¡A lo que vinimos!

Por La Churro desde Chile

Hace unos días, junto a nuestras amadas bloggeras, celebramos el aniversario de Be Bloggera. Obviamente, ante aquel magno evento y con aquella adorable compañía, yo estaba en flamas. Había que hacerle honor al mito de La Churro, así que hoy les cuento mi aventura de aquella noche.

Comenzamos en un pub, con unos deliciosos "Mojiro-apple-mint-honey-bubu", como dice mi amada La Pelu o como diría la gente normal, Mojitos. Entre tanta risa, los Mojitos corrían por aquella mesa. Luego de tanto abdominal, causado por las carcajadas, nos fuimos a bailar. Mientras tanto, yo seguí añadiéndole alcohol a la sangre; y la música seguía apoderándose de mi escultural cuerpo (hay que quererse un poquito, ¿no?).
Imagen de www.gettyimages.com
El blanco perfecto
Aquella perfecta noche debía terminar sellada con broche de oro; así que, en mi mente, decreté que "había follón" (desorden). Acto seguido, activé mi radar; y a un par de metros, divisé al blanco perfecto. Él era un flaco solitario, que por su actitud, asumí que andaba en las mismas que yo.

Realicé mis más sensuales movimientos de baile, mientras lo miraba directamente. Él captó de inmediato el mensaje y vino hasta mí. Justo tocaban una bachata, una salsa sensual o algún ritmo caribeño que, luego de tantos "Mojiro-apple-mint-honey-bubu", ya ni recuerdo, pero el ritmo se bailaba pegaditos. 

Y... ¡1, 2, 3, 4! Y... ¡1, 2, 3, 4! No alcanzamos a terminar la secuencia porque nos fundimos en un sabroso beso. Entre risas y sorpresas, nuestra jefecita gritó "¡Ni tres segundos!, ¡ni tres segundos se demoró!". ¿Qué les puedo decir? ¡La Churro y sus "churradas"!


¡A lo que vinimos!
Con mi nueva presa, me fui a la barra, donde me invitó a un trago. Ahí conversamos un rato y, ¡lo adoré de inmediato! Era muy gracioso, un tipo sencillo y encantador. Entre la conversación, me preguntó por qué le había dado un beso tan rápido, "Es a lo que vinimos, ¿o no?; ¿para qué vamos a alargar el trámite?" -respondí. Él se rió y quedó encantado. Siguió con un "Entonces, ¿no te enojas si te invito a un motel?". Les confieso que me encantó su desvergüenza, la cual encajaba perfecto con la mía; y accedí a la invitación.

Busqué a mis bloggeras y les dije "¡Voy y vuelvo!"; y salí del boliche con mi acompañante. Teníamos algo menos de dos horas antes de que cerrara el local para reencontrarme con mis colegas, quienes iban a alojarse en mi hogar. Era tiempo suficiente, pero había que actuar con rapidez.


Misión #1: Encontrar un motel
Con tanto alcohol en la sangre, yo no tenía idea de dónde estaba parada, así que le dejé esa misión a mi "macho alfa". Él me guiaba por la calle, pero ninguno tenía idea hacia dónde íbamos. Me soltó la mano y dijo, "anda, sigue tú sola, mientras yo pregunto dónde hay un motel, así no te miran feo y yo no quedo como cochino" -Aww, ¡un sol!, pensé- preguntando se llega a Roma, así que seguimos la técnica hasta por fin llegar a un motel.
Nos abrió la puerta una señora bajita, con ondulines (rulos) en el pelo, pantalón de buzo (deportivo), chalas (chancletas) con calcetines y un delantal de cocina (comprenderán el nivel del lugar, pero era lo único cercano). Nos dio el precio de la pieza, miramos nuestra billetera y ninguno de los dos andaba con suficiente dinero en efectivo. Obviamente, aquel pulcro lugar no tenía facilidad para pagos con tarjeta. 


Misión #2: Encontrar un cajero automático 
Nuevamente, preguntando se llega a Roma, y regresamos al camino previamente recorrido, hasta llegar a un cajero automático que estaba justamente al lado del boliche. ¡Ahora de vuelta al motel!

Mientras caminábamos a la velocidad que nos permitían nuestras patitas y la ebriedad, mi acompañante dice "No perdamos el tiempo, te voy a hacer algunas preguntas". Empezó un diálogo más o menos así (en ese estado que estaba, no me pidan que recuerde detalles).


Misión #3: El cuestionario
- ¿Te gusta chuparla?
- Jajaja, ¿de eso se trataba? Sí, me gusta.
- ¿Te la tragas?
- Eso depende... ¿fumas marihuana?
- ¿Qué tiene que ver?
- Si fumas no me la trago. Y por ser la primera vez tampoco lo haré, espera que tengamos más confianza goloso.
- Bueno. ¿Posicion favorita?
- Partamos por lo básico, arriba y abajo.
- ¿Alguna ETS, ITS?
- En marzo fui al ginecólogo, me hice hasta el test de Elisa y estoy limpiecita.
- ¡Pero igual vamos a usar condón!
- ¡Pfff, obvio!
- ¿Multiorgásmica?
- Sí, pero prefiero uno bueno que muchos malos.
- ¿Qué no puedo hacer?
- No me agarres el poto que me acabo de hacer un tatuaje y aún me duele. 
- Mmmmm
- ¡Sigue! ¡Sigue! ¡Qué esto está entretenido! 

Así entre el divertido cuestionario llegamos al motel, nos dieron una pieza en que preferí ni mirar las cucarachas, y nos fuimos directo "a lo que vinimos". Como ya habíamos resuelto nuestro cuestionario sexual, sabíamos perfectamente qué cosa debía hacer y no hacer cada uno en virtud del poco tiempo que teníamos disponible. 

Justo a tiempo me llaman mis bloggeras para decirme que ya estaban listas, pues yo también, y salimos del motel para ir a buscarlas. En el camino de vuelta, con susodicho intercambiamos números telefónicos, entramos al local nocturno y nos dijimos adiós. 

La experiencia fue demasiado entretenida, lo adoré. Al menos esa noche, se portó como la justa media naranja a mis necesidades: un amiguito simpático, alegre, buen conversador, que no se sonroja al hablar de sexo ni pedir lo que quiere (de más está decir que su performance estuvo bastante buena para tanta locura que vivimos). Me encantaría volver a verlo y tener ese "a lo que vinimos", pero debo confesarles que ahora, sin tantos mojiroappleminthoneybubu en el cuerpo, me da pudor llamarlo o escribirle para decírselo. 

Después de escuchar toda esta historia, una amiga me aconsejó, que así como fui, y como a él le encantó que fuera, simplemenete le escriba "Hola, ¿quieres culiar?". Yo sólo me reí imaginando ese mensaje. Ahora les pregunto a ustedes queridas lectoras, ¿me ayudan a cranear qué decirle a mi amiguito para transformarlo en mi nuevo casero? 

Y terminemos este post con un chiste que acabo de escuchar y cae como anillo al dedo. 

- No puedo beber más alcohol porque me afecta a las piernas
- ¿Por qué?, ¿se te doblan?
- No, se me abren.



CONVERSATION

10 ya son Blogger@s:

  1. No sé mucho sobre eso, pero en mi opinión pienso que si de verdad te gustó el momento que pasate con él deberias llamarle o enviarle un mensaje para volver a quedar
    Te aseguro que si lo haces no te arrepentiras
    Pd: si te cuesta hacerlo tengo una solución para ti, que te tomes un 'mojiroappleminthonneybubu', es decir, un mojito jajaja

    Besos desde España ♥

    ResponderEliminar
  2. Buen post! Yo creo que es buena la idea del mensajito. Y si no funciona, bueno, no es como que vaya a costarte mucho trabajo encontrar otro, o no?
    Y lo otro... Por favor sácame de la duda que carcomió mi mente durante gran parte del post: Qué tiene que ver la marihuana con tragar?

    ResponderEliminar
  3. MUUUUJEEEER!!!...

    Con Rose no vimos el episodio previo porque el vicio nos llevo a otros lugares, pero presenciamos tu "voy y vuelvo" que nunca pensé que fuera tan lejos por Dios!!!!

    Sólo te diré dos cosas:
    1. Al lado tuyo, SOMOS NADA!!!... TE PASASTE, GURÚ!
    2. Anda por ese hombre y demórate 2 segundos!!!

    Queremos saber de la próxima, nosotras te acompañamos en la previa con los copetes, cuál es el problema... nunca falta porque tomar!

    Te quiero, linda!!

    ResponderEliminar
  4. jajajajajajja mis Mojiros-Apple-Mint-Honey-Bubu dejaron la cagá!

    yo tb quiero saber sobre el tema de no tragar si fumó marihuana.....es porque tu no fumas y no quieres que se te traspase?????

    ResponderEliminar
  5. puuucha, y yo trabajando todo ese día...

    ResponderEliminar
  6. Finalmente vimos a la Churro en acción y sí, todo lo que escribe es verdad!

    No pierdes nada con mandarle un mensaje total a él le gusto, demás que acude a un nuevo llamado ;)

    ResponderEliminar
  7. Yo le pondría un mensaje así: Hablamos de sexo ? Tengo unas preguntas interesantes.
    Y así no se lo dices directamente, pero él ya sabe el tema de que va.
    Y si te pregunta que quién eres... le dices que quién le apetece que fueras.

    ResponderEliminar
  8. Uy! Mucho que responder. Vamos de a una.

    Marina. Creo que como dices lo mejor es repetir tantos mojiroappleminthoneybubu a ver si vuelvo a coger algo más que valor.

    Carolaila. Por cierto que a rey muerto rey puesto ;) Y por lo de la marihuana... toma unnsabor horroroso! Ya escribiré de eso.

    Pops. Oooobvio que me tienen que apañar a otra salida. Y ahí obligadas a pecar conmigo, dicen que el chancho no se embarra solo.

    Pelu. Es por lo del sabor, cambia mucho. Tengo en mente un post para explicarlo en detalle.

    Clau. Puuuucha, te lo perdiste :( lo pasamos súper. Para la otra sin falta.

    Makita. Si, difícil de creer pero soy real jajaja Eres mi testigo de fe.

    Marieta. Estoy a punto de contratarte para escribir un guión de película porno jajajaj excelente tu sugerencia.

    Y por cierto... aun no lo llamo ni le escribo :( tan loca que soy a veces y tan pava otras.

    Besos a toooooodas! Gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  9. Churro you are the best! Seca, yo no tengo la "valentía" de ser tan directa
    (sera que soy muy cartucha?)... Te pasaste y con respecto a lo del mensaje que sea algo corto y preciso.
    Saludos Churrito!

    ResponderEliminar
  10. Me encantó la sugerencia de "hablemos de sexo" que dieron más arriba; la reemplazaría por el consejo que te di de ser más directa, jajaja. Es pedir un follón con más sutileza, es directo y a la vez sensual.

    Firma.
    Tu amiga y marida Alfa :P (que ya sabes quien soy pueh!).

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top