nadie puede ni debe gastarse TOOODO el sueldo de esta forma comprando de manera desmedida para siquiera igualar sus closets.

Cuando miro cosas que a mí me hacen sudar las manos, pienso que la industria a sabido ir reinventándose y logrando hacer que muchas cosas materiales, pasen a ser un fetiche convirtiendo al consumidor en devotos de su adoración.

Una estrategia mundial de las nuevas marcas es estar donde el consumidor camina, por ejemplo Michael Kors en Instagram nos tienen a todas con la boca abierta, cada bolso que sube, sobres, relojes, pulseras o aros se ven perfectos, idílicos, todos y cada uno verdaderos objetos de deseo máximo, pero alto ahí que si miramos muy en detalle, existe la post producción donde todo se ve hermoso y, está en nosotros controlar y ver qué tan necesario es invertir cierta cantidad de plata por solo lo que las fotos nos muestras. Sé que muchas tenemos nuestras inclinaciones por ciertos productos, pero como publicista les digo, NUNCA SON TAN NECESARIOS PARA SEGUIR VIVIENDO; y lo otro, pueden ustedes descubrir que están cayendo en esta obsesión de compras innecesarias, es que diariamente les gustan como 8 o 9 cosas que quieren tener sí o sí. Relájense chicas, compren menos y disfruten más. No tenemos que andar todas iguales para sentirnos bellas. Sino que ser lo más sinceras y reales con nosotras mismas.

¡Un abrazo!



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top