Adiós, Barney Stinson

Por Hey_Valentina desde Chile

Si esperabas desahogos llorones en el final de la serie televisiva How I Met Your Mother, te equivocaste; esos ya abundan en los: blogs, Twitter y otras páginas de ocio. Pero considerando la injusticia divina que se cometió contra uno de los mejores personajes de comedia de todos los tiempos, quise rendirle mi más digno y merecido adiós. Hablemos de "Barney" y de cómo él sostuvo esta comedia -que relataba la historia de "La Mamá" que, al final, resultó que no se trataba de ella- durante sus últimas tres temporadas.

Obviamente, esto se debió a que el personaje de "Ted" era demasiado aburrido como para que la historia se fundamentara exclusivamente en él. Los personajes de "Marshall" y "Lily" formaron una de las parejas más adorables de la televisión, pero por sí solos, no le llegaban ni a los talones a nuestro "Barney Stinson", interpretado por el actor Neil Patrick Harris.


¿Por qué amo/amamos a Barney?
Yo lo amo y tú lo amas principalmente por esas célebres frases que él acostumbraba a decir, tales como: legendary, wait for it, high five, challenge accepted, true story y muchas más. También, por crear The Bro code o The Playbook, y por ser el único personaje de la serie que, a lo largo de sus nueve temporadas al aire, siempre vistió con traje sastre. Pero sobre todo, porque logró demostrar que, hasta los machistas y peores hombres en la faz de la Tierra, pueden llegar a enamorarse.

Con todo lo anterior, y tras darle un boost a la serie, creí que lo mínimo era darle un final feliz, digno para "Barney". Pero no fue así. Al parecer, los creadores sufrieron una "embolia cerebral"; y sorpresivamente, decidieron que "Robin" (aka nuestra rolemodel), se quedara con "Ted". Verdaderamente, lo que hicieron fue "masacrar" su esencia de mujer, ya que "Robin" y "Ted" eran dos polos opuestos.


¿Por qué odio a todos los "Ted Mosbys"?
Desconozco el porcentaje de audiencia del sitcom, con respecto a mujeres y hombres, pero hay que reconocer que nosotras preferimos los finales felices sobre los finales inesperados. Especialmente, cuando se trata de series tan "mamonas", donde el personaje principal es tan "afeminado" como "Ted Mosby". ¿Dejé claro por qué los odio?


Exijo un final feliz
¡Sí! Lo hago igual que exijo que mi café sepa sabroso todas las mañanas. Igual que espero que el pastel de chocolate en la vitrina sea tan rico como luce, o igual que el mino (chico) de turno supere mis expectativas, al menos por un tiempo.

Como si fuera poca la controversia desatada a raíz de este decepcionante final, próximamente desarollarán una serie derivada/spin off del personaje de "La Mamá"; esa misteriosa y tan esperada mujer que, al final, no tuvo trascendencia alguna con la trama, tras nueve años de larga espera. En fin, este fue mi humilde homenaje al carismático "Barney Stinson", a todas sus ingeniosas muletillas, a su concepto del Suit Up!, etcétera. 

Adiós, "Barney Stinson". Te extrañaremos.



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Barney vuelveeeeeeeeeeeeeeeeeeee !!!!! me alegrabas la vida.... No me gusto el final, no entiendo porque no resulto lo de Barney y Robin. Y que mataran a la esposa de Ted, no se NOOOOOOOOOOOOOOO me lo compre, exijo final feliz también

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top