DIY - Sex Toys Caseros: Pintura comestible de chocolate

Por La Churro desde Chile

No siempre fui tan millonaria como lo soy ahora (¡ja!) y sobre todo en mi época universitaria, ir a comprar juguetitos a un sex shop no estaba al alcance de mi bolsillo ya que había muchas otras prioridades. Lejos de ser una opción, debí recurrir a mis habilidades manuales e ingenio para crear algunos objetos recreativos con funcionalidad cachonda, pero a bajo costo. Hoy les cuento cómo hacer pintura comestible de chocolate en sus casas.

Imagen de www.gettyimages.com

En el mercado venden una variedad de pinturas de chocolate para el cuerpo, cuya finalidad es crear una lúdica y sabrosa previa al acto sexual, al pintar el cuerpo desnudo de tu pareja y luego saborear hasta la última gota de aquella dulce obra de arte. Por $10.000.- (pesos chilenos) te llevas el kit que contienen un frasco de 50g de pintura comestible de chocolate y un pincel.

Las desventajas de este producto son que la mezcla no se fija muy bien a la piel, aunque el objetivo es que sea pintura, la verdad es poco lo que pinta. El pincel que trae es de cerdas muy duras y la sensación en el cuerpo no es nada agradable, y por último, su alto costo. 

La alternativa casera que le presento es la siguiente:

En cualquier casa de repostería pueden comprar betún de chocolate, que se usa para decorar tortas y pasteles. Compren además un frasco pequeño de vidrio y un pincel.

Simplemente diluyan el betún de chocolate con un poquito de leche, hasta darle la textura que ustedes prefieran (o si prefieren lo usan sin diluir). Porcionen un poco en el frasco de vidrio para que tenga una linda presentación... ¡y listo! Así de fácil.

Les recomiendo utilizar un pincel pelo de camello, ya que es de una cerda medianamente firme para poder deslizar bien la pasta que será algo espesa, pero a la vez tiene una textura suave para la piel. Otra recomendación es que mantengan la "pintura" refrigerada hasta el momento del uso. Si tienen habilidades manuales o quieren darle un toque especial, pueden decorar el frasco como lo prefieran.

El costo de esta receta casera puede llegar a ser la mitad de lo que cuesta la pintura que venden en los sex shop, y les aseguro, por experiencia propia, que funciona mucho mejor. Además, como el betún de chocolate viene en presentaciones de mayor gramaje, pueden comprarlo a medias con una amiga, disminuyendo aun más el precio, o bien, utilizar lo que les sobre para hacer unos ricos cup cakes o una torta, para terminar de deleitar a vuestro machote.

Espero que me cuenten cómo les fue con esta primera receta, ya que pronto se vienen más.



CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. AAAAAAAHHHHHHHHH QUE RICOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo más rico es lo que viene después de la pintura. Besos!

      Eliminar
  2. Estupendo me encanto!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top