J u n t é m o n o s e n T w i t t e r

Por Ciudadana Histérica desde Chile


La tecnología ha pasado a formar parte de nuestras vidas desde hace años ya. Cada vez, invade más y más nuestros hogares, hasta el punto de que nuestros hijos no pueden concebir la vida sin ella. Desde el control remoto de la televisión, el iPhone, los objetos inalámbricos pequeños, livianos, ¡y ojalá en 3D!


Con el toque de un botón
Por mi parte, disfruto de los nuevos juguetitos. Para mí, Apple la lleva. ¿Nuestros abuelos habrían imaginado que, no sólo leeríamos un libro a través de un teléfono celular, sino que además lo compraríamos de la misma forma?; ¿que el pago de una cuenta es tan fácil de hacer como prender un equipo?; ¿que podríamos ver a nuestros hijos en sus salas de clases, desde la oficina o desde la casa?

Hoy día, podemos acceder a toda información imaginable, desde: tareas, diccionarios, traductores, compras, todo a un clic. Hablamos gratis con quien queramos por Skype, chateamos en cualquier página de Internet y nos invitan a "encontrarnos en Facebook" o "juntarnos en Twitter". También enviamos fotos y bajamos música; todo, todo, todo desde el mismo lugar. Nos basta una silla cómoda, un equipo bueno y rápido, los servicios de Internet contratados en casa y una buena taza de café o vino blanco heladito, para pasar noches jugando con los aparatitos.


A pesar de todo, me falta algo
Así, todo, con la comodidad y rapidez que todo esto conlleva, a mí me falta algo. Es raro, hay mucha tecnología, pero sigo prefiriendo que me miren a los ojos cuando me hablan y dejen de lado los Blackberrys y demás, mientras conversamos. Sigo prefiriendo mi reunión mensual y mis almuerzos diarios con mis amigas, donde nos abrazamos, gritamos, hablamos al mismo tiempo e igual nos entendemos. Me gusta el olor a playa, caminar en la calle y evitar pisar los paños de los vendedores ambulantes. Me gusta agarrar un libro de lindas tapas y colores, con mis propias manos, y tocar sus hojas. 

Facebook me reencontró con aquellos de los que hace tiempo nada sabía; veo sus cambios, sus hijos, sus nietos, sus gustos y formas de pensar. La tecnología me comunica con mi familia que está lejos, pero me falta tiempo para tomar del brazo a mi hermana o caminar hasta el Starbuck's; que ambos están más cerca de mí.

Así que, a menos que Twitter sea un café, donde sirvan un "cortado" bien caliente y cargado con un rico trozo de torta, yo prefiero que nos juntemos en otro lado.


¿Y tú?



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Totalmente de acuerdo, creo que de alguna forma las RRSS nos mantiene cerca de los nuestros pero a veces eso puede hacer que no los extrañemos tanto como para juntarnos con ellos y mirarnos las caras, abrazarnos o conversar mirándonos a los ojos, eso siempre será mejor y más importante que todo lo demás

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa ciudadana histérica.
    Acertiva y fresca ! Like it

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top